Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pymes exportadoras

Bioscience se abre paso con tecnología

Comercio exterior

Fabrica equipos para realizar electroencefalografías y exporta el 75 por ciento de lo que produce

 
 

La imagen muestra decenas de sensores que van desde la cabeza de un paciente hacta un tablero conectado a una computadora. Se trata de un procedimiento médico que se denomina electroencefalografía y que registra las señales que emite el cerebro. La foto no es la de un laboratorio de Estados Unidos, sino que la obtuvo Bioscience, una pyme argentina que fabrica estos equipos y los exporta a toda América latina. Vende en el exterior más del 75% de su producción.

Ahora comenzó a especializarse en la realización de videos electroencefalógrafos, una herramienta especial para el estudio de pacientes con epilepsia, ya que le permite al médico ver de qué parte del cerebro proviene la crisis.

El director de Bioscience, Claudio Bedoya, aclaró que su producción no es una invención local, pero el hecho de que ellos estén haciendo este desarrollo es importante porque era algo que sólo podían hacer las empresas muy grandes de primera línea. "El equipo tiene la posibilidad de albergar 64 electrodos en la cabeza del paciente, lo que brinda un estudio preciso", explicó Bedoya.

Agregó que el desarrollo del video electroencefalógrafo constituyó un punto de inflexión para comenzar a exportar estos equipos. "Tomamos la decisión de participar en un congreso de la especialidad en San Pablo, en 1997 -comentó-, y el resultado fue muy bueno. En aquel entonces nos plantearon que si ofrecíamos los mismos resultados que los fabricados en Estados Unidos optarían por nosotros debido a la diferencia de costos.

"Hicimos demostraciones en hospitales y centros médicos, y a los pocos meses estábamos comerciando con Brasil y, más tarde, montamos nuestras oficinas en San Pablo."

La fórmula se trasladó de la misma manera al otro lado de la cordillera: Chile. Fue el segundo lugar de desembarco y de allí en más llegaron a los restantes países de la región, como Venezuela, Colombia y México.

Apertura global

La entrada en el nuevo milenio fue para Bioscience algo más que el cambio de siglo. Significó la llegada al hemisferio norte a través de la puerta grande.

"Nuestro hito exportador comenzó con la participación en un congreso internacional de epilepsia en la ciudad de Praga. Nos contactamos con una empresa canadiense de primera línea, Stellate Systems, el número uno en software para este sector, con una experiencia de 30 años. Luego de una reunión en Canadá hicimos un joint venture para atender a toda América latina y para ser proveedores de hardware fuera de América latina", sintetizó Bedoya.

Desde la firma del acuerdo sólo se necesitaron tres meses de trabajo para tener el primer producto terminado y funcionando. Bedoya resaltó que el proceso de ensamblar tecnología no se hace de un día para el otro; requiere superar muchas barreras técnicas.

A fines de 2001, cuando el país entraba en una de sus peores crisis, realizaron la primera venta fuera de América latina. Hoy hay equipos funcionando en Taiwan, India e Indonesia y, entre los futuros mercados, se encuentran España, Suiza y Portugal.

Por estos días, la empresa está desarrollando otra herramienta con la misma base tecnológica, pero que se utiliza para registros de distintos parámetros del sueño; además de la información electroencefalográfica se toman otras señales, como la actividad cardíaca, respiratoria y los movimientos oculares.

Con el tiempo, también llegaron los reconocimientos: Bioscience recibió el primer premio "La ciudad produce y exporta" que otorgó el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y pudo certificar ISO 9001/2000. Y va por más: espera ingresar en China a fines de 2004. .

Por Federico BoschPara LA NACION
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYInseguridadSergio MassaFrente Amplio UNENPapa FranciscoRicardo Bauleo