Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Zozobró en medio de una tormenta y sufrió importantes daños

Llegó a Ushuaia el crucero averiado y no podrá zarpar

Información general

No hubo heridos entre los tripulantes

USHUAIA.- El barco de pasajeros Caledonian Star, que zozobró este fin de semana en medio de una tormenta en mar austral, entró en el puerto de esta capital escoltado por los buques de la Armada Alférez Sobral e Intrépida, que lo asistieron en la emergencia.

El crucero no podrá zarpar "hasta reunir los elementos indispensables para poder navegar" con destino a la ciudad chilena de Punta Arenas, donde entrará en reparación, informaron fuentes de la Prefectura Naval.

Los 119 pasajeros del buque, que promedian los 60 años de edad, y parte de los 70 tripulantes, embarcaron en la mañana de ayer en un avión de línea hacia Buenos Aires y luego se dirigirán a sus países de origen. La mitad de ellos son británicos, buena parte norteamericanos y el resto pertenece a otros países de Europa.

La embarcación, con bandera de Bahamas, podrá salir de Ushuaia sólo si restablece el sistema de comunicación, las luces de navegación y al menos un radar, requisitos indispensables para dotar al buque de mínimas medidas de seguridad.

Autoridades de la empresa armadora a la que pertenece el barco siniestrado arribaron anoche a Ushuaia para evaluar las condiciones de la embarcación y la posibilidad de contratar un remolque que lo lleve a Punta Arenas.

El Caledonian Star había partido el último viernes de las islas Malvinas con destino a Ushuaia, pero una tormenta con vientos de 160 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 210 generó un tren de olas de 15 metros de altura que se abatieron sobre el crucero, provocaron la ruptura de los vidrios del puente de mando y abolladuras en un alerón de acero de la estructura.

El agua inundó el centro de comandos del buque, dañó los sistemas electrónicos, inutilizó el equipo de comunicaciones y provocó un corte de energía general. La tripulación debió apelar al uso de placas y tacos de madera para mantener el puente estanco y evitar que el agua inundara otros sectores.

El titular de la Agencia Marítima Internacional (AMI), Daniel Szerdahelyi aseguró a La Nación que los pasajeros "no tuvieron conciencia del peligro porque les ordenaron permanecer acostados en sus camarotes".

El Caledonian Star arribó ayer al puerto de Ushuaia navegando con un compás magnético y un GPS de mano, pero guiado por el aviso Alférez Sobral, al mando del capitán Jorge Amato, que lo interceptó anteanoche en la boca del estrecho Le Maire y lo guió por los bajos fondos del canal de Beagle.

El jefe del Centro Coordinador Búsqueda y Rescate de Ushuaia, Xavier Oyarzábal, dijo que uno de los partes de socorro del Caledonian pedía "un buque de apoyo", y mencionó la posibilidad de "evacuar a los pasajeros".

Oyarzábal convocó a los cuatro buques pesqueros que operaban en la zona y al avión B-200 de la Armada, que partió de la base aeronaval de Trelew para identificar la posición del buque.

El crucero, de 90 metros de eslora y 3000 toneladas de desplazamiento, pudo llegar por sus propios medios, y a una velocidad de 13 nudos, al encuentro del Alférez Sobral. Los cruceros de turistas que navegan por el mar austral y llegan a internarse en la Antártida cumplen con el requisito de poseer un casco ice class, que exigen las compañías aseguradoras, lo que parece insuficiente para afrontar sin consecuencias las condiciones de navegabilidad de la zona. .

Silvio Bocchicchio
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015