Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El clown, creador de juegos de humor

Sábado 29 de noviembre de 2003

"Elemental". Espectáculo de la compañía Clun. Elenco: Irene Sexer, Mariana Rub, Silvina Sznajder, Mariano Llona, Ariel Kotlar, Gabriel Cohan, Diego Lejtman, Sergio Kalinosky, Jorge Luis Freire. Diseño de escenografía: Azul Borenstein. Diseño de iluminación: Eli Sirlin. Vestuario: Marcela Vilariño. Máscaras y pelucas: Sidney Page. Caracterización: Leandro Panetta. Coreografía: Marcelo Katz y Valeria Kovadloff. Música: Lšdig y Huges Le Bars. Asesoramiento creativo: Martín Joab. Dirección general: Marcelo Katz. Sábados y domingos, a las 16.30. En el Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551, Sala A/B. Entrada: $ 2. Nuestra opinión: muy bueno

Todo comienza con un clima acotado, en el que aparece un hombre vestido de negro con una valija de la que finalmente sacará un ramo de flores que se multiplica cuando intervienen los otros personajes, que llevan máscaras de clown.

Detrás de él, una pantalla servirá para sugerir escenarios, interactuar mediante imágenes y también jugar con la proyección de siluetas. Debido a eso, casi inmediatamente se instala el clima onírico, que a veces se dispara a imágenes fantásticas, pero retorna inmediatamente al humor por el absurdo, como cuando una cuerda se tensa y se rompe, para dar lugar a más juegos.

La música pauta todo, no hay palabras y la sucesión es continua, sin interrupciones. La acción va evolucionando como un juego loco en el que cada uno de los integrantes puede protagonizar la nueva sorpresa.

Las distintas secuencias presentan diversas situaciones. Un personaje es sorprendido por los juegos de los otros que no le dan tiempo a reaccionar y termina integrándose, o se trata de una travesura armada por todo el conjunto, o es la situación de uno solo ante las imágenes en la pantalla que parecen burlarse de él, como una lluvia que se corre de lugar, o un paisaje que cambia.

Hay escenas con máscaras, con globos, juegos con humo y siempre está asomando la vuelta de tuerca sutil que provoca la risa. El que más se ríe es el espectador adolescente o adulto, que capta mejor todas las sutilezas.

Fascinación

Los niños, en general, se quedan fascinados y atentos al principio, atrapados por el movimiento y los cambios de imágenes. Cuando se desarrolla la escena de los globos musicales, que terminan sobre el escenario, después de explotar o no, algunos niños intentan acercarse y tomar esos restos, como quien cosecha trozos de la diversión.

Es posible que esto ocurra también porque en algún momento la fascinación de la imagen sorprendente se acaba, y ya no esperan un final de historia. Frente a esto que pasa delante de ellos, ya que no lo entienden, tal vez deciden hacer su propio juego. De todos modos, "Elemental" tiene un gran mérito por su ajustada precisión coreográfica, el movimiento escénico constante y los toques de humor: produce placer verla, siempre que se acepte el código de la propuesta.

Resulta muy interesante la escena de la orquesta, integrada por músicos muy absurdos e instrumentos excéntricos que tienen partes con más de un ejecutante, de modo que los artistas se apoyan uno en el otro para poder tocar.

El resultado es completamente original, una apología de ese absurdo inocente e infantil, totalmente desprejuiciado, del clown.

Ruth Mehl

Te puede interesar