Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Cómo evitar contratiempos

Si la valija se pierde, a no desesperar

Turismo

Las aerolíneas están cada vez más dispuestas a beneficiar a los pasajeros que sufren un mal trago con su equipaje

¿Alguna vez viajó en avión y se perdieron sus valijas? Si nunca le pasó, de ahora en más seguramente deseará que le suceda. Varias aerolíneas están siguiendo a rajatabla la vieja política de el cliente siempre tiene la razón y, en consecuencia, tratarán que ese mal trago se traduzca en beneficios. En vez de maldecir el destino, debería pensarse en el medio vaso lleno de esa desgracia con suerte que ha llamado a la puerta.

Con las reiteradas disculpas y las cifras de dinero que las empresas están dispuestas a desembolsar para enmendar ese traspié, se podría renovar al fin toda la lencería, comprarse el perfume importado que hace tanto tiempo no le regalaban, un trajecito mejor que el que traía, algunas camisas y varias cosas más.

"No existe mínimo y el máximo lo determina el peso del equipaje. La indemnización no varía por la clase utilizada, sino por la cantidad de kilos del equipaje". comentan en Iberia. Cuando abandonan el discurso protector del Convenio de Varsovia, que los resguarda de los turistas insaciables, la política de Servicio al Cliente de todas las aerolíneas los inclina a minimizar molestias. Algunas son más dadivosas con primera clase, clase ejecutiva, o sus viajeros más frecuentes. Pero nadie se queda sin su compensación.

Paso a paso, peso a peso

Con la documentación del vuelo y equipaje, un turista que viaje por LanChile deberá reclamar, antes de abandonar la Aduana, ante el Servicio de Equipajes, en Arribos. El pasajero de Lufthansa irá a la Oficina de Reclamos, y el de Iberia está a tiempo mientras no abandone el aeropuerto.

Algunas empresas ofrecen millaje, otras pagan un anticipo en efectivo y la tercera opción es un reembolso contra presentación de los tickets de compra. En Budapest no pagarán lo mismo que en Chicago, porque en cada país existe un monto máximo que está en relación con el costo de vida local. "La responsabilidad por pérdida, daño o demora en la entrega del equipaje está regulada por normas nacionales e internacionales detalladas en el pasaje. El concepto sobre el cual se calcula el monto es que debe poder cubrir razonablemente el costo de elementos de primera necesidad (ropa, calzado, higiene, etcétera)", explica Lufthansa.

Para la mayoría de los viajes internacionales, el límite de responsabilidad es aproximadamente US$ 20 por kilo para el equipaje despachado. Lufthansa, de todos modos, tiene fama de ser una de las más generosas. Por el equipaje de mano (que en casi todas las empresas es responsabilidad del pasajero), puede llegar a reembolsar hasta US$ 400, si se comprueba fehacientemente que la aerolínea tiene arte o parte en su extravío.

El trámite suele ser ágil, 24 horas en Iberia y no mayor a 48 en las demás compañías. Si tres días después de la denuncia de extravío no hay noticias, Lufthansa, por ejemplo, le pide al pasajero que describa qué guardó en sus maletas. Esa información se envía a la Casa Central en Alemania y comienza el rastreo por el contenido. Si el intento es infructuoso, se paga la indemnización. Tal vez el equipaje fue violentado (roto el candado, revuelto el contenido o algún artículo desapareció).

En este caso, también hay que denunciarlo. Si el pasajero no lo notó inmediatamente, varias empresas otorgan un máximo de 7 días corridos para notificarlo.

Nunca faltan casos curiosos. El traspaso de algunos husos horarios parece dejar huellas neurológicas en algunos pasajeros que, al llegar a la cinta, no reconocen la mochila que ellos mismos empacaron y se llevan la de otro.

Los vuelos de cabotaje dan menos

En el caso de los viajeros de cabotaje, la historia es otra. Hay que tener en cuenta que la ley es menos generosa con las indemnizaciones dentro del territorio nacional: $ 20 por kg de equipaje despachado y extraviado.

La indemnización que otorga Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, "contempla el contenido del equipaje extraviado en forma global, sin discriminación alguna".

Los artículos electrónicos y los objetos personales no deben ser despachados, sino ir bajo custodia del pasajero --dicen enfáticamente--.

El monto que se paga en nuestro país está regulado por el Código Aeronáutico y la resolución N° 1532/98 ME y OSP", aclaran.

La indemnización solamente se paga si se agota la búsqueda y la valija parece haber sido tragada por el Triángulo de las Bermudas.

El monto se abonará al concluir el viaje, cerca del lugar de residencia del viajero.

Mientras tanto, sólo se contemplan gastos para artículos de higiene y tocador, si el turista está lejos de su casa.

Aunque se rige por la misma legislación, Southern Winds está dispuesta a escuchar y analizar cada caso particular.

Aunque brindan 7 días de plazo para notificar el extravío, para evitar triquiñuelas.

Artículos de valor, bajo custodia propia

Las aerolíneas recomiendan enfáticamente no despachar laptops, joyas, documentación importante, cámaras fotográficas o artículos electrónicos, sino transportarlos como equipaje de mano.

Aun así, algunos turistas suelen empacarse como una mula a la hora de armar sus valijas y, precisamente, guardan todos esos artículos prohibidos donde no deberían hacerlo. Por eso, en LanChile, los artículos electrónicos son los ítem más reclamados. Iberia salomónicamente invita a leer la letra chica del billete del pasaje: "El ítem responsabilidad de equipajes establece que las compañías aéreas no asumen responsabilidad por cosas frágiles, valiosas o perecederas". .

Mónica Martin
TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División