Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Rechazo político a la privatización del Banco Nación

El directorio acelera su asociación

Martes 13 de marzo de 2001

La propuesta de privatizar el Banco Nación, que está bajo el análisis del nuevo equipo económico, provocó ayer una fuerte ola de rechazos en el sector político.

Sin embargo, a raíz de este debate, el directorio de la entidad decidió acelerar los tiempos del ingreso de uno o varios socios estratégicos del sector privado para acompañar al Estado en los negocios de seguros de salud, generales, leasing y factory.

En principio, estaba previsto que una comisión presidida por Alberto Spagnuolo estudiara en un mes las bases para llamar a un banco de inversión o a una consultora que estaría a cargo de reclutar a los eventuales socios.

Pero la idea del nuevo equipo económico modificó esa estrategia, por lo cual pasado mañana el directorio del banco intentará apurar la decisión sobre este tema.

En la jura de su nuevo equipo, el ministro Ricardo López Murphy se negó a referirse al tema, pero el flamante secretario de modernización del Estado, Manuel Solanet, dijo que se encuentran "estudiando todas las alternativas posibles de privatización que aún restan en el Gobierno", entre las que incluyó al mayor banco público argentino.

El ministro sólo indicó en términos generales que "el esfuerzo central va a ser cumplir con el programa que la Argentina tiene en vigencia tanto en materia presupuestaria como en materia de acuerdos con las provincias, así como en materia de acuerdos con los organismos multilaterales, así como en acuerdos de financiamiento".

Olivera lo descarta

A coro, el presidente del Banco de la Nación Argentina, Enrique Olivera, y el jefe de Gobierno de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, descartaron que la entidad oficial sea privatizada.

"El Presidente de la República ha sido muy claro, incluso en el último mensaje del Congreso, respecto de que el Banco de la Nación va a seguir siendo un banco público", afirmó Olivera.

De todos modos, el titular del Nación admitió que la entidad "tiene dos dificultades grandes sobre las cuales estamos trabajando. Una es la cartera agropecuaria, que es una cartera pesada que viene desde hace muchos años, y otra es el atraso tecnológico".

Por su parte, Ibarra afirmó que el Frepaso "siempre" se opuso a la privatización del Nación y recordó que su mantenimiento en la esfera pública "es uno de los postulados de la campaña, incluso del propio presidente" De la Rúa.

En la misma sintonía, el diputado Carlos Raimundi (Frepaso) dijo que, de llevarse a cabo esta idea, la Alianza "estaría rompiendo un compromiso que sostuvo durante la campaña, además de quitar a los argentinos un interlocutor válido para negociar con los mercados".

Una decena de diputados del Frepaso presentó un proyecto de declaración, impulsado por Alfredo Villalba, que expresó su rechazo a una eventual "privatización o tercerización de los servicios" del Nación. Además de Villalba, firmaron sus pares María América González, Marcela Bordenave, Eduardo Macaluse, Ramón Torres Molina, Enrique Cardesa, Alicia Castro, Graciela Ocaña, José Luis Lanza, Federico Soñez, Ricardo Vago, Rafael Flores y Alejandro Peyrou.

El presidente del bloque del PJ, Humberto Roggero, recordó que De la Rúa dijo el 1º del actual en el Congreso que el Banco Nación no se privatizaría. "Ojalá que el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, haya entregado algún ejemplar a Daniel Artana y Manuel Solanet", dos espadas de Economía que defienden esta privatización.

Te puede interesar