Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ruckauf regala zapatillas con su firma y su lema a 800.000 alumnos

Gastó $ 3,2 millones en miles de pares que reparte mediante los consejos escolares

Miércoles 14 de marzo de 2001

LA PLATA.- El gobierno de la provincia de Buenos Aires reconoció anoche en forma oficial que compró 800.000 pares de zapatillas que llevan en la lengüeta, en un lugar visible, la firma del gobernador Carlos Ruckauf, a un costo de $ 4,10 el par.

El calzado deportivo, provisto por tres diferentes empresas argentinas, comenzó a ser distribuido entre alumnos de bajos recursos en las escuelas provinciales. Las zapatillas son totalmente blancas y la única inscripción que se puede leer es la rúbrica del mandatario provincial y la frase que identifica su gobierno: "Buenos Aires para todos".

La aparición de ese calzado motivó ayer una ácida crítica de legisladores aliancistas. El titular de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados bonaerense, Horacio Piemonte, envió una carta al gobernador en la que le solicitó que retire la firma de las zapatillas.

"En momentos donde miles de alumnos no tienen bancos en las escuelas, al gobernador se le ocurre hacer campaña proselitista especulando con las necesidades de los pobres", sentenció Piemonte.

Ayer, la Comisión de Educación de la Cámara baja bonaerense presentó un informe en donde consta que más de 120 escuelas no pudieron comenzar las clases o iniciaron parcialmente el ciclo lectivo 2001 porque presentaban serias deficiencias edilicias.

El calzado es entregado mediante los consejos escolares por el Consejo Provincial de la Familia y Desarrollo, entidad que hasta el 31 de diciembre último estuvo presidida por la esposa del gobernador.

Julio Macchi, secretario de medios de la gobernación y vocero de Ruckauf, fue el encargado de responder oficialmente sobre la cuestión: "La firma está en la lengüeta y cuando se atan los cordones, no se ve. Por lo tanto, no existe la tan mentada publicidad", apuntó.

El año último, la polémica ya se había desatado cuando el mismo logo apareció en las ropas entregadas a los jóvenes participantes de los Torneos Juveniles Bonaerenses. En esa oportunidad, Ruckauf desestimó las críticas. "Es mucho más importante la felicidad de los jóvenes que participan en los torneos", dijo.

Anoche, otra fuente oficial del gobierno provincial confirmó a La Nación que la compra de zapatillas alcanzaba la cifra de 800.000 pares. "Quinientos mil de entrega inmediata y los otros 300.000, pautados por un cronograma", sostuvo.

Según el informante, hubo un llamado a licitación entre los meses de diciembre y enero últimos, en los que "se respetaron las leyes de compre argentino y fueron tres las firmas adjudicatarias, a razón de $ 4,10 el par". La fuente refirió también que se optó por la mano de obra nacional, pese a que una empresa de Taiwan había cotizado más bajo.

El costo de los 800.000 pares de zapatillas con la firma del gobernador representan a la provincia un gasto de $ 3.200.000.

El vocero Julio Macchi, en tanto, explicó que a la hora de decidir colocar la firma del gobernador, también se apuntó a "abortar el negocio de la reventa de elementos que se regalan".

Hasta el momento, de acuerdo con el diputado Piemonte, se distribuyeron algunas partidas, principalmente, en el conurbano. Unos 3000 pares fueron destinados a Hurlingham; 3325 a Morón; 26.000 a Lomas de Zamora; 1000 a Berazategui; 3000 a Ensenada y otros 3000 pares a General Rodríguez.

A las críticas de Piemonte se sumó la senadora del Frepaso Susana Moledo, que presentó un proyecto de declaración en repudio por la "propaganda política" grabada en el calzado. "Los recursos que se utilizan para aliviar las dificultades socioeconómicas no deben ser utilizados por ninguna autoridad que ocupa circunstancialmente el gobierno para su proyección personal", explicó la senadora.

El director general de Cultura y Educación provincial, José Octavio Bordón, aseguró desconocer la partida del calzado con la firma del gobernador.

Por Jesús A. Cornejo De la Redacción de La Nación

Te puede interesar