Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otra vez, en duda la Alianza

LA NACION
Viernes 16 de marzo de 2001

Nunca como en estos días en el Frepaso flotó tanto la idea de retirar al partido de la Alianza y del gobierno del presidente Fernando de la Rúa. Pero aún no se agotan las gestiones, que incluyen al mismo jefe frepasista Carlos Alvarez, para evitar ese desenlace traumático.

El alcance de las medidas que anunciará hoy el ministro de Economía, Ricardo López Murphy, determinará el futuro de la coalición oficialista. Alvarez resolvió otorgarse, tras el anuncio, unos días de silencio y análisis del impacto del paquete económico.

El lunes o el martes se reunirá la conducción del Frepaso para definir los siguientes pasos. Alvarez, José Vitar y Darío Alessandro, entre otros, deliberaron ayer en la Casa del Frente y concluyeron que, si López Murphy respeta lo que les anunció hace tres días, insistirán en que las medidas "no tienen viabilidad política" en el Congreso.

Vitar lo dijo ayer en público; De la Rúa le pidió que se rectificara y todo quedó en la nebulosa. No pareció un buen prólogo del anuncio. "No es descabellada la ruptura, pero no nos planteamos ese escenario, por ahora. Ya les avisamos que la ortodoxia extrema nos llevará a una catástrofe", dijo un frepasista muy cercano a Alvarez.

Pronosticó que en una economía deprimida y con crisis social terminal, el ajuste de 2000 millones de pesos podría desatar un incendio en calles y rutas, al margen de la debacle electoral en octubre.

* * *

Un factor sigue postergando la fractura: Alvarez no está dispuesto a ser responsabilizado por el establishment económico de un eventual fracaso brutal del Gobierno. Pero diversos datos nuevos empeoraron el clima, de por sí denso. Alvarez conocía y no detuvo a su esposa, Liliana Chiernajowsky, funcionaria del gobierno porteño, que dijo a la revista Trespuntos que ella retiraría al Frepaso del gobierno nacional. "Fue un gesto directo de Chacho, casi un aviso", tradujo un frepasista.

El jefe del Frepaso se siente agraviado, además, por el mal trato dispensado a Ricardo Mitre, al ingresar en la Casa Rosada. Su hombre y nuevo secretario general de la Presidencia fue acotado en sus funciones presupuestarias y en su espacio físico. Quedó confinado a un despacho en la planta baja de Balcarce 50, escondido y sin baño propio.

El bloque de diputados de la Alianza, dirigido por el frepasista Alessandro, siempre fue el ámbito de diálogo entre los partidos de la coalición, incluso en las peores crisis. En estas horas, el nivel de conflictividad creció en ese último reducto en donde la Alianza latía con cierta vitalidad.

Dentro de este panorama, De la Rúa obtuvo una alentadora noticia. El bloque de la UCR se alineó ayer con reservas detrás de López Murphy, pero no logró que lo hiciera el presidente del radicalismo, Raúl Alfonsín. En medio de todo, Alvarez envió discretos mensajes de adhesión a la popular diputada Elisa Carrió, disidente en la UCR, que ésta respondió con silencio. Y Domingo Cavallo no está tan seguro como antes de conducir el Banco Central.

Te puede interesar