Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ejercicios bajo el agua

Sumergirse en el gimnasio

Moda y belleza

La natación y otras actividades acuáticas se recomiendan para mejorar el tono muscular y estimular la circulación

Los días de verano son ideales para practicar actividad física acuática y mantener los logros obtenidos durante un año de gimnasio. Hacer ejercicios en el agua o practicar natación tiene sus ventajas: la flotación reduce la posibilidad de tensiones en las articulaciones, eliminando así el riesgo de lesiones. También facilita la movilidad oseoarticular.

Además, la presión hidroestática (la que se siente en los oídos y aumenta a mayor profundidad) favorece el retorno venoso, y su acción es similar a un drenaje linfático para el organismo. Al no tener la carga de la gravedad, en ese medio líquido el peso del cuerpo disminuye un 87%, achicando notablemente el riesgo de lesiones. Al ser un medio más denso que el aire, el agua opone resistencia a los movimientos, obligando a desarrollar la fuerza muscular. Por esta razón, al necesitar más trabajo para moverse y al ser más difícil mantener el equilibrio, la actividad física desarrollada en el agua exige un mayor trabajo a conciencia.

Las propuestas de gimnasia en el agua, con sus distintos nombres, coinciden en trabajar la parte cardiovascular y el tono muscular.

Además, los músculos abdominales y los glúteos están siempre contraídos durante las clases, para mantener una postura correcta.

Beneficios

Las clases pueden ser localizadas o aeróbicas, y los movimientos son más lentos que en una tradicional, en el gimnasio. Con los brazos adentro del agua se varía la intensidad de los ejercicios según las posiciones de las manos. Sumergidos hasta el pecho, la resistencia la ejerce el agua misma y otros elementos, por ejemplo, pelotitas, pesas u objetos de goma. Para fortalecer los brazos, los ejercicios pueden realizarse con manoplas. ¿Sus beneficios? Generan un importante gasto calórico, no producen impacto ni causan lesiones. Es una alternativa para personas de todas las edades, gente con dolencias articulares o reumáticas (que no pueden saltar ni realizar actividades de impacto).

Como la gimnasia acuática se realiza en zonas en que se hace pie, no es necesario saber nadar. Las clases duran entre 45 minutos y una hora, y conviene repetirlas dos o tres veces por semana. En una hora de gimnasia en el agua se gastan alrededor de 255 calorías. La natación trabaja todo el cuerpo, de modo que hay quienes dicen que es la mejor de todas las actividades físicas. Sin embargo, su fuerte es el trabajo respiratorio y el de los músculos de la espalda, brazos, piernas, glúteos y del abdomen.

Todos los estilos (crol, pecho, espalda, mariposa) trabajan por igual todo el cuerpo, aunque el mariposa es el más difícil de todos y el último en aprenderse, cuando ya se dominan los otros. Requiere mayor fuerza y coordinación. Respecto del gasto calórico, si la natación se practica con la misma intensidad proporcional que la que se emplea para una carrera se pierde el mismo peso. La proporción es de 4x1, es decir que si se corren 1,500 metro en seis minutos, la misma distancia se debe nadar en 24 minutos. En promedio, nadar una hora quema entre 382 y 670 calorías.

Otros deportes

  • Windsurf. Se realiza con una tabla (cuanto más chica, más profesional) y una vela. Trabaja piernas, brazos, dorsales, abdominales y la zona lumbar. Exige una base muscular previa para evitar lesiones lumbares o de articulaciones.
  • Remo. Es un deporte aeróbico que trabaja las piernas y el tronco superior del cuerpo. No tiene contraindicaciones, pero exige un correcto control para evitar lesiones por malas posturas. Para un buen entrenamiento se aconseja remar tres veces por semana, una hora y media cada vez.
  • Waterpolo. Se practica en la parte honda de la pileta. Con un arco en cada extremo, son dos equipos que se van pasando la pelota para meter goles. Es un trabajo predominante de piernas, que exige saber nadar muy bien, y requiere de un entrenamiento tanto adentro como afuera del agua.

Asesoraron: Patricio Louzao, instructor de remo y canotaje, (15) 5323-0714; Hernán Brisco, entrenador físico, (15) 4401-2661; Adriana Bosso, instructora de gimnasia, (15) 4499-5861; Daniel Tangona, entrenador físico, (15) 4447-9567; Aquario, Blanco Encalada 3610, 4543-3661; Le Parc, San Martín 645, 4311-9191; Gerbo Sports, Nazca 1932, 4581-3065; Analía Lugo, instructora de natación y kinesióloga 4776-0781. .

Malú Pandolfo
TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona