Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Espectáculos

 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pantalla chica: más novedades

Llega "Jesús, el heredero"

Espectáculos

Joaquín Furriel y Malena Solda protagonizan la nueva telenovela de Raúl Lecouna que comienza hoy, en Canal 13

 
 

Hasta hace poco, Malena Solda y Joaquín Furriel componían la pareja más hechizada de la historia de la telenovela argentina gracias a la acción de Laura "la Colorada" Azcurra, encargada de hacerle las mil y una en "Soy gitano", el gran éxito de la temporada 2003 de Canal 13.

Desde hoy, a las 19, ambos tendrán su primer protagónico de TV en la telenovela producida por Raúl Lecouna para Canal 13, "Jesús, el heredero", donde Furriel será Jesús Reyes, un carpintero que vive en un convento, y Solda será Pilar, la hija de un poderoso bodeguero.

-¿Qué opinás de esta referencia a Jesús que hace la telenovela, no sólo por el nombre sino por tu aspecto físico y algunos detalles del personaje como, por ejemplo, que trabaja en una carpintería?

Furriel: -Del look Jesús, no sé. Cada uno tiene su propia estampita. Puede haber un parecido, depende del cuadro que mires. Cada uno hace a su propio Jesús. Yo también tengo el mío. Pero no creo tener un aspecto particular... El año pasado decían que era gitano y tampoco soy gitano. Por otro lado, la telenovela tiene algunos puntos de contacto con respecto a Jesús, pero de ninguna manera se centra en el Jesucristo que conocemos.

-Ni vos sos María Magdalena...

Solda: -No, para nada.

Furriel: -Hay algunas cuestiones que son alegóricas al nombre y que tienen que ver con la historia, pero es mejor no adelantar nada.

-¿La novela está ambientada en la actualidad?

Furriel: -Sí. Es una novela tradicional, una historia de amor que va a tener sus conflictos. Pero no me resulta interesante, en principio, hablar de la historia.

-¿De qué te resulta interesante hablar?

Furriel: -De lo que puede significar estar trabajando en esta productora (Central Park, de Raúl Lecouna), que para mí es algo nuevo, del elenco...

-¿Qué genera trabajar acá?

Furriel: -En principio, poder protagonizar una telenovela con Malena es otra responsabilidad. También tener un elenco hermoso como el que tenemos, que va a poder construir las circunstancias que obstaculizen a la pareja. Ellos son los que van a generar las presiones que van a separar a Pilar y a Jesús.

-¿Cómo es repetir la pareja que fueron en "Soy gitano"?¿Cómo es eso de la "química"?

Solda: -Hay algo que uno no puede explicar y que no tiene que ver con la razón ni con nada. Hay química o no la hay Pero hay otras cosas que uno puede tener en cuenta: llevarte bien y estar de acuerdo en la forma de trabajar.

-¿Qué es fácil o difícil al trabajar?

Solda: -Trabajar juntos es fácil en este sentido: estamos de acuerdo artísticamente en muchas cosas, tenemos el mismo criterio o criterios muy parecidos en lo que queremos como actores, en lo que quisiéramos que nuestro personaje sea, en lo que nos gustaría que funcionara en esta novela, y hasta en lo que queremos para una foto...

Furriel: -Con Malena, además, independientemente de "Soy gitano", nos conocíamos de participar en Teatro por la Identidad. Los dos entendemos nuestra profesión como un compromiso cultural que va más allá del éxito televisivo, que tiene que ver con una postura ante nuestra cultura, ante lo que uno dice. Somos una generación en la que se ve claramente el vaciamiento de la década menemista. Hoy está ocupando lugares de poder en nuestra generación mucha gente que no está capacitada culturalmente para ofrecer nada nuevo y se habla todo el tiempo de nada.

-¿El compromiso cuándo se da?

Furriel: -Por ejemplo, ahora que estoy haciendo una entrevista, aunque se trata de un programa televisivo y sé que esto va para una sección de TV, yo no puedo separar el actor que soy de lo que he vivido. Desde ese lugar uno tiene más afinidad y más cosas en común, o no. Con Malena, desde un principio, encontramos muchas cosas en común. En el trabajo nos damos cuenta de que "Soy gitano" fue un vínculo donde juntos enriquecimos una historia. Pero fijate que, a raíz de esta química, se especuló con que éramos pareja. Eso, para mí, es una forma de subestimar el profesionalismo de los actores. Es cierto que trabajando se forman muchas parejas, pero en nuestro caso lo que encontramos fue un código de trabajo.

-¿El compromiso al que se refieren cómo se traduce en una telenovela?

Furriel: -Yo sé la respuesta...

-¿Le damos tiempo a Malena?

Furriel: -(Se ríe.) Claro.

Solda: -En no subestimar al público; en el hecho de que por más que haya 40 escenas no hay que decir: "La hago así nomás". No hay que hacer las cosas de una manera caprichosa. Si tengo que contar un cuento, por más simple que sea, lo tengo que contar bien. Es importante el respeto por uno, por el personaje y por el público.

-Los autores deben agradecer esa actitud...

Furriel: -Bueno, Liliana Escliar y Sergio Bizzio son dos escritores, no solamente de telenovelas. Liliana es una excelente novelista (en TV, la dupla fue autora de "Malandras"; Escliar fue ganadora del premio Planeta de Novela 2000 por "La arquitectura de los ángeles"). Pero, además, la telenovela tiene un alcance popular que excede nuestras fronteras y es una manera de mostrar nuestro país al mundo. Como actores, se nos abre un campo internacional y, como representantes de nuestra cultura, es importante que hayamos hecho, por ejemplo, exteriores en Salta. También para nosotros, como actores que hemos hecho teatro o cine, la telenovela es un género diferente y, desde mi lugar, voy a tratar de enriquecerlo.

-¿Cómo es la TV de la década del 90 de la que ustedes hablan?

Solda: -Un día sos Gardel y al otro día te dicen: "No me servís más".

Furriel: -Hoy por hoy, sabemos que el mejor producto que podemos hacer es un buen programa, con un buen elenco y con una buena historia. Pero últimamente, la televisión llevó todo al plano del reality y del "mambruismo" o del "bandanismo". A mí me ha tocado participar de programas donde el setenta por ciento del elenco no eran actores. Eran modelos o personajes mediáticos inventados. Por eso, para mí es importante que en "Jesús, el heredero", el ciento por ciento del elenco esté compuesto por actores. Una telenovela no es un género que cualquiera puede interpretar.

-Cuando se insiste con algo, se suele marcar una ausencia. ¿Qué pasa cuando no existe ese compromiso del que ustedes hablan? Siento que ustedes proponen: "¿Por qué trabajar mal cuando se lo puede hacer bien?".

Solda: -Tener un papel tan comprometido como ser protagonista de un elenco, da muchas responsabilidades, pero también da la posibilidad de marcar algunas pautas. Para eso nos aseguramos de que quienes estuvieran con nosotros no estuvieran "en otro canal".

-El protagonista marca un estilo de trabajo. Si él trabaja al ciento por ciento, al resto del elenco no le queda otra...

Furriel: -Creemos mucho en eso. Como actor de reparto siempre estuve muy atento a esos gestos. Porque si un protagonista no lee el libro y además dice: "Es una porquería", o "Estoy cansado de esto y de lo otro", ¿qué le queda a uno, que está en un lugar diferente, que por ahí va a trabajar en colectivo, si ve que ese protagonista que seguro cobra un mejor sueldo, no muestra ni pasión por el trabajo ni la ética de llevar adelante un compromiso?

Solda: -Igualmente, me parece que ya cayó un poco ese tipo de actores...

Furriel: -¿Sabés qué me contaba Arnaldo André y leí de Alfredo Alcón o Rodolfo Bebán? Que ellos llegaron a protagonizar telenovelas después de haber hecho un gran recorrido profesional. Claudio García Satur, con quien trabajé en "Don Chicho", me contó todo lo que hizo en teatro antes de llegar a "Rolando Rivas, taxista". A veces uno dice que va a protagonizar una telenovela y todavía existe cierta subestimación por el género. Desde mi lugar y con el poco tiempo que tengo en la profesión, estoy tratando, como Malena, de estar atento a hacer todo lo posible para enriquecer nuestro trabajo.

-Ahora se entiende por qué para ustedes es tan importante estar de acuerdo.

Solda: -Claro. Porque sin estar de acuerdo, podés trabajar igual, pero es agotador.

El camino recorrido

Solda

  • 1996: "El último verano" (Canal 13).
  • 1996/1997: "Verdad-consecuencia"
  • (Canal 13).
  • 1997: "Monelle" (Teatro Babilonia); "Carola Casini" (Canal 13)
  • 1998: "Gasoleros" (Canal 13).
  • 2000: "A propósito de la duda" (Teatro por la identidad); "Buenos vecinos" (Canal 11); "Ojos que no ven" (film de Beda Docampo Feijoó); "Nueces para el amor" (film de Alberto Lecchi).
  • 2001/2002: "Una bestia en la luna" (distintas salas y gira internacional); "Tiempo final" (Telefé); "Los simuladores" (Telefé); "Rebelde way" (Canal 9); "Costo argentino" (film de Mercedes González del Solar); "Los fusiladitos" (documental de Cecilia Miljiker); "De cómo Bukowski" (film de Diego Núñez Irigoyen).
  • 2003: "Soy gitano" (Canal 13);"La zarza ardiendo" (Teatro Nacional Cervantes).

Furriel

  • 1996: "Montaña rusa, otra vuelta" (Canal 13).
  • 1997: "Mateo" (Ensayo 100, Madrid, España).
  • 1998: "El puente" (Teatro Nacional Cervantes); "La nocturna" (Canal 13); "Tenesy"
  • (Teatro Nacional Cervantes)
  • 1999: "Locos de verano" (Teatro Presidente Alvear)
  • 2001: "El sodero de mi vida" (Canal 13).
  • 2002: "A propósito de la duda" (Teatro por la identidad); "099, Central" (Canal 13)
  • 2003: "Soy gitano" (Canal 13).
  • 2003/2004: "Don Chicho" (Teatro Nacional Cervantes).
Por Miriam Molero De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYCristina KirchnerYPF estatalInseguridadElecciones 2015