Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La crisis en Santiago del Estero: comienza una nueva era en la provincia

Pablo Lanusse asumió como interventor

Política

El ex secretario de Justicia viajó junto con el ministro del Interior y prometió "desterrar la corrupción y la impunidad"

Por   | LA NACION

SANTIAGO DEL ESTERO.- A las 21.15, el ex fiscal Pablo Lanusse dijo el tradicional "sí, juro" y quedó oficialmente consagrado como interventor federal de esta provincia en un hecho en el que el tiempo dirá si alcanzará ribetes históricos, ya que podría marcar el fin del régimen político que por más de 50 años instauró el caudillo Carlos Juárez.

El acto se celebró en el Salón de Acuerdos de la casa de gobierno local, bautizada con el nombre del caudillo Juan Felipe Ibarra, y de espaldas al balcón que apenas 48 horas atrás habían ocupado la por entonces gobernadora, Mercedes "Nina" Aragonés, y su esposo para anticipar su despedida del poder.

La caída de los Juárez aún no es un hecho, ya que dependerá de la gestión que desarrolle Lanusse en los próximos 180 días -plazo que durará la intervención y que el delegado del Poder Ejecutivo Nacional dijo que cumplirá- para desarticular la hegemonía política absoluta que ejerce el matrimonio en este distrito.

Así lo plasmó el flamante interventor en su breve discurso de asunción, tras haber prestado juramento ante el ministro del Interior, Aníbal Fernández, que acompañó a Lanusse en el avión de la Armada Argentina que trasladó al ex secretario de Justicia y a su gabinete.

"Mi compromiso es desterrar la corrupción y la impunidad de la provincia y abordar también las cuestiones sociales", afirmó el funcionario que, como primera medida, dijo que ordenará a la Auditoría General de la Nación (AGN) un balance del estado de las cuentas provinciales.

Intentó espantar así el fantasma de la anterior intervención, encabezada por el cavallista Juan Schiaretti, a la que los santiagueños acusan de haber dejado en ruinas la provincia. A partir de esa auditoría se sabrá también si es verdad la afirmación que realizó Carlos Juárez el martes último, cuando dijo que entregaría un gobierno con 500 millones de pesos de superávit.

Lanusse hizo especial hincapié en el tema de la corrupción y fue más claro aún ante una pregunta de LA NACION cuando aseguró que "ese tipo de prácticas no pueden existir sin la participación de un Poder Judicial permeable y de poderosos sectores políticos y económicos".

La alusión fue clara. La justicia santiagueña está acusada de responder a Juárez. En el mismo sentido, la policía provincial se encuentra severamente cuestionada por su participación en la persecución de dirigentes opositores, al punto de que el ex comisario general Musa Azar se encuentra detenido acusado de violaciones a los derechos humanos y por su presunta participación en el asesinato de Patricia Villalba y Leila Bshier, las víctimas del denominado crimen de La Dársena, ocurrido el 6 de febrero del año pasado.

En cuanto al poder económico, la mención tiene un claro objetivo: Néstor Carlos Ick, el poderoso empresario dueño de las privatizadas Banco de Santiago del Estero y Empresa de Energía de Santiago del Estero (Edese) y de la aseguradora Hamburgo, a cargo de los seguros de vida de los empleados públicos.

Al respecto, Lanusse insistió en su idea de desterrar todo tipo de corrupción. "Si eso implica revisar y tocar contratos y licitaciones, lo vamos a hacer", sostuvo.

Para eso, reunirá los atributos ejecutivo y legislativo y pondrá en comisión a los jueces. Sin embargo, aclaró que no extenderá la intervención a los 28 municipios que tiene el distrito, por lo que los jefes comunales seguirán en sus cargos.

El gabinete

Tras sus primeras palabras como interventor, Lanusse les tomó juramento a sus colaboradores, que serán el jefe de Gabinete, Pablo Fontdevila; y los ministros de Gobierno, Luis Ilarregui; de Justicia y Seguridad, Luis Alem; de Economía, Miguel Pesce, y de Salud, Donato Spacaventos.

El gabinete se completa con los secretarios de Obras Públicas, Raúl Rodríguez; de Educación, Eduardo Sguglia; de Derechos Humanos, Fernando Rinaldi, y General de Gobierno, José María Otamendi.

En el acto de asunción también estuvieron los asesores del interventor, cargos que ocuparán el constitucionalista Daniel Sabsay y el músico Carlos "Peteco" Carabajal.

La ceremonia quedó manchada por las interminables peleas políticas que dividen a los santiagueños.

Así, un grupo de mujeres repudió la presencia del intendente de La Banda, Héctor Ruiz, en el acto. "Aquí no lo queremos, que se vaya. Estuvo prendido con la "Nina" y ahora quiere prenderse con la intervención", gritaron hasta que finalmente el jefe comunal abandonó el recinto.

Afuera, una 700 personas habían invadido los jardines de la Casa de Gobierno provincial festejando la llegada de la intervención. Una nueva era comenzaba en Santiago del Estero.

Despacho

  • SANTIAGO DEL ESTERO.- El interventor Lanusse ocupó anoche mismo el despacho desde donde, durante años, los Juárez comandaron la provincia. Allí encontró una oficina amplia en la que predominan los colores pasteles y que comunica a un balcón con vista a la plaza San Martín a través de una puerta ventana, y un juego de sillones tapizados en cuero y mesa ratona de roble. Eso sí, en las paredes ya no estaban la infinidad de cuadros de "Nina" y "El Tata" Juárez que ocupaban las paredes del lugar, oportunamente retirados durante la mañana.
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsElecciones 2015La tragedia del avión de Air ArgélieDeclaraciones juradas