Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Un estudio analiza las consecuencias del cambio climático global en la vida

Alteraciones en plantas y animales

Información general

Ya se detectaron diferencias en la fisiología y distribución geográfica de varias especies; inquietud entre los científicos.

Tormentas como la que se abatió días pasados sobre Mar del Plata, desastres como la sequía de Formosa y amenazas cada año más cercanas, como la del dengue, tendrían un denominador común: el cambio climático global.

Tal es la conclusión que surge de una suma de trabajos científicos que analizan las alteraciones en el clima -y, por consiguiente, en todos los sistemas terrestres- provocadas por el llamado efecto invernadero .

Hace unos días, un artículo publicado por la revista Tree (Trends in Ecology and Evolution) agrega motivos de preocupación al analizar minuciosamente numerosas señales de alteraciones en distintas especies de plantas y animales. Según el autor del trabajo, el investigador australiano Lesley Hughes, el aumento de las temperaturas promedio ya está provocando cambios en la fisiología, distribución y adaptación de las especies.

Datos convincentes

"Los cambios en la concentración de anhídrido carbónico, temperatura o precipitación -afirma- afectarán directamente los índices metabólicos de muchos animales y procesos como la fotosíntesis, la respiración, el crecimiento y la composición de los tejidos en las plantas", señala el investigador.

Y más adelante agrega: "Se estima que las especies se desplazarán hacia arriba, en altura, o hacia los polos, en latitud, en respuesta al corrimiento de las zonas climáticas. (...) Parece probable que al menos algunas especies se extinguirán, ya sea como resultado directo del stress fisiológico o por interacciones con otras".

Hughes estima en su estudio que los datos son cada vez más convincentes, en especial porque muestran una tendencia que confirma los modelos teóricos. Entre los ejemplos analizados se encuentran los siguientes:

  • Por primera vez se reportó malaria en las tierras altas de Papua-Nueva Guinea, a 2100 metros de altura, en Tanzania y Kenya.
  • El dengue, que antes se limitaba a los terrenos que alcanzan los 1000 metros de altura en los trópicos, apareció en México a 1700 metros.
  • El Aedes aegypti , mosquito que transmite el dengue y la fiebre amarilla, fue descubierto en Colombia, a 2200 metros de altura.
  • El calentamiento de los océanos, especialmente en los trópicos, podría estar afectando la vida terrestre a través de la evaporación de grandes masas de agua. En las selvas de Monteverde, en Costa Rica, este proceso parece estar asociado a la declinación de las poblaciones de pájaros, reptiles y anfibios, y a modificaciones en la distribución de aves que alteran la selva.
  • De 65 especies de aves británicas observadas entre 1971 y 1995, 20 (el 31%) mostraron tendencia a poner sus huevos significativamente antes de lo normal.
  • Se detectan aumento y disminución de la densidad del fitoplancton, lo que indica que los cambios climáticos podrían estar afectando la productividad de los océanos. En el Atlántico y el Mar del Norte, por sobre los los 59 grados de latitud, su composición aparentemente declinó entre 1948 y 1995. Sin embargo, entre los 52 y los 58 grados, su abundancia parece haberse incrementado.
  • En las áreas alpinas se observan árboles jóvenes en elevaciones o latitudes que exceden la distribución habitual.
  • En el oeste de los Estados Unidos, desde 1920, se detecta una expansión hacia el Norte del margen boscoso.
  • Comparados con registros históricos, 30 picos de los Alpes europeos muestran incrementos de su riqueza vegetal en un 70% de los sitios, presumiblemente porque las plantas comienzan a ingresar en zonas más elevadas que lo habitual.
  • Un reciente estudio sobre 35 especies de mariposas europeas no migratorias descubrió que 22 de ellas (el 63%) extendieron su hábitat hacia el Norte entre 35 y 240 km.
  • Las aguas superficiales de las costas de California se calentaron entre 1,2 y 1,6 grados entre 1951 y 1993. Esta variación fue acompañada por una declinación del 90% en cuanto menos una especie predadora.

Plantas e insectos

Entre otras cosas, Hughes anticipa que, en el futuro, procesos como la floración y la maduración de frutos en las plantas se acelerarán como respuesta a los patrones climáticos. También, que los insectos pasarán más rápido por su etapa de larva y se harán adultos antes.

Para el doctor Sergio Archangelsky, investigador del Museo Argentino de Ciencias Naturales, las señales de cambio climático son preocupantes. "A lo largo de la historia geológica ya ha habido variaciones de temperatura -explica-. Aunque parezca poco, tres o cuatro grados de variación en la temperatura promedio pueden causar enormes alteraciones de los sistemas planetarios, como el derretimiento de hielos o la extinción de especies."

Por su parte, el doctor Osvaldo Canziani, copresidente del Grupo de Trabajo II Vulnerabilidad, Impactos y Adaptación al Cambio Climático, del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC), es terminante: "El cambio es innegable. Ya hay estudios muy completos y modelos que formulan cuáles son las posibilidades hasta el año 2050. Su impacto es un factor agregado a las demás agresiones del ser humano sobre la naturaleza. Pero lo importante es que la gente entienda cuáles son los peligros y que pueda aprovechar -cuando sea posible- los beneficios". .

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerElecciones 2015Actividad económica