Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Ola de inseguridad en Uruguay

Refuerzos policiales y dos robos frustrados en Montevideo

Información general

Las autoridades intentan calmar el malestar de la gente

MONTEVIDEO.- ¿Problema coyuntural y pasajero o una nueva realidad a la que habrá que acostumbrarse? Copamiento de una casa, secuestro exprés, asalto a los comensales de restaurantes y varios asesinatos. Este ha sido el menú de noticias con el que se desayunaron los uruguayos en los últimos días.

Ayer, las autoridades pretendieron traer calma y pudieron contrarrestar el malestar de la gente con algunas "buenas noticias": una banda desbaratada, actuación policial que impidió otros delitos y firmeza en el enfrentamiento a la delincuencia.

Sin embargo, el gobierno uruguayo aseguró que, según sus registros, no se verifica un aumento de la delincuencia. El ministro del Interior, Daniel Borrelli, dijo que "la espectacularidad" de algunos casos hace que se extienda la sensación de inseguridad. Es que las características de los hechos delictivos es lo que ha generado inquietud en la población.

Ayer, la policía desbarató a una banda de asaltantes que había realizado copamientos en restaurantes de la zona costera de Montevideo y detuvo al jefe de la gavilla, que tenía antecedentes penales. Además, se realizó un acto para felicitar a funcionarios policiales que lograron impedir el robo de dos sucursales bancarias. Borrelli sostuvo con énfasis durante el acto a los policías: "Ustedes pusieron lo que hay que poner". Y agregó que "con policías así, los delincuentes estarán nerviosos" porque se darán cuenta de "que no se la van a llevar de arriba".

Sin embargo, aun cuando reconoció que su ministerio enfrenta un problema, procuró bajar el tono al tema. "Una cosa es la sensación térmica, la sensación de inseguridad que dan estos hechos que son muy notorios, que tienen mucha difusión, y otra cosa es la realidad de los delitos que existen actualmente", dijo el ministro.

Reconoció que "lo que puede contribuir a esa sensación de inseguridad es el carácter violento de estos delitos, que son muy despreciables por la violencia que tienen sobre las personas".

El alerta

La inseguridad en Montevideo comenzó a hacerse notar la noche del 19 de abril último, cuando tres delincuentes armados y encapuchados asaltaron el restaurante La Casa Violeta, frente a la rambla. En el local había entre 60 y 80 clientes, varios de ellos políticos, turistas extranjeros y empresarios. Ya era el tercer asalto a un restaurante en poco tiempo: semanas atrás se habían producido robos similares en los barrios residenciales de Carrasco y Punta Gorda, aunque no habían tenido mucha difusión.

Días después, la policía capturó a dos integrantes de una banda que se proponía asaltar un banco en el barrio Pocitos. Uno de los criminales había sido policía. También se secuestró gran cantidad de armas, municiones y handys.

Tres días después

Sólo tres días después ocurrieron dos nuevos y espectaculares asaltos. Otra sucursal bancaria, cercana al Mercado Modelo, fue asaltada por dos menores, sin armas, que rápidamente se dieron a la fuga. Uno de los delincuentes fue atrapado horas más tarde.

Al mismo tiempo, otros dos delincuentes ingresaron en el Punta Carretas Shopping y lograron un audaz golpe contra la joyería Freccero. Fue el primer -y único hasta ahora- asalto en un shopping.

La policía argumenta que todos los casos son independientes, en su mayoría realizados por menores, y que son ladrones comunes.

Los últimos golpes sucedieron en los últimos días. Una mujer argentina que vive en La Barra de Maldonado sufrió un copamiento, y un bancario argentino, un secuestro exprés. A él lo llevaron hasta un cajero automático para robarle en total 1300 dólares. .

Por Nelson FernándezCorresponsal en Uruguay
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona