Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Calidad de vida

Sri Sri Ravi Shankar: aprender a vivir mejor

Revista

El líder espiritual indio -propuesto para el Premio Nobel de la Paz 2004- visitará Buenos Aires el jueves próximo. Creador de la fundación El Arte de Vivir, por medio de diversos programas promueve la eliminación del estrés, pero también la acentuación de los valores humanos y el fortalecimiento de los lazos de hermandad entre las personas

Los grandes acontecimientos mundiales que marcaron el fin del siglo XX y el tumultuoso comienzo de este milenio han precipitado la ruptura de los paradigmas culturales. En medio del derrumbe de certezas que compone hoy el telón de fondo de nuestra existencia, algo se perfila como necesidad perentoria: reaprender el arte de vivir, a sabiendas de que -como canta Serrat- "mañana es sólo un adverbio de tiempo".

Lejos del show mediático que algunas de las llamadas corrientes de la new age proponen a un público cada vez más ávido de conocer un camino espiritual, Sri Sri Ravi Shankar creó, hace 22 años, la fundación El Arte de Vivir, dedicada a fortalecer al individuo mediante programas que eliminan el estrés, acentúan los valores humanos y crean lazos de hermandad, sin distinción de credos, etnias, tradiciones culturales o nacionalidades.

El jueves próximo, Sri Sri Ravi Shankar desembarcará en Buenos Aires para reunirse con 400 líderes, dictar conferencias y dar una charla pública para más de 7000 personas en La Rural. Recibirá el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de La Plata y será declarado Ciudadano Ilustre por el gobierno porteño.

El Arte de Vivir se ha convertido en la segunda ONG más grande del mundo, detrás de la Cruz Roja Internacional -según datos de Naciones Unidas-, pues está presente en 140 países y 200 millones de personas ya han pasado por alguno de los programas que desarrolla. La clave de esta ONG es, según comentó Beatriz Goyoaga, instructora de El Arte de Vivir para la Argentina y el Cono Sur, enseñar a la gente a respirar, porque la respiración es el camino para conocernos primero y conectar después con el otro, nuestro prójimo. Algo que, a cada instante, hacemos de modo tan natural y automático que nunca nos detenemos a pensar en la enorme fuerza que encierra la respiración para serenar nuestra mente y sanar nuestro cuerpo.

La poderosa técnica de respiración que enseña la fundación se denomina Sudarshan Kriya y los beneficios de este recurso han sido documentados por investigaciones científicas realizadas por las universidades de Harvard y Yale, en Estados Unidos.

Sri Sri Ravi Shankar es un hombre inquieto en sus movimientos, pero de una profunda paz interior, que a los 46 años ha convertido a los aviones en su hogar, dado que su presencia es requerida desde todas partes del mundo. Tanto es posible hallarlo en el Foro Económico Mundial de Davos como en la inauguración del Museo de las Religiones en Taipei, en una Reunión Mundial por la Paz en Venecia o en una Cumbre por el Desarrollo Sustentable en Johannesburgo. Ello, sin contar sus viajes a los países más afectados por la guerra en la actualidad.

Los programas de El Arte de Vivir, cuenta Goyoaga, están siendo aplicados con éxito en territorios de gran tensión política como Afganistán, Irak y Cachemira, "donde algunos terroristas contactados por la fundación han depuesto sus armas y están trabajando con mucha seriedad. La energía de un terrorista decidido a todo es muy fuerte, sólo que está mal encaminada. Con sólo tomar contacto con su propio interior, esa energía violenta puede ser modificada", cuenta Goyoaga.

Entre los líderes mundiales que han hecho pública su admiración por Sri Sri Ravi Shankar se encuentran Shimon Peres; el rabino Abraham Cooper, del Centro Simon Wiesenthal; el Dalai Lama y Nelson Mandela.

Dice Sri Sri Ravi Shankar que el arte de vivir consiste en "una mente libre de tensiones y un cuerpo libre de enfermedades, porque ése es el primer derecho de todo ser humano". Como señala la fundación, "la respiración no pertenece a ninguna religión. Es la fuente de vida de todo ser humano, sin importar su raza, su cultura o su creencia. La respiración es el halo que nos une a todos. La religión es la cáscara de la banana y la banana es la espiritualidad. La respiración es fuente de energía vital. Ni en casa ni en la escuela nos han enseñado a manejar nuestras emociones negativas. La respiración puede cambiar la calidad de la vida".

Beatriz Goyoaga explica la filosofía de El Arte de Vivir en pocas palabras: "No se discrimina a nadie. Yo he dictado el curso de respiración en cárceles. Y he reunido en un curso a ejecutivos de multinacionales con algunos ex convictos que habían aprendido las técnicas. Las cartas que la gente me envía después son conmovedoras: aprender a respirar les permite modificar su calidad de su vida y su relación con los otros".

Y aunque América latina es virgen respecto del desarrollo de la fundación, Goyoaga no tiene dudas de que "en cinco años seremos miles: la gente está cada vez más necesitada de encontrar paz interior. Muchas religiones se han quedado sin respuestas. Dan piedras para comer y después se asombran de que la gente no tenga apetito".

Para saber más
www.elartedevivir.org
aolargentina@hotmail.com
www.artofliving.org

El maestro

Sri Sri Ravi Shankar nació en una familia acomodada del sur de la India. Desde niño meditó en profundidad y a los 4 años sorprendió a sus padres al recitar de memoria el Bhagavad Gita, antiguo texto sagrado indio con enseñanzas espirituales. En 1982 creó la fundación El Arte de Vivir, con sede en Ginebra, Suiza. Además, fundó la Asociación Internacional Pro Valores Humanos, que propone soluciones para conflictos en todos los niveles. Ese año comenzó a enseñar el Sudarshan Kriya, que más de cinco millones de personas han experimentado en todo el mundo. Está propuesto para el Premio Nobel de la Paz 2004. .

Por Susana Reinoso Ilustracion: Nunö
TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona