Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La cultura vuelve con cambios

Corren a Georgina Barbarossa y Ana de Skalon gana espacio

Sábado 29 de mayo de 2004

Se suponía que era el programa de la despedida. Pero no lo fue. La contramarcha del Gobierno y del propio Canal 7 hicieron que la emisión de anteanoche, a las 20, de "El refugio de la cultura" se convirtiera, en realidad, en el primer programa de la próxima etapa. Y en un primer programa que, con el propio jefe de Gabinete, Alberto Fernández, como invitado, se convirtió en el menos oficialista -o, más bien, en el más opositor- de esta programación.

Efectivamente, como prólogo de la emisión que había sido grabada el lunes último, Fernández estuvo sentado junto al conductor, Osvaldo Quiroga, para anunciar el cambio de planes de último momento. "No es un gesto. Objetivamente, en la vocación de mejorar las cosas uno comete errores y en el caso de Cristina Mucci y el tuyo cometimos un error", admitió el jefe de Gabinete, en el retazo que se agregó al ciclo ya grabado. "Y cuando uno comete un error hay que remediarlo", agregó.

Como Fernández ya sabía el contenido del ciclo que iba a emitirse a continuación -había sido adelantado por LA NACION el martes- sólo expresó: "Lo que queremos es que este canal les dé la opción a todos de expresarse (...). Si están enojados, tienen razón en expresarlo".

Despedida y debut

Lo que siguió a continuación es el programa -efectivamente duro- tal cual se grabó el lunes último, con Mercedes Sosa, Beatriz Sarlo, Pérez Celis, Manuela Figueret, Cristina Mucci, Orlando Barone, María Seoane y Alicia Steimberg como invitados. Incluso con la ahora "falsa despedida" de Quiroga en cámara.

"No hay que permitir que otra vez nos quiten el canal del Estado, no hay que permitir que saqueen el canal, no hay que permitir una programación chabacana, burda; hay que seguir peleando", empezó Quiroga, disparando contra la emisora en la que ahora seguirá estando.

De todos los invitados, la que seguramente más incomodidad causó en las autoridades del canal y en el Gobierno fue Mercedes Sosa. Hacía un año y medio que no iba a ningún programa de TV y ella misma había decidido que debía estar presente en esta emisión final.

Sentada sola frente a Quiroga y en absoluta calma, la cantante abrió el bloque con una frase que apenas resumía el golpe posterior: "Este avance de la zoncera sobre la cultura me golpea mucho", dijo antes de apuntar directamente contra el legislador Miguel Bonasso. "No pue- do concebir, y te lo digo a vos, Bonasso, que ocurra algo así." Una frase que también tenía como destinataria a Ana de Skalon, la mujer del legislador y directora de Noticias y No Ficción de la emisora.

Lo cierto es que antes de que el ciclo llegase a la pantalla, las palabras de Sosa tuvieron repercusiones. No sólo porque el Gobierno decidió dar marcha atrás con los levantamientos de ambos ciclos -también se resolvió que el de Cristina Mucci, "Los siete locos", siga en el aire-, sino porque el propio Bonasso le respondió a la cantante con una carta de lectores que salió publicada en LA NACION. Allí, el legislador aclaró que no tiene absolutamente nada que ver con la dirección del canal, aunque sea el compañero de Ana de Skalon.

El otro cambio que tuvo el ciclo que se emitió anteanoche fue el final. En lugar de la despedida que había grabado Quiroga el lunes (en la que se le quebraba la voz), se vio un agradecimiento por la continuidad del ciclo.

Mucho antes de aparecer

Pero hubo más repercusiones por este programa que generó una crisis antes de que se emitiera.

Veinticuatro horas antes, el interventor del canal, Ricardo Palacios, llamó a Cristina Mucci para darle una entrevista que hacía mucho que la conductora estaba solicitando. Y en menos de una hora se resolvió que, en la nueva etapa, que comienza esta semana, la emisora se hará cargo de la producción de "Los siete locos". Aún no está firmado el contrato con la conductora, pero el interventor dio su palabra de que el ciclo, que ahora se verá los miércoles, a las 22.15, ya no será una coproducción.

Y aún más: el interventor, junto a Ana de Skalon, avanzaron sobre áreas que hasta ahora pertenecían al otro sector de la dirección del canal, la de Ficción, que dirige Leonardo Bechini.

Ayer mismo, Skalon y Palacios resolvieron que desde pasado mañana el ciclo que conduce Georgina Barbarossa, "Las cosas de Georgina", ya no se vea a las 14 (donde hacía 0,8 puntos de rating), sino a las 12.

Y el área de noticias cambiará horarios, estructura y hasta escenografía. A las 13, "Visión 7" tendrá un columnista fijo por día (que rotarán entre educación, tercera edad y jubilados y espectáculos); luego, a las 19, habrá una síntesis noticiosa de media hora con la conducción de Pablo Vigna; a las 19.30 se verá "D x TV", con información deportiva, y finalmente, a las 21, irá la edición nocturna de "Visión 7".

Por último, a todas las franjas de las 22, que ya correspondían al área de Skalon, se sumó la de los jueves a las 23, donde se emitirá, desde la semana próxima, "El refugio de la cultura". LA NACION quiso confirmar ayer este horario y en el canal fueron tajantes: "Es una decisión del interventor y de Skalon. No está sujeta a discusión".

Está claro que la crisis que provocó el levantamiento de los dos ciclos culturales y la posterior marcha atrás generó algo más que una polémica.

Hubo adhesiones, discusiones y, lo más importante, el compromiso del Gobierno y de la propia emisora de revisar qué se entiende y qué se puede hacer por Canal 7.

1,7: la polémica emisión duplicó el rating del ciclo de Georgina Barbarossa.

Verónica Bonacchi

Te puede interesar