Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Desde el ovillo, un negocio redondo

A buen precio, la lana ofrece un mundo de posibilidades: desde lograr el diseño soñado hasta iniciar un microemprendimiento

Jueves 24 de junio de 2004

"Para hacer un buen negocio hay que hilar fino", dice Estela Osman, entrerriana que viaja regularmente a Buenos Aires para conseguir lanas a buen precio. Como ella, muchas mujeres logran buenos ingresos, comprando lana y tejiendo diseños o trabajando para firmas establecidas que requieren toques artesanales. Si bien los precios registran un leve aumento y el frío-frío todavía no llegó, en las lanerías ya hay colas de compradoras. El furor en las ventas parte de un simple cálculo: un suéter artesanal ronda los 150 pesos en las casas de marca, mientras que una lana de buena calidad para tejer un modelo se puede conseguir por 30 pesos. Y, si uno no sabe tejer, puede encargarlo por 30 a una hábil tejedora.

Una vuelta por la calle Scalabrini Ortiz entre el 600 y el 900 basta para encontrarse con colas de 20 a 50 personas en los locales más grandes, como Dianzora, Yanabey y Moussa, y ratificar este fenómeno.

En la casa Moussa, por ejemplo, implementaron una especie de autoservicio. "La gente está tejiendo más. Aspiramos a ser un supermercado de lanas", comenta Janet Zoughout. Por su parte, Maitén Hilados vende a muy buen precio el chenil (26,90 el kilo) mientras Duotex tienta con ofertas como 19,90 el kilo de lana acrílica. "Los sábados a la mañana hay cola antes de que abramos", aseguran.

Colores a la carta y una amplia oferta de texturas
Colores a la carta y una amplia oferta de texturas. Foto: Federico Guastavino

Paula Pelich, de Arpa Hilados, dice: "Se vende mucho lana para telar. Es una especialidad en la que mucha gente ha encontrado una salida laboral". Así, se reafirma el boom del tejido de la temporada pasada. "La gente se entusiasma con la cantidad de microemprendimientos que puede armar. Los telares rondan los 50 pesos y facilitan la posibilidad de tener una producción para ofrecer en comercios", alienta Marcelo Bertagni, de Yanabey. Esta casa implementó hace un tiempo la venta por Internet a través de la página www.yanabey.com , sobre todo para envíos al interior.

Dora Rodríguez aprendió a tejer hace dos años y realiza hasta ocho prendas por semana en telar, que vende en negocios. "Esta nueva actividad es una ayuda importante para mi jubilación", comenta esta mujer de 60 años, ex comerciante, que también da clases de tejido y vende prendas.

Mirta Keselman es otra proveedora de tejido para negocios, que además hace prendas por pedido. Vende bufandas a 25, gorros a 10 y chales de 50 a 70 pesos. Además, teje la lana que sus clientas le llevan, por 25 o 30 pesos los suéteres. Su especialidad, los ajuares de bebe: mantilla, conjunto de jardinero y batita, gorro y escarpines, todo por 65 pesos.

En cambio, la especialidad de Lucía Esther Costa de Ratti es el reciclado. "Si las mangas se acortaron, el elástico se aflojó o el modelo pasó de moda, yo lo destejo y lo vuelvo a hacer, por 40 pesos. Lo recomiendo para lanas que valen la pena como alpaca o angora", comenta. Otra posibilidad, tejerles mangas a chalecos de cuero o género, que devienen camperas por 25 pesos.

Con el mismo sistema trabaja Marcela Cantalluppi. El costo de un suéter varía según el material: en fibra, 65 a 75 pesos; con lana cruda, 120; sin incluir la lana, la mano de obra cuesta 30 para suéteres de chicos, 40 para mujeres y de 75 a 80 los de hombre.

Mónica López era empleada administrativa. Cuando empezó a tejer hace dos años no imaginaba que en tan poco tiempo estaría montando su propio local. Aunque ofrece productos terminados, sigue tejiendo por pedido: la confección de un poncho de 1,80 por 0,50 m en telar tiene un valor de 12; las bufandas, 7, y capitas a la rodilla, 25 pesos.

Hilados e ideas

Florencia Costantini teje hace más de una década para Ona Sáez y exporta a Hawai. Desde hace 15 años tiene un taller donde confecciona 100 prendas por semana con 20 personas. "Siempre hay demanda de tejido. Por suerte, la moda se renueva", comenta. Por su parte, Karina Córdoba es proveedora de Ossira y también comercializa sus tejidos en forma particular. Mezcla cuero y lana en prendas de 85 pesos; saco con cuello redondo, bordado a crochet, con lazo, y otro con cuello bote, botones de madera y cinto de gamuza, ambos a 52 pesos.

En tanto, Esteban Bendrame, que urde telas artesanales en telar para María Aversa y Marcelo Senra, empezó tejiendo con dos agujas hace diez años y después se volcó al telar. Actualmente teje 40 metros por semana en un telar de 1,50 m de ancho ( www.telasartesanales.com.ar ) y ofrece sus diseños al público.

La lana acrílica cuesta de 30 a 50 pesos. La pura parte de los 40 pesos hasta los 100 por kilo, en el caso de la lana merino de 20 micrones (muy fina y suave). El cashmilon (la más común de las lanas con acrílico) se vende en madeja por un promedio de 22 el kilo, o en ovillos de 100 gramos a 2,50. Lo más buscado esta temporada es la lana gorda, que pesa más que las demás, pero tiene la ventaja de que se teje más rápido.

En esta categoría entran las muy solicitadas mecha sedificada (muy suave) y flamé (alterna hilado fino y grueso, formando grumos en el tejido), de 32 y 40 pesos el kilo. Para un suéter bastan 750 gramos y para un chal, 300. En Duotex destacan la vigencia del bouclé y otras fantasías, como el astracán, que recuerda al corderito (29,90 el kilo). Los puntos se prefieren abiertos y flojos, y se usan mucho los flecos como terminación. Lo más solicitado de la temporada, hilados gruesos, que mezclan varios colores. Hay para todos.

María Paula Zacharías

Clases a punto

Martha Giraldez de Belardo y María Lucila Cavanagh. Cursos de alto tricot, cuatro clases por mes, en grupos de hasta seis personas, por 90 pesos por mes. Apuntan a la buena terminación de prendas de diseño propio, con mezcla de lanas, puntos exclusivos y con especial atención en los detalles (4786-0613).

Taller Zoufy. Clases en tres niveles de telar y crochet, dos agujas, macramé, bastidor triangular, seminario de puntos, cálculos y terminaciones. Dos horas, por la mañana o la tarde, 40 pesos por mes (4777-6999).

Claudia Maquiera. Cursos de dos o tres meses de crochet en cinco niveles, bordado sobre tejido, "trico-chet" (tricot más crochet), tres niveles de horquilla, moldería básica, 40 y 45 pesos por mes, según el curso. También da clases con dos agujas, 48 pesos por mes, dos horas semanales (4832-6348).

Cristina Guglieri. Clases particulares de tejido con dos agujas y crochet, también a domicilio, por 20 pesos la hora y media (4745-2392). En Giberni (Guido y Rodríguez Peña) se dan clases de crochet con hilos finos. En Macramé (Arenales y Laprida) se dictan clases con dos agujas y crochet. El costo es de 10 pesos cada una.

Casa Holandesa de Belgrano. Dicta clases de tejido y guía para la confección de prendas, por 5 pesos. Hay tres turnos de una hora y media por día, y se debe reservar un lugar por el 4781-8773.

Lucía Esther Costa de Ratti da clases a la gorra (4782-1016).

Clases gratuitas con dos agujas y crochet en Textil Sahe, a cargo de Lelia Bruera. Scalabrini Ortiz 1027.

Martes y jueves de 14 a 17, clases gratuitas de telar en Corporación Lanera, S. Ortiz 1085.

Firmas consultadas: Pontremoli e hijos, Scalabrini Ortiz 955. Arpa Hilados, S. Ortiz 837. Dianzora, S. Ortiz 995/9. Moussa, S. Ortiz 973. Filato, S. Ortiz 870. Yanabey, Scalabrini Ortiz 925 (0800-444-9262239). Hilados Maiten, Scalabrini Ortiz 985. Duotex, S. Ortiz 782. Tejedoras: Dora Rodríguez, 4458-0922. Mirta Keselman, 4733-3253. Lucía Esther Costa de Ratti, 4782-1016. Marcela Cantalluppi, 4865-4439/155-347-8527. Mónica López, 4923-7051/155-410-0444. Florencia Costantini, 4362-3104. Karina Córdoba, 155-804-1921. Esteban Bendrame, www.telasartesanales.com.ar .

Te puede interesar