Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Pequeños contribuyentes: deberán reinscribirse hasta el 20 del actual

Los monotributistas tendrán opciones para la jubilación

Economía

Con el aporte básico, el haber futuro es de $ 200; podría ser de $ 276,5 con pagos voluntarios

Por   | LA NACION

Los pequeños contribuyentes adheridos al monotributo tendrán alternativas con respecto a los aportes para su jubilación, que varían entre el régimen básico obligatorio y otras opciones para aportar algo más, ya sea al sistema de reparto o al de capitalización, y así prever prestaciones futuras un poco más elevadas. De todas formas, aún resta que la Secretaría de Seguridad Social regule una serie de aspectos, por lo que algunas posibilidades incluidas en el decreto 806 -reglamentario de la ley 25.865- no estarían disponibles desde este mes, en el que los monotributistas deben reempadronarse.

En el piso más bajo, los monotributistas que paguen los $ 35 por mes para el sistema previsional tendrán derecho, a la edad de su retiro, a la prestación básica universal (PBU), que actualmente es de $ 200 si hubo 30 años de aportes, y puede llegar a $ 230 si la persona aportó 45 años, ya que sube un 1% por cada año adicional a los 30 en los que registre aportes.

Si el contribuyente se incapacita para el trabajo o fallece, el monto de la prestación que recibirán él o sus derechohabientes será del 70% de la PBU, es decir, de $ 140 si al momento de la contingencia estaba aportando en forma regular. O será de sólo $ 100 si la persona era irregular con derechos (tenía al menos 12 meses con aportes dentro de los 36 meses previos).

A partir del aporte básico de $ 35, el monotributista puede pagar, voluntariamente, $ 33 adicionales -$ 68 en total-, ya sea para obtener las prestaciones de reparto o de capitalización. Esta opción, en caso de tomarla, debe especificarla en el formulario 184, de reempadronamiento.

Los montos de esos beneficios, según el decreto reglamentario 806, se calcularán considerando renta imponible un monto de $ 300 (esta cifra hace las veces del salario de un dependiente). Si el contribuyente opta por reparto, en el futuro tendrá derecho a la prestación adicional por permanencia (PAP), equivalente al 0,85% de la renta de referencia por año aportado. Con 30 años de aportes, la prestación que, con los valores hoy vigentes, que podría esperar sería de $ 76,50. Sumada la PBU, el beneficio total sería de $ 276,50, suponiendo que la persona estuvo siempre en el monotributo.

Si se elige capitalización, los $ 33 se ahorrarían en la cuenta individual. Allí, el resultado final dependerá de la rentabilidad y la comisión de la AFJP. Un ejercicio de cálculo, sólo a modo de ejemplo, que toma en cuenta la comisión promedio del sistema actual; supone una leve alza hacia el futuro; prevé una caída del 10% en el fondo por efecto de la reestructuración de deuda pública, y a partir de 2005 una rentabilidad anual promedio del 4%, arroja como resultado un haber mensual de $ 300, ya sumada la PBU.

En este caso, las personas también tendrán derecho a la prestación por muerte o invalidez de $ 140 o $ 100. Pero si se optó por una AFJP, se recuperarán además los fondos ingresados en forma voluntaria, con los que podría comprar una renta vitalicia en una aseguradora de retiro.

Tercer escalón

El régimen prevé un tercer escalón para hacer aportes voluntarios, aún no reglamentado. Según comentaron a LA NACION fuentes de la Secretaría de Seguridad Social, no habría problemas en que los aportantes hagan ingresos voluntarios, por los montos que deseen, en una AFJP, ya que esa posibilidad está prevista en la ley para cualquier afiliado.

En cambio, en reparto se fijarían valores de referencia para los aportes extraordinarios. Una posibilidad sería que los monotributistas puedan elegir una de las categorías del sistema de autónomos. Así, por ejemplo, si quisiera que para calcular sus prestaciones futuras se tomara una renta de $ 383 en lugar de 300 -con lo que la jubilación hoy esperada subiría de $ 276,50 a 298-, la persona debería sumar a los $ 68 aportados otros 54,5 por mes, para llegar al aporte que hoy hace un autónomo que tiene esa renta imponible de referencia. Pero lo cierto es que esta medida aún no está definida.

El aporte jubilatorio no es obligatorio para todos los monotributistas. Quedan excluidos, debiendo especificarlo en el reempadronamiento, los jubilados de la ley 18.037 (anterior a la reforma de 1994); los profesionales que aportan a una caja especial de su actividad; los menores de 18 años, y quienes ya están registrando aportes por ser empleados dependientes.

Para los monotributistas sociales (emprendedores o integrantes de cooperativas inscriptos en el Ministerio de Desarrollo Social), habrá dos años en los que no deberán pagar y, sin embargo, ese período se considerará como si hubieran aportado. Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Social deberá definir bajo qué condiciones se otorgará, a esas personas, prestaciones por muerte o invalidez.

Reglas para las bajas retroactivas


Las agencias de la AFIP atenderán mañana al público, de 10 a 14

Por medio de una nota externa publicada en el Boletín Oficial, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), aclaró que, en caso de que los monotributistas soliciten la baja retroactiva del régimen, dejarán de considerarse como deuda acumulada los aportes no ingresados desde el momento en que se pruebe que cesó la actividad. Pero agregó que no obsta, para pedir esa baja, el hecho de tener deudas que se hayan generado con anterioridad. En ese caso, el contribuyente podrá adherir al régimen de facilidades de pago vigente, cuya primera etapa de inscripción vence el 26 del actual.

También recuerda que la baja retroactiva puede ser solicitada hasta el 31 de este mes con la presentación de algún documento respaldatorio, como la baja de la habilitación municipal, constancia de inicio del trámite de baja de inscripción en el impuesto sobre los ingresos brutos, documentación de cese del contrato de locación, constancia de baja o suspensión de la matrícula, o constancia de trabajo en relación de dependencia. De no tener ninguno de estos elementos, el monotributista podrá igualmente presentarse, pero la decisión sobre la baja retroactiva quedará a criterio de un juez administrativo.

La AFIP aclaró además que quienes eran responsables no inscriptos en el IVA, no deberán hacer trámites para la baja. Y recordó que, de seguir en actividad, deben completar el trámite de inscripción en el IVA o en el monotributo. Además, quienes hasta ahora revestían esa categoría, pueden usar sus facturas tipo C hasta el 31 de este mes. Y en caso de hacer operaciones que requieran facturas con discriminación de IVA, podrán facturarlas con posterioridad.

Por otra parte, la AFIP anunció que mañana estarán abiertas sus agencias, de 10 a 14, para atender trámites relacionados con el nuevo monotributo.

La Federación Argentina de Graduados en Ciencias Económicas reiteró ayer al Gobierno el pedido para que la entrada en vigor del nuevo sistema se prorrogue hasta el 1° de enero de 2005. Según la entidad, la normativa resulta compleja y en algunos casos contradictoria. .

TEMAS DE HOYReforma del Código PenalPresupuesto 2015El caso de Lázaro BáezElecciones 2015