Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Seres envueltos en la violencia

Viernes 30 de julio de 2004

"Saratoga Box", de Luis Sáez. Intérpretes: José María López, Marcelo Mazzarello, Elena Petraglia. Diseño de iluminación: Jorge Merzari. Música: Nicolás del Castillo. Asistente de dirección: Lorena Bourguet. Puesta en escena y dirección: Alejandro Giles. En el Teatro del Pueblo. Nuestra opinión: bueno

Un nuevo texto de Luis Sáez propone al espectador el encuentro con un mundo sombrío, de personajes casi esperpénticos, encerrados en una historia donde la degradación de la condición humana sube a la superficie para dar cuenta no sólo de su existencia, sino también de sus mecanismos de destrucción.

Un hombre invade, en una noche tormentosa, un viejo bar perdido a la vera de alguna ruta. Allí, Dora, una decadente prostituta, pasa sus días con Blas, el dueño del lugar, un gallego impotente que hasta ha perdido su temple de "cafisho". Toni, el que llega, es un hombre violento, un buscador de historias por completar. Un delincuente que, a primera vista, avanzada la representación, se descubriría como un escritor que necesita consumar su imaginario con esos personajes reales. En verdad no importa demasiado. Es un ser que intenta provocar un desenlace en la rutina de dos personas. Para el caso, delincuente o escritor, ambos parecerían ser iguales. Queda claro sólo por algunas motivaciones de esta ficción que construye Sáez y que, por momentos, tiene mucho de frenesí agobiante.

López, Mazzarello y Petraglia, tres magníficas composiciones
López, Mazzarello y Petraglia, tres magníficas composiciones.

El texto se destaca por la fuerza de los personajes y la descripción de un ambiente que mezcla el afecto, la decrepitud, la autodestrucción, la marginalidad. "Saratoga Box" se desarrolla en una noche entre dos tormentas: la externa, climática, y la interna, la que descubre unas personalidades en su justa medida.

Vitalidad en escena

Si bien algunas situaciones de la pieza necesitarían una mayor síntesis -porque los personajes son muy enteros en sus desventuras y expresan más por sus acciones que por las palabras con que a veces los carga el autor- es muy destacable el trabajo del director, Alejandro Giles, y sobre todo de los intérpretes: José María López (Blas), Elena Petraglia (Dora) y Marcelo Mazzarello (Toni). Ellos concretan magníficas composiciones y aportan una fuerte vitalidad a la escena. En sus relaciones se da una continua retroalimentación que fortalece vínculos y, en definitiva, potencia el drama, a veces de forma inusitada.

Resulta atractivo el diseño de iluminación de Jorge Merzari cuando cierra algunas situaciones jugando a marcar, a modo de composición fotográfica, ciertos momentos de los personajes.

"Saratoga Box" es un texto que encuentra en estos intérpretes y en este director a los lectores indispensables; por eso, sin lugar a dudas, trasciende en su verdadera esencia.

Carlos Pacheco

Te puede interesar