Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El caso del matrimonio presuntamente envenenado

Sigue el misterio en Recoleta

Información general

Buscan a la psicóloga que cenó con la pareja antes de la tragedia

Cómo murió el ferretero Omar Manti, de 77 años, y su esposa Leticia, de 67, acabó internada con una gravísima intoxicación es todavía un misterio.

Por ahora, se sabe que el viernes a la noche el matrimonio comió en su departamento de Uriburu 2176, en la Recoleta, con una psicóloga y dos hijos de ésta. Y que esa mujer, cuyo paradero seguía sin conocerse anoche, está bajo sospecha, más si se confirma, como se cree, que los Manti fueron envenenados.

La hija de las víctimas, que viajó desde Villa Gesell, donde reside, confirmó lo de la comida: justo había llamado a su madre esa noche y ella se lo dijo. También corroboró que sus padres habían cobrado el año pasado una indemnización por la muerte de otro de sus hijos.

El departamento en el que ocurrió el hecho apareció todo revuelto; aunque no se pudo establecer si faltaba algo. Ese hecho es para los detectives un signo de que alguien buscaba algo que esperaba encontrar allí, quizá, una importante suma de dinero.

Los estudios histopatológicos de las vísceras de la víctima mortal estarían listos hoy; entonces, se sabrá si murió envenenada. La mujer, en tanto, sigue internada en el hospital Alemán y no pudo declarar. Las fichas más fuertes están puestas en su declaración.

En tanto, los vecinos no encuentran explicación a la tragedia de los Manti, dueños de la ferretería Juncal, de Juncal y Uriburu. Pedro Balado, que los conoce desde hace 30 años, dijo a LA NACION: "Ellos no tenían a nadie que les quisiera hacer mal. Pude ver a Leticia antes de que se la llevaran al hospital. Estaba muy mal, como ida, aunque me reconoció", recordó. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYElecciones en AFAReforma del Código Procesal PenalPresupuesto 2015Damián Stefanini