Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Inversión de 40 millones de dólares

Los lotes más caros del país se venderán en el complejo Nordelta

Economía

Algunos predios podrán comprarse mediante un novedoso sistema de licitación

Por   | LA NACION

A casi un año de lanzar la venta del edificio más caro de Buenos Aires, el empresario Eduardo Costantini ahora quiere repetir el negocio con los predios de Nordelta.

El ex propietario del Banco Francés pondrá hoy en marcha la comercialización de un nuevo y exclusivo barrio dentro del complejo, que se venderá mediante un novedoso sistema de licitación pública, con precios base que, según la ubicación, llegan a 350.000 dólares por el terreno vacío, es decir, sin construir.

La nueva urbanización contará con dos canchas de golf de 18 hoyos cada una y un total de 390 lotes, de los cuales los primeros 50 se pondrán a la venta mediante el sistema de licitación.

Para pujar por las distintas unidades -que en promedio tienen una superficie de 1270 metros cuadrados-, se las dividió en tres clases: oro, plata y verde. En el primer caso, el precio base del metro cuadrado asciende a US$ 240 y a medida que la ubicación es menos atractiva los valores van disminuyendo hasta 175.

En el caso de los terrenos más caros y más grandes (algunos tienen más de 1400 m2), el precio base rondará US$ 350.000, con lo cual se convertirán en los más caros del país.

La recepción de ofertas por los primeros lotes se iniciará hoy y se extenderá hasta el 3 del mes próximo. Ese día se abrirán los sobres ante un escribano público y, en el caso de que haya un empate por un mismo predio, se realizará un sorteo.

"Lo que buscamos con este sistema es el que el precio lo ponga el comprador sin que haya lugar a favoritismos. Además, como vamos a trabajar con una venta en etapas, con la licitación nos evitamos el riesgo de lanzar los terrenos de entrada a un precio tan bajo que nos los saquen de la mano y después tener que tomar medidas antipáticas como aumentar los valores en una segunda etapa", expresó Costantini.

Más allá de la búsqueda de transparencia, está claro que con este novedoso sistema por licitación el empresario busca aprovechar el efecto de exclusividad, apuntando a inversores con una cierta modalidad snob.

En el pasado, el carácter exclusivo de sus desarrollos le permitió vender los 21 departamentos del edificio Grand Bourg, en Palermo Chico, en sólo una semana a pesar de que el precio promedio del m2 llegaba a 2800 dólares.

La inversión de Nordelta en el nuevo barrio asciende a US$ 40 millones, incluyendo los 18 millones que se destinarán a las canchas de golf que serán diseñadas por el especialista y ex jugador Jack Nicklaus. Desembolsar más de US$ 350.000 por un terreno, sin embargo, no les asegurará a los futuros vecinos del barrio un acceso a las canchas de golf. Se lanzará un sistema de membresía para 600 exclusivos socios, que, en principio, estará disponible para todos los habitantes de Nordelta, aunque a un costo de US$ 15.000 como fee -honorario- de entrada.

Centro comercial

Por otra parte, Nordelta también avanza con el centro comercial que será inaugurado en octubre próximo. En este caso, la inversión asciende a $ 30 millones y la principal novedad es que el complejo incluirá un supermercado que será operado por el grupo Cencosud, aunque todavía no se sabe si la marca será Jumbo o Disco. En este último caso, estará supeditado a la autorización del Gobierno de la operación de compra de esta empresa por parte del holding chileno.

El centro de compras reunirá más de 70 locales y lo comercializará la firma Interurban, que ya participó en el desarrollo de varios de los principales shoppings porteños.

Cuando Néstor Kirchner estaba por asumir la presidencia de la Nación, Eduardo Costantini fue uno de los primeros empresarios en manifestar públicamente su optimismo sobre la evolución de la economía.

Hoy, a casi un año y tres meses de la nueva gestión presidencial, el dueño de Nordelta se muestra más cauteloso. "Seguimos siendo los mismos argentinos de siempre y no veo los cambios estructurales que necesita el país", sostuvo.

Costantini criticó lo que definió como desconfianza estructural que sigue ocasionando la Argentina en el exterior.

"Cada diez años el país cae en default y el último, para peor, lo festejamos, con lo que se vuelve muy difícil instalar una imagen del país en el exterior", señaló.

Igualmente, el empresario elogió la política fiscal del Gobierno. "Lo más destacable es la disciplina fiscal. La crisis no se monetizó y no derivó en una hiperinflación, lo que indica que en este sentido hubo una maduración y un aprendizaje del pasado", sostuvo el empresario.

Desconfianza externa

Cuando Néstor Kirchner estaba por asumir la presidencia de la Nación, Eduardo Costantini fue uno de los primeros empresarios en manifestar públicamente su optimismo sobre la evolución de la economía.

Hoy, a casi un año y tres meses de la nueva gestión presidencial, el dueño de Nordelta se muestra más cauteloso. “Seguimos siendo los mismos argentinos de siempre y no veo los cambios estructurales que necesita el país”, sostuvo.

Costantini criticó lo que definió como desconfianza estructural que sigue ocasionando la Argentina en el exterior.

“Cada diez años el país cae en default y el último, para peor, lo festejamos, con lo que se vuelve muy difícil instalar una imagen del país en el exterior”, señaló.

Igualmente, el empresario elogió la política fiscal del Gobierno. “Lo más destacable es la disciplina fiscal. La crisis no se monetizó y no derivó en una hiperinflación, lo que indica que en este sentido hubo una maduración y un aprendizaje del pasado”, sostuvo el empresario. .

TEMAS DE HOYCambios en el Banco CentralLa reforma del Código CivilJuan Carlos FábregaElecciones en Brasil