Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El DT argentino de la ONU

Deportiva

La particular historia de Rodolfo Zapata: se fue del país en 1997 para enseñar a jugar al fútbol en los Estados Unidos y terminó como maestro de los hijos de los diplomáticos

Por   | LA NACION

En cualquier lugar del mundo siempre aparece un argentino ligado al deporte con una historia especial. La de Rodolfo Zapata es una de ellas, que nos cuenta desde Nueva York...

Todo comenzó en 1997. Después de haber jugado en varios equipos del ascenso argentino, terminó el curso de director técnico y, por medio de un contacto, se fue a dirigir el seleccionado juvenil de Beverly Hills, en los Estados Unidos. En 2000 tuvo la posibilidad de ir a Canadá a dar cursos promovidos por la Asociación Canadiense de Fútbol.

"Fui el primer técnico sudamericano invitado, ya que siempre llevaban coaches europeos, mayormente ingleses o franceses. Conmigo trataron de abrir el panorama al fútbol sudamericano", cuenta Zapata. Al año siguiente volvió a los Estados Unidos. "Trabajé en el Olympic Development Program, un programa que hace la Federación de Fútbol para descubrir jóvenes valores por todos los Estados Unidos con vistas al futuro. Yo me movía por la zona de Nueva York y Nueva Jersey, por donde viajo y busco nuevos talentos en los colegios y universidades. Algo parecido a lo que hacían Griffa y Bielsa en Newell´s."

Después recibió una oferta muy particular: trabajar en las Naciones Unidas (ONU) como entrenador del colegio donde concurren los hijos de los diplomáticos. "Ganamos los torneos de la Cosmopolitan Soccer League of New York City y me nombraron el mejor DT del año con el premio Coach of the Year en 2002 y 2003. Estos premios fueron una gran alegría para mí, porque los norteamericanos le dan un gran valor al trabajo con los jóvenes", comenta.

El colegio queda al lado del edificio de la ONU, en pleno centro de Nueva York. "Es uno de los establecimientos educativos más prestigiosos del país. Los alumnos son de todas partes del mundo, desde Francia hasta Emiratos Arabes. Tengo jugadores de Qatar, Nigeria, Alemania, España, Brasil, China, Filipinas, Marruecos, Inglaterra. Es una experiencia maravillosa de tratar con gente de ese nivel y de todas partes del mundo", cuenta Zapata.

-Seguramente habrás vivido experiencias particulares como técnico del colegio de la ONU.

-Sí, por supuesto. Una vez, el embajador de Kuwait me ofreció ir a dirigir un equipo profesional de su país. La propuesta económica era muy buena, pero debido a los conflictos bélicos en la zona la propuesta quedó para más adelante.

-Y más allá del idioma, ¿cómo se unifica el sentimiento de chicos de orígenes tan distintos hacia el deporte?

-Sin dudas, éste es un equipo diferente de los demás, ya que prácticamente no hay norteamericanos y existe una mezcla de razas y de culturas impresionante. Pero hay algo fundamental: existe el mismo amor por el fútbol. Y uno debe congeniar todas esas culturas diferentes y formar un equipo que funcione en lo humano más que en cualquier otro caso. Por suerte lo logramos, y también en lo deportivo. Ganamos los torneos de la Cosmopolitan Soccer League of New York City y me nombraron el mejor DT del año en 2002 y 2003.

Otra historia más de un argentino que representa a nuestro deporte más allá de nuestras fronteras. Rodolfo Zapata, algo así como el embajador del soccer.

El triste recuerdo del 11 de septiembre de 2001

El 11 de septiembre de 2001, el día del ataque a las Torres Gemelas, Rodolfo Zapata estaba trabajando en la ONU, a diez cuadras de los hechos. Así lo recuerda:

"Debimos seguir trabajando. Muchos me preguntaban qué puede hacer un entrenador de fútbol para ayudar en esos difíciles momentos, y mi respuesta fue muy simple: trabajar por el futuro de los niños, que, en definitiva, son el futuro del país.

"Cada uno desde su lugar de trabajo y desde su actividad ayudaba a la recuperación de Nueva York. Los bomberos y policías, ayudando a remover escombros; los profesores, educando. Así fue a pesar del dolor, pues tenía gente amiga en los edificios. Nadie paró sus actividades. Era una forma de ayudar al engrandecimiento de Nueva York y del mundo."

Rodolfo Zapata

Edad: 37 años

Como futbolista: Arquero de Huracán (divisiones inferiores) y en distintos equipos del ascenso: Deportivo Italiano, Cipolleti (Río Negro), San Miguel y El Porvenir.

Como técnico: se recibió de DT en 1997 en la Escuela de Vicente López que dirigen José Farías y Victorio Cocco. Dirigió el seleccionado juvenil de Beverly Hills (1997). Dirigió en Los Angeles el Argentine Soccer Club (1998). Dio cursos en Canadá promovidos por la asociación de ese país (2000; fue el primer DT sudamericano invitado). Trabajó para el Olympic Development Program (Proyecto Olímpico de Fútbol, en 2001). Técnico del colegio de las Naciones Unidas (desde 2001). .

TEMAS DE HOYFrancisco y la ArgentinaCristina KirchnerLey de abastecimientoTorneo Primera División