Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Sebastián Tagle: líder entre ríos, tierra y alturas

El capitán del team Argentina y creador del Club de Corredores empezó a correr desde muy chico en el campo; su primera actuación en una gran carrera fue en el Raid Gauloise, en 1995. Desde 1987 compite por el mundo

Viernes 27 de agosto de 2004

Nadie se convierte en capitán de un equipo de carreras de aventuras de nivel internacional sin saber conjugar su destreza personal con la pasión por el deporte, las emociones fuertes y la solidaridad. El haber empezado de cero, el aprendizaje de explorar el mundo y conocer nuevas culturas a través de una competición en contacto directo con la naturaleza convirtieron a Sebastián Tagle en una referencia, y más aún a medida que fue volcando su experiencia en la organización de un gran espacio deportivo virgen que ofrece objetivos aún insondables por él mismo.

"De chico jugaba al fútbol en Independiente de Madariaga. Hasta que nos llevaron en una gira por España y Portugal. Allí jugamos con equipos fuertes como el Betis, el Marbella, suficiente para darme cuenta de que el fútbol de alta competencia no era para mí. Fue en ese tiempo cuando decidí empezar a correr, contando con una buena base por haber vivido en el campo (en Vedia, cerca de Junín, en la provincia de Buenos Aires), una vida al aire libre entre jineteadas. La primera maratón la corrí hace más de 13 años (tenía 23); yo empecé a correr de grande, y sin tener más entrenamiento que mi rutina en el fútbol. El día que me anoté me pareció haber entendido que decían algo como no hay que comer nada. Dos días antes de la carrera había tomado algún helado de agua. A los 25 km de carrera exprimí una naranja como si fuera la última cena. Fue mi primera experiencia", recuerda el atleta.

En su escritorio del Club de Corredores, que preside en el barrio de Núñez, con tono pausado y gesto concentrado, igualmente hiperactivo, en un ambiente despojado de figuración a pesar de haber salido victorioso en numerosas competencias, Tagle, de 36 años, recuerda su primera carrera de aventura ya alejado de los deportes más tradicionales como el fútbol y el squash.

La bicicleta, entre sus preferencias
La bicicleta, entre sus preferencias. Foto: Fabián Mauri

"En 1995 me invitaron a correr una carrera de aventura en equipo de 5 integrantes, el famoso Raid Gauloise. Nos juntamos con dos argentinos y dos franceses. La carrera duró 10 días; la inexperiencia de correr en equipo era total y por momentos nos llevamos muy mal. Pero pude aprender muchísimo, el trabajo en equipo, la predisposición para seguir adelante. Sólo tiempo después empecé a ver cuántos errores había cometido. También empecé a relacionar todo lo que me pasó durante la carrera con las situaciones que se viven en las grandes empresas."

De ahí en más nunca dejó de correr estas pruebas. Empiezan a aparecer los recuerdos que más lo impactaron: "En Marruecos, en medio de la montaña, rodeado por gente de una civilización detenida el tiempo, estando allá arriba, en un hueco natural, llegamos a un puesto de control y al levantar la vista observé a dos marroquíes mirándonos fijamente. Mirá a esos dos, le dije a un asistente de la carrera. El me contestó: Están allá arriba desde hace dos días, se pasan las 24 horas mirando, sigan corriendo. En China, venir navegando en kayak por un río y de repente pasar por un puente y observar de la nada a 3000 personas alentando, y así en cada tramo. La hospitalidad de los uruguayos, que después de navegar prácticamente un día, nos albergaron en su campamento, igual que unos muy humildes lugareños de una pequeña localidad mexicana que no nos cobraron ni una gaseosa por considerarse anfitriones de la prueba.

"En la Argentina, cruzar a nado las Cataratas del Iguazú, abajo, –continúa su relato el corredor– hasta la isla San Martín y sentir la fortísima caída del agua que a uno lo paraliza, la inmensa bruma que provoca mucho miedo. O la vez que traté de acercarme en kayak hasta la pared del glaciar Perito Moreno sintiendo lo diminuto que somos frente a ese obelisco blanco, o remar por nuestros mares del Sur al lado de una ballena, esperando el momento que nos diera vuelta."

A medida que se fue empapando de las competiciones en la naturaleza, de otra forma de hacer deporte, Tagle simplemente pensó que era una lástima que no existiera algo parecido a un raid por nuestro país. "En 1993 se me ocurrió hacer un proyecto dedicado a dar servicios al corredor. La idea en esos años era poco importante para las compañías. Al tiempo lo inicié junto a dos jóvenes de 16 años (Diego Serrot y Karina Warman) con el nombre de Club de Corredores. Teníamos una oficina con una línea de teléfono."

Entendiendo que muchas personas, como él mismo lo admite, necesitan una vía de escape del sedentarismo, de la monotonía, buscó la forma de planificar el deporte libremente.

"Por 1994 muy pocos participaban de carreras, y quienes entrenábamos todos los días éramos mirados como bichos raros por el común de la gente. De a poco empezamos a organizarlas y también a aprender a dar mejores servicios a los participantes. El Club de Corredores es un reflejo de lo que a mí me gustaría que una empresa me brinde." Su pasión por las carreras de aventura continuó y empezó a organizarlas en los lugares más atractivos de nuestra geografía.

"Eramos 15 o 20 participantes y les teníamos que mandar la información dos meses antes por correo. Al poco tiempo armé la primera carrera de aventura en la Argentina, en el glaciar Perito Moreno."

Hace 5 años empezó el auge por las carreras de aventura. Sin duda el Raid Aventura en carreras largas y el Adventure Race de Villa La Angostura en carreras cortas fueron las competencias que impulsaron al gran movimiento de corredores argentinos, que hoy crece en las carreras de aventura.

Ficha técnica

Lugar y fecha de nacimiento: Capital Federal, el 24 de octubre de 1965.

Familia: Ricardo (padre, fallecido) e Ines Perkins (madre). Emiliano, Lisandro y Natalia (hermanos). Sus hijos, Jerónimo y Benjamín. Es divorciado.

Deportes que practica: running, mountain bike, natación, kayak, esquí alpino, esquí de fondo, canoa, cuerdas (rapell - jumar), buceo, patín y treking. Practicó otras disciplinas, como camello, canoas de bamboo, canoas chinas, buceo con orientacion, balsas típicas de Malasia y boia cross.

Carreras internacionales Eco Challenge, Marruecos (8º) Raid Gauloise (16º) Mild Seven, China (8º) Ecomotion, Brasil (1º) Camdex, México (2º) Extreme Tour, México (1º) Meridiano Raid, España (3º) Aventura Límite, Uruguay (1º) Gaia, Uruguay (1º)

Carreras nacionales Tetratlon de Chapelco (2 veces 1º) Gaia Argentina (1º) Triatlon Roca (1º) Triatlon de Bariloche (1º) Tetratlon de Esquel 2º

En 2004 Gaia, Uruguay (1º) Ecomotion, Brasil (1º) Raid Canarias, España (3º) Isla de Pascuas, Chile (2º) X-Series, Argentina (1º) Columbia Aventura, Argentina (1º)

Por Luis Casabal De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar