0

Un actor, de Galicia a Buenos Aires

0
16 de septiembre de 2004  

"Tacholas, un actor galaico-porteño". Documental en video y pantalla grande (2003) hablado en español. Dirección, investigación y guión: José Santiso. Montaje: Gonzalo Santiso. Fotografía y cámara: Mauricio Carmona. Presentado por Imagenauta Producciones. Dirección: 80 minutos. Calificación: apta para todo público.

De entre los muchos nombres de los actores de reparto que integraron los elencos de la cinematografía y del teatro de la Argentina, siempre se destacó el de Fernando Iglesias "Tacholas". Delgado, de voz grave, a veces honda, otras titubeante, Tacholas merece el recuerdo del público que lo conoció, muchas veces sin saber su nombre, por las esmeradas composiciones de tantos personajes que desfilaron por la pantalla y por los escenarios.

José Santiso quiso rendir un homenaje a su memoria, y lo logró por medio de este documental cálido y entrañable que muestra al Tacholas recién llegado de su Galicia natal e inmediatamente impregnado del aire porteño, de la necesidad de justicia de sus paisanos, casi todos ellos inmigrantes, que llegaban a esta tierra con la necesidad de hallar la paz y la libertad que su patria les negaba. Ya con una capacidad interpretativa puesta de manifiesto en grupos teatrales de su cuna orensana, Tacholas comenzó a actuar en piezas escénicas y no tardó en integrar los repartos de numerosas películas y a dejar oír su voz tan particular en infinidad de programas radiales.

Santiso recorre en su documental la singular trayectoria de este gallego nacido en 1909 y muerto en 1991 y se detiene en su apasionamiento tanto por el arte como por la necesidad de participar en los actos políticos que tenían como figuras centrales a próceres de la galleguidad que, escapados del horror franquista, depositaban sus esperanzas en una Argentina de brazos entrañablemente abiertos. Fotografías y fragmentos de películas caseras enmarcan el derrotero de Tacholas en Buenos Aires, a la que había llegado en 1929. De pronto está junto a Alfonso Rodríguez Castelao, en actos que hablaban de sueños y de esperanzas; en otras oportunidades, se lo ve en estudios de filmación o en ensayos escénicos junto a primeras actrices y actores de nuestro medio, y de pronto la cámara vira en el tiempo y nos traslada a la actualidad, en que el escritor Antonio Pérez Prado, el poeta Rodolfo Alonso, Graciela Borges, José Martínez Suárez, Pepe Soriano, Héctor Olivera, Osvaldo Bonet, la investigadora Rosa Puente, la actriz Chon Gómez y Clotilde Iglesias -bailarina e hija de Tacholas-, lo evocan con enorme ternura.

El documental no olvida escenas de algunos de los films en que Tacholas aportó su enorme talento artístico.

"El crack", de José Martínez Suárez; "El dependiente", de Leonardo Favio; "Crónica de una señora", de Raúl de la Torre; "Las venganzas de Beto Sánchez", "La Patagonia rebelde" y "No habrá más pena ni olvido", las tres de Héctor Olivera, y "Días de ilusión", de Fernando Ayala, y se detiene en los actos humanitarios que tenían en Tacholas, fallecido en 1991, a un prodigador de bondades.

Rescatar del olvido a personajes tan entrañables como éste es uno de los más valiosos elementos del documental. Y José Santiso, con un muy buen montaje y una música que retrotrae la morriña gallega, cumplió con enorme holgura este fundamental propósito de un género cinematográfico siempre dispuesto, como en este caso, a los recuerdos más enternecedores que hablan del hombre y de su paso por la vida.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.