Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El descanso del escritor Hugo Wast

La casa Flor de Durazno y sus alrededores inspiraron la novela homónima del autor, su dueño; fue el escenario de la primera película de Gardel

Sábado 25 de septiembre de 2004
SEGUIR
LA NACION

"Mi casita está situada en el cruce de dos caminos. Por el uno, que va a San Esteban y Capilla del Monte, pasan las polvorosas cabalgatas de las gentes alegres. El otro, ancho, melancólico y de costumbre solitario, lleva pausadamente al blanco cementerio, tendido en una loma pedregosa y estéril, donde solo crece el tomillo. Desde mi galería diviso la quieta mansión", dice el escritor Hugo Wast en el prólogo de la primera edición de su novela "Flor de Durazno", obra inspirada en lugares y personajes de la zona de San Esteban y Dolores, en Córdoba.

"Flor de Durazno" no es solamente una de las novelas más famosas de Wast, sino el lugar donde descansaba el escritor cordobés, cuyo verdadero nombre era Gustavo Martínez Zuviría. Allí el autor; su esposa santafecina, Matilde de Iriondo Iturraspe, y sus trece hijos gustaban de transcurrir los polvorientos veranos cordobeses.

Fue en este apacible lugar rodeado de árboles y arroyos adonde Martínez Zuviría, uno de los escritores argentinos más populares y vendedores de las primeras décadas del siglo XX, escribió la novela romántica que tomó el nombre de la casa, y sacó inspiración para otras obras.

La casa Flor de Durazno está ubicada aledaña a San Esteban, una población situada en el Valle de Punilla, 100 kilómetros al norte de Córdoba, a sólo ocho kilómetros de Capilla del Monte y a nueve kilómetros de La Cumbre.

La residencia se ubica en un pueblo serrano muy pintoresco, que se extiende desde la ruta 38 al Oeste, hasta el río Dolores, cauce formado por las aguas del arroyo Cruz Grande y el río San Jerónimo, que junto a otros arroyos desaguan en el dique Cruz del Eje.

El solar de Wast se encuentra frente a la iglesia del pueblo. La casa es de color rosado, está construido en estilo colonial y posee galerías en arcadas. Su aspecto general es sobrio pero elegante.

Alrededor de la casa se impone el paisaje verde y tranquilo del valle, que parece resguardar por doquier las figuras presentes en la novela de Wast: la inocente y engañada campesina Rina Castillo y su duro padre, Germán, el rico y ocioso porteño Miguel Benavídez, el sabio y bondadoso cura Filemón y Fabián, el novio de Rina, con su mirada feroz y el ánimo dispuesto a todo con tal de defender a su amada.

Pero esta casa, sitio de inspiración para el prolífico autor, no sólo fue refugio veraniego de los Martínez Zuviría.

Sin que nadie lo pudiera adivinar en ese momento, este solar fue escenario privilegiado del rodaje de la primera película que tuvo al inmortal dúo conformado por Carlos Gardel y Mona Maris, en 1917. Esta cinta, que muestra a un Gardel bastante más rollizo del que arrancó suspiros a miles de mujeres argentinas durante décadas, fue dirigida por Francisco de Filipis y su guión fue adaptado por el propio escritor.

Un autor prolífico

Gustavo Martínez Zuviría, uno de los autores que mas escribió relatos costumbristas de la época y novelas históricas inspiradas en las guerras civiles argentinas, nació el 23 de octubre de 1883, en la casa de Zenón Martínez Cabanillas y Carolina de Zuviría.

Se dice que su primer cuento fue redactado a sus siete años, y que a los catorce ya escribía para el tradicional diario cordobés Los Principios.

En 1902, luego de egresar del bachillerato, publicó su primera novela, "Alegre", prólogo de una fecunda carrera en la que editó 28 novelas, 4 novelas cortas, 37 cuentos y 14 relatos, además de un centenar de colaboraciones para LA NACION y la revista Caras y Caretas.

En 1907, con solamente 24 años, el novelista obtuvo el grado de doctor en Derecho y Ciencias Sociales en la Universidad de Santa Fe.

Un año más tarde se casó con Matilde de Iriondo Iturraspe, a la define en el cuento "Picaflor de biblioteca" como su "primera y única novia". Se dice que en la historia de la familia de ella fue que el escritor se inspiró para escribir la novela histórica "La casa de los cuervos", ambientada en la época de las luchas civiles en Santa Fe.

El autor recibió muchas distinciones en la época, además de ser traducido a más de 20 idiomas (como inglés, francés, checo, alemán eslovaco, holandés, húngaro y hasta japonés, entre otros).

Quizá la consagración máxima le llega con la publicación del libro "Valle Negro", por el que es honrado a los 37 años con el premio de la Real Academia Española, y un sitial de miembro correspondiente en ella. De esta obra diría el español Miguel de Unamuno: "He leído «Valle Negro» con el ánimo suspenso y volveré a leerlo, porque el interés que me despertó es el de un dramático juego de pasiones".

Actividad pública

Las actividades de Martínez Zuviría no se redujeron a las letras. En 1907 se desempeñó como secretario de la Asamblea Constituyente de la Provincia de Santa Fe.

Años después, el escritor y abogado asumió la dirección del diario "Nueva epoca", y más tarde se desempeño como diputado nacional por el partido Demócrata Progresista, liderado por su amigo Lisandro de la Torre, partido al que renunció años después por sus convicciones religiosas.

En su labor como diputado fue conocido por su agudeza en el recinto parlamentario, sobre todo ante las ironías que despertaba de parte de otros colegas por su oficio de novelista. Víctor Funes recuerda en una semblanza de Wast que una vez el diputado Horacio Oyhanarte le espetó: "¿Por qué no se dedica el señor diputado a la casa de los cuervos?", a lo que Wast, sin parpadear, replicó: "Es que ahora estoy muy ocupado en la caza de los gansos, de los gansos en el Parlamento".

Luego de viajar por el extranjero y residir unos años en París, donde continuó publicando obras, Martínez Zuviría regresó al país en 1931 para tomar la dirección de la Biblioteca Nacional, que había dejado vacante Paul Groussac. Allí se desempeñó hasta 1954, momento en el que comienzan las desinteligencias entre el gobierno de Juan Perón y la Iglesia Católica. Para cuando dejo su cargo, Martínez Zuviría había triplicado el patrimonio existente en la Biblioteca, alcanzando el volumen de 700.000 ejemplares.

En 1941 fue interventor federal en Catamarca, y luego, ministro de Justicia e Instrucción Pública, cargo desde donde impulsó la enseñanza religiosa en las escuelas.

Wast, llamado "el escritor que no teme que sus hijos lean sus novelas", siempre estuvo orgulloso del tono inocente de la mayoría de sus obras. "Un arte que no contribuye a hacer más bueno al hombre, sino que lo llena de orgullo, de sensualidad, de desesperación..., podrá ser inspirado, seductor, genial, pero sin duda es ilícito...", escribió.

Gustavo Martínez Zuviría falleció el 28 de marzo de 1962, amortajado en la sotana de la Compañía de Jesús. Sólo hasta 1978, "Flor de Durazno", la novela inspirada en su casa de San Esteban, llevaba 36 ediciones agotadas.

Datos clave

Ubicación: la casa Flor de Durazno está ubicada en la localidad de San Esteban, en el Valle de Punilla, Córdoba, en el km 804 de la ruta nacional 38. En esta localidad también se puede visitar la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y el Molino construido por el francés Gustave Eiffel.

Cómo llegar: San Esteban está a 100 km al norte de Córdoba, a sólo 8 km de Capilla del Monte y a 9 de La Cumbre.

Hospedaje: se puede parar en las Cabañas del Viejo Molino. Consultas: 03564-420617 o 15568173, y por e-mail a elviejomolinoeiffel@hotmail.com.

Te puede interesar