Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La mayoría viene de países vecinos

La Argentina, primera en el número de inmigrantes

Información general

Es el país de América latina que recibe más extranjeros

Por   | LA NACION

Si bien el número de arribos está en descenso, la Argentina es, en América latina, la nación que recibe mayor cantidad de inmigrantes.

Así lo revelan los últimos datos del censo poblacional de 2001, que da cuenta de que el país tiene 1,5 millones de extranjeros, esto es, el 4 por ciento de la población total. Según un estudio del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía de la Cepal, el segundo país con más habitantes extranjeros es Venezuela (algo más de un millón, que representa el 9 por ciento de su población).

"La Argentina sigue siendo un país de inmigrantes, como tradicionalmente lo ha sido. Lo que ha cambiado es la composición migratoria", afirmó Mario Santillo, del Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos (Cemla), a LA NACION.

La población proveniente de países limítrofes representa el 60%, mientras que el 8% llega del resto de América latina, principalmente del Perú. Según los especialistas, este fenómeno se acentuó durante los años de la convertibilidad, ya que un trabajo en la Argentina garantizaba un ingreso en dólares mucho más alto que el que se ofrecía en cualquier otro país de la región.

La población originaria de Europa, en tanto, representa un 28%, mientras que los extranjeros provenientes de los asiáticos y del resto del mundo, el 2% restante.

"Yo llegué a la Argentina hace 11 años -contó con un dejo de acento porteño Emilio Vázquez mientras saboreaba unas papas a la huancaina en la zona del Abasto-. La situación en el Perú no era muy buena y vine a probar suerte. Hoy tengo una hija argentina y un trabajo en una empresa que fabrica ascensores. Y, además, dirijo un grupo folklórico peruano. Hago patria fuera de mi patria."

La historia de Vázquez se multiplica por miles. Las cifras oficiales dicen que 88.260 peruanos residen hoy aquí. Sin embargo, el cónsul general de ese país en la Argentina, José Luis Torres Seguin, habla de 140.000.

"Actualmente manejamos esas cifras, 90.000 de ellos residen en Buenos Aires -detalló el diplomático y agregó-: El ciudadano peruano se integra fácilmente porque vive en un país que es parte de su continente. Hay lazos culturales muy fuertes que hacen que la inserción se produzca rápidamente."

Y lo confirman varios miembros de esa colectividad. Santos Aguirre trabaja en el rubro gastronómico desde que llegó a la Argentina. Hace dos años abrió su propio emprendimiento, Sabor Norteño, en la zona de Once donde se encuentran sus compatriotas y argentinos por igual. "Abrí el restaurante justo cuando estalló la crisis, pero la superamos. Aquí hacemos comidas típicas peruanas y la mayoría de los pedidos que tenemos provienen de los vecinos del barrio que son argentinos", contó con orgullo mientras invitaba a probar como agasajo un cebiche recién salido de la cocina.

Vals peruano y marinera

En ese rincón del corazón porteño no se escucha tango. El vals peruano y la marinera norteña acompañan a los comensales que degustan cerveza mezclada con Coca-Cola.

Los peruanos residen principalmente en la ciudad de Buenos Aires: Balvanera, Once, La Boca y San Telmo son los barrios más elegidos. También viven en La Plata, con una gran migración estudiantil, y en Mendoza.

Con sus costumbres, comidas y varias publicaciones con noticias de sus pagos también pasan sus días los ciudadanos paraguayos. Ellos son la colectividad más numerosa en el país, con unos 325.000 miembros que residen principalmente en el conurbano bonaerense: Avellaneda y Quilmes, y en Flores, Once y Almagro.

"La inmigración latinoamericana comenzó a principios del siglo pasado. No hay que creer que empezó en la década del 90 porque convenía en términos económicos. Por ejemplo, la comunidad paraguaya se multiplica si se cuentan aquellos miembros que legalmente son argentinos, que pertenecen a la segunda o a la tercera generación", explicó Santillo.

"Los paraguayos viven desperdigados por todo el país. Incluso, tienen una amplia participación cultural y social. Nosotros calculamos que sólo en la Capital y en el conurbano bonaerense llegan a 600.000", indicó Alberto Loyarte, referente de esa comunidad en la Argentina.

Bolivianos y chilenos les siguen en las listas, con unos 200.000 ciudadanos cada grupo, según el Indec. La comunidad boliviana se distribuye en Escobar, Pilar, Campana, La Plata, Bahía Blanca y Tandil; en la Capital y en Salta, Jujuy, San Juan, Rosario, Córdoba y Mendoza.

Del resto del mundo

De los ciudadanos extranjeros extra-Mercosur, beneficiados por un decreto presidencial que facilita su radicación, anticipado por LA NACION el 10 de este mes, las comunidades que más han crecido en los últimos tiempos son la china y la taiwanesa. El censo indica que ambas superan los 7000 inmigrantes.

"La coreana es más antigua. Ellos -según cifras oficiales son 8205- están más organizados e integrados. Tienen más poder adquisitivo. La comunidad china es más reciente y se organiza alrededor del comercio, en restaurantes y supermercados", indicó Santillo.

También conserva sus costumbres. Anclada en Belgrano, desde el estudio fotográfico Fénix intenta conservar su costumbre milenaria. Como muchos no pueden viajar a sus países eligen retratarse con trajes, fondos de paisaje y peinados orientales que envían a sus familiares. Taiwaneses, chinos y coreanos desfilan por el estudio y posan para las cámaras.

Los estudios del Cemla indican que también ha crecido la inmigración de Europa del Este, que suma en total unos 5000 ciudadanos. Los ucranianos son los más numerosos.

En cuanto a la distribución, el 70% de la población extranjera reside en el conurbano bonaerense y en la Capital. El resto se distribuye en las provincias: Mendoza, Río Negro y Misiones muestran la mayor concentración.

"Aunque el componente migratorio ha cambiado, las condiciones económicas y sociales de los inmigrantes que llegaron aquí desde 1914, que en ese momento representaban el 30% de la población total, son similares a las actuales [ahora representan el 4%]. La diferencia que se puede notar hoy es que se está valorizando la diversidad cultural. Existe como un mito cuando los argentinos hablan de sus abuelos; pero no hay una diferencia: ellos venían por la misma razón, en busca de trabajo y de mejores posibilidades de vida", aseguró Santillo.

Tendencias

  • La tendencia de las últimas décadas en la migración internacional en América latina y el Caribe indica, según un estudio elaborado por el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía de la Cepal, que la inmigración de ultramar (que llega desde Europa) muestra un agotamiento indeclinable, mientras que la migración intrarregional tiene una moderada intensidad, con un fuerte predominio femenino. El mismo relevamiento demostró que la emigración de americanos hacia los Estados Unidos concentra las tres cuartas partes de los migrantes de la región.
TEMAS DE HOYArgentina, en defaultThomas GriesaAxel KicillofLa muerte de Grondona