Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Voraz incendio en la torre más alta de Venezuela

No hubo víctimas fatales; temor por un posible derrumbe

Lunes 18 de octubre de 2004

CARACAS.- Un devastador incendio en una torre del Parque Central de Caracas, uno de los complejos de edificios más altos de Venezuela y de América del Sur, conmocionó ayer a la capital venezolana, donde por momentos se temió que -por efecto del fuego sobre la estructura de acero de la construcción- se produjera un colapso similar al de las Torres Gemelas de Nueva York.

Mientras el gobierno de Hugo Chávez ordenaba una inmediata investigación sobre las causas del siniestro, la densa humareda que envolvía la parte superior de la torre de 56 pisos -que tiene a pocos metros otra gemela- se observaba desde una gran distancia. Durante horas, grandes lenguas de fuego salieron por las ventanas del edificio incendiado.

Chávez intentó llevar calma a la población y en su programa radial "Aló presidente" lamentó el suceso y prometió que su gobierno investigará "a fondo" las causas que originaron el incendio. En las primeras horas de la tarde el fuego se había extendido prácticamente hasta la azotea de la torre y helicópteros militares derramaron tanques de agua sobre la estructura, en un esfuerzo por enfriarla y permitir el trabajo de los bomberos.

El jefe de los Bomberos Metropolitanos de Caracas, Rodolfo Briceño, dijo que no hubo víctimas fatales, dado que el edificio se mantiene casi totalmente vacío los fines de semana, pero sí hubo heridos por inhalación de gases tóxicos.

Las oficinas más dañadas fueron las del Ministerio de Infraestructura del quinto exportador mundial de petróleo. En cambio, el Museo Contemporáneo de Caracas, anexo a la torre, fue desalojado, y más de 100 de sus obras fueron llevadas a la bóveda para su resguardo.

"El incendio se desató en la sede del Instituto Nacional de Aviación Civil en el piso 34. Las altas temperaturas y los ductos del edificio hicieron que las llamas llegaran al piso 44 con gran violencia", acotó el ministro de Infraestructura, Ramón Carrizales.

Los investigadores comentaron que no funcionaron los sistemas de seguridad contra fuego de la torre de 221 metros de altura, que, junto con su gemela Torre Oeste, fue construida a fines de la década de 1970. En su momento, fueron los edificios de estructura de cemento armado más altos del mundo.

El ministro del Interior y Justicia, Jesse Chacón, dijo que no podían descartar que el edificio, a pesar de su estructura de concreto, pudiese colapsar. "Hay un problema que tiene que ver con la estructura del edificio, porque es de acero. Si por las altas temperaturas que se están dando el acero cede, podría colapsar la estructura hasta el piso 34, y esto podría hacer que toda la estructura se viniera hacia abajo", dijo Chacón.

Agencias Reuters y AFP

Te puede interesar