Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Horizonte mundial

Mientras intensifica su entrenamiento con miras a la carrera decisiva del Adventure Series, la múltiple atleta entrerriana del team AXN Nike dejó sus impresiones. "Estar entre los cinco primeros sería fantástico", admitió

Viernes 29 de octubre de 2004
SEGUIR
LA NACION

Nadia Michel es un torbellino imparable que va y viene por su departamento de Palermo, mientras recibe la visita del cronista. "¿Me vas a entrevistar? Uy... ¡Me siento Susana Giménez!", suelta espontáneamente. "Aclará que soy entrerriana, de Gualeguaychú", es el pedido primordial, apoyándose en una sonrisa que no abandonará en toda la charla.

La chica del team AXN Nike, uno de los dos equipos argentinos clasificados para la fecha del Mundial de carreras de aventura, que se hará el mes próximo, en la Patagonia, tiene motivos para entusiasmarse. Está ante la oportunidad que todo cultor de este tipo de competencias sueña y espera.

Algunas horas antes de partir hacia San Martín de los Andes, donde por estos días completa su aclimatación para la gran jornada, recibió a la Extrema. "Con Sebastián González Ubaldi, mi entrenador, traté de ponerme a punto en la parte física. Ahora, en San Martín, voy a hacer lo que mi compañero de equipo, el Gurí Aznarez, llama el entrenamiento instintivo, ya que yo nunca hice prácticas en la montaña", explica.

Nadia es profesora de educación física y su primera carrera fue el Desafío de los Volcanes 2003, en el que terminó en el quinto lugar con el AXN; al año siguiente ganó esa exigente competencia y notó que estaba para grandes cosas en el mundo de las pruebas de expedición y resistencia.

Así, este año se lanzó a la conquista de un camino duro y, por eso, relevante: el X-Adventure Raid Series, el grupo de pruebas combinadas más fuerte del planeta. Fueron cuatro etapas en distintos continentes que tuvieron un final feliz: la clasificación para la gran final en la Argentina.

"Lo que tuvimos que pasar para llegar a clasificarnos fue tremendo –recuerda–. Nos pasó de todo; en Marruecos nos robaron 1500 dólares; en Oregon veníamos haciendo una carrera espectacular y nos perdimos, y allá, perder dos horas no es como acá, que se pueden recuperar. Pero no fue todo. En Francia, nunca llegó mi valija y tuve que correr con ropa prestada. Finalmente, en Australia, volqué con la camioneta y perdimos todas las provisiones. Un desastre..."

Créase o no, pese a los golpes anímicos, el team siempre se rehízo y en la última etapa consiguió uno de los cinco pasaportes para la final que otorgaba la Zona 7, junto a sus compatriotas de Salomon Neuquentur Argentina y a tres equipos norteamericanos (Montrail-Revo, Nike ACG y Salomon USA).

"Competir en ese nivel te deja un montón de enseñanzas. Lo que a mí más me sorprendió fue la increíble aptitud física de los equipos de punta y los tremendos límites de dolor y sufrimiento a los que son capaces de llegar en cada carrera", explica Nadia.

Obviamente, la corredora también encontró mundos disímiles al comparar el ambiente que la rodeó en aquellos días con el que habitualmente percibe en las pruebas locales. "Es abismal la diferencia de las posturas de unos y otros –reconoce–; mientras acá todos opinan de kayak, navegación y mountain-bike, allá los que más saben son superhumildes, porque no necesitan demostrar nada. En otras palabras, acá hay un gran delirio y allá hay mucha vocación."

Para la ansiedad de Nadia, el calendario avanza demasiado lento. Ella espera con justificada impaciencia el 29 del mes próximo, que la encontrará con sus compañeros (Jorge Aznarez, Fernando Soria y Gustavo Muñoz) en la línea de partida de la jornada más esperada. "Va a ser un sueño que trataremos de disfrutar después del sacrificio que nos costó llegar hasta acá. Además, esta vez no habrá problemas de traslados ni cansancio por los viajes. Ese es el único punto en el que puede ayudarnos la localía, porque por lo demás no estoy tan segura... vienen los mejores del mundo, es una prueba de 600 kilómetros y hay que correrla..."

Las diferencias entre los más poderosos y nuestros atletas no parecen desanimar a Nadia. "Nosotros vamos a salir a cumplir con toda la gente que nos apoyó. Para mí fue fundamental la ayuda que me brindaron la Secretaría de Turismo de Gualeguaychú y la Dirección de Deportes de Entre Ríos."

–¿Con qué posición final te conformás?

–Mirá, uno quisiera ganar siempre. Claro que con entrar entre los siete primeros yo estaría hecha. Pero para quedarme plenamente conforme tendríamos que llegar entre los primeros cinco...

Fe no le falta. Está visto.

“Sorteamos miles de inconvenientes para llegar a la final, así que ahora queremos disfrutar esta carrera en casa, sin sufrir por el cansancio que generan los viajes”

Te puede interesar