Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La basura invadió Lomas de Zamora

Se amenazó con extender la protesta a todo el país; la provincia enviará hoy los fondos para pagar a los recolectores.

Viernes 07 de enero de 2000

Lomas de Zamora fue ayer un caos. La basura asomaba por todas las esquinas luego de que los recolecteros iniciaron una jornada de protesta.

Pero tras arduas negociaciones se evitó lo peor: que la protesta se extendiera a toda la provincia. Y a todo el país, según había amenazado-con inusual dureza- el titular del gremio de camioneros, Hugo Moyano.

Fue una jornada difícil. Cerca de 300 trabajadores de la empresa recolectora Alvarez y Patiño SA se manifestaron desde la mañana de ayer frente a la municipalidad, en reclamo de que se garantice la continuidad de sus fuentes de trabajo.

Los manifestantes, ayer, frente a la sede de la municipalidad
Los manifestantes, ayer, frente a la sede de la municipalidad. Foto: Natacha Pisarenko

Hubo destrozos en el edificio municipal, y la calle y la plaza Grigera se vieron plagadas de pilas de basura en llamas. Con el calor, el humo integró un cóctel de difícil digestión.

Las calles aledañas al edificio municipal, en Manuel Castro al 200, estuvieron obstruidas por una veintena de camiones recolectores. El tránsito fue un verdadero infierno.

En medio del panorama de tensión, el intendente Edgardo Di Dío anunció en conferencia de prensa que el gobierno de la provincia de Buenos Aires adelantará hoy 600.000 pesos de la coparticipación en efectivo y se habilitará un descubierto de 2.700.000 al municipio en su cuenta del Banco de la Provincia de Buenos Aires para atender el reclamo de los camioneros.

Esto permitirá cancelar parte de la deuda que la Municipalidad de Lomas de Zamora mantiene con la empresa de recolección de residuos, por la que protestaban los trabajadores, que -dijeron- no cobran sus haberes desde diciembre último.

Moyano, el secretario del gremio, aseguró que los trabajadores cobrarán sus salarios de diciembre y aguinaldos "a partir de la cero hora de hoy" y afirmó que "no hay paro", porque "desaparecieron las causas" para semejante medida.

Los hechos

Desde muy temprano, los trabajadores se congregaron frente a la municipalidad para reclamar ante las autoridades municipales la garantía de conservación de sus puestos de trabajo y el pago de los haberes atrasados.

En rigor, tales salarios no habían sido pagados por la empresa Alvarez Patiño alegando la deuda pendiente con la comuna.

Pocos minutos después de las 9, los trabajadores ingresaron en el edificio, donde ya se encontraban los empleados y algunos vecinos, rompieron vidrios y quemaron basura en el hall de entrada.

El cuerpo de infantería de la policía de la provincia de Buenos Aires desalojó a los manifestantes. Según informaron fuentes policiales, tres de los agentes apostados en el lugar sufrieron heridas leves durante el enfrentamiento.

Desde el mediodía, el intendente Di Dío y el sindicalista Moyano mantuvieron negociaciones para evitar el cese de las actividades de recolección de residuos en la comuna y-según la amenaza sindical- que se extendiera a todo el país.

Hasta que cancelen la deuda

Si bien se arrastraba desde tiempo atrás, fuentes sindicales indicaron que el conflicto se disparó cuando la empresa recolectora se negó a una renegociación temporaria del contrato, vencido el 2 del actual.

El intendente aliancista aseguró en todo momento que "la municipalidad garantizará la estabilidad de las fuentes laborales" de los 360 trabajadores de la empresa de recolección en esa localidad, "cualquiera fuese la solución al conflicto".

Di Dío aceptó la existencia de la deuda. Dijo que del pasivo de 50 millones que heredó del duhaldista Tavano, cuatro millones corresponden al pago del servicio de recolección de los últimos seis meses de gestión justicialista.

Con la renegociación, el municipio pretendía prolongar el servicio de Alvarez y Patiño SA -que monopoliza la recolección en la zona desde hace 16 años- hasta que se concretara el llamado a licitación pública para un nuevo contrato, según indicó el intendente.

En una carta abierta, el 20 de diciembre último, el intendente había descripto a la gente la situación del municipio que heredaba del duhaldista Bruno Tavano.

Lomas de Zamora tiene una deuda consolidada de 22.400.000 pesos, a los que se deben sumar el déficit de 1998, de más de 10 millones, y el déficit de 1999, de 17 millones, según se precisó. A estas cifras se suman los tres millones y medio de pesos que tiene de descubierto en el Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Durante todo el año último, el gobierno municipal no pagó el seguro de sus 200 vehículos ni la ART de sus empleados, ni el seguro contra incendio de sus edificios. Cuando Di Dío asumió, se le debían los salarios de noviembre y diciembre. El municipio tiene 680.000 habitantes.

Territorio tomado

Irrespirable. El centro de la localidad de Lomas de Zamora era ayer tierra tomada. Centenares de trabajadores de la empresa recolectora de residuos Alvarez y Patiño SA quemaron neumáticos y kilos de basura frente a la sede de la Municipalidad. El olor era insoportable.

* * *

Cortinas bajas ."Perdón, para averiguar por una patente... ¿dónde? Una mujer que pretendía concretar un pago por infracciones en el edificio de la comuna fue rápidamente disuadida de su intención. Ayer, nadie quería siquiera pensar en acercarse a las oficinas comunales.

* * *

Corridas . Uno de los momentos de mayor tensión se vivió a las 9, cuando con piedras y bolsas llenas de basura recolectada la noche anterior, los manifestantes coparon el hall central del inmueble, donde se encontraban los empleados y algunos vecinos. Prendieron grandes fogatas y de los vidrios de la planta baja sólo quedaron pequeños trozos. Cerca de docientos policías defendieron el edificio con cascos, bastones y escudos.

* * *

Consigna . "No nos vamos a ir ni vamos a juntar la basura", fue la consigna que hizo correr el delegado gremial Claudio Tapia. El sindicalista insistió: "No nos movemos de acá a menos que atiendan lo que pedimos".

Mariana Satostegui

Te puede interesar