Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renunció el ministro de Defensa de Brasil

José Viegas será reemplazado temporalmente por el el vicepresidente de la república, José Alencar; es la primera ruptura en el equipo del presidente Lula

Jueves 04 de noviembre de 2004 • 12:42

RIO DE JANEIRO.- El ministro de la Defensa de Brasil, José Viegas, renunció a su cargo en la primera ruptura en el equipo de gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva relacionada con el área militar.

En reemplazo temporal del renunciante fue designado el vicepresidente de la república, José Alencar, informó la presidencia.

La renuncia fue anunciada sólo tres semanas después de una publicación que registró fotografías de un preso político del régimen militar (1964-85) y trajo de vuelta memorias sobre muertos y desaparecidos en esa época. El tema es aún sensible en este país donde una ley de amnistía "perdonó" por igual a civiles y militares envueltos en enfrentamientos.

Los movimientos civiles como Tortura Nunca Mas quedaron inconformes con ese tratamiento equilibrado y han reclamado insistentemente por años que los gobiernos civiles establecidos desde 1985 abran los archivos militares de tiempos de la dictadura.

Los militares dijeron que tales archivos no existen, pero la publicación de las fotografías fue una prueba de que, de alguna manera, hay archivos.

En particular, los movimientos de derechos humanos exigen que los militares muestren sus archivos sobre la lucha guerrillera en una remota región amazónica, al norte del país, donde se cree que murieron mas de 60 guerrilleros entre 1972 y 1973. Según Tortura Nunca Más, los gobiernos civiles de los últimos 18 años "tienen miedo" a las fuerzas armadas, que se sentirían molestas con revelaciones que pondrían en evidencia que bajo el régimen militar existió la tortura.

Las fotografías mostraban a un hombre desnudo, cabizbajo y desmoralizado. No hubo unanimidad en identificar al individuo. Inicialmente se dijo que se trataría del periodista Vladimir Herzog, quien murió en una celda de la policía militar de seguridad en 1975 y que las autoridades de entonces dijeron que se había ahorcado.

Viegas había dado sustento a la afirmación militar afirmando que al menos los archivos sobre aquella guerrilla habían sido incinerados años atrás.

En un breve comunicado, la presidencia dijo que Viegas presentó su renuncia el último 22 de octubre en una nota enviada a Lula. Eso fue sólo una semana después de la publicación de las fotografías en el diario Correio Braziliense, el principal de la capital.

El traspaso del cargo, agregó la comunicación oficial, será el próximo lunes en el Palacio de Planalto.

Viegas debió enfrentar también versiones que un primer comunicado salido del ejército -por el caso de las fotos del reportero muerto en la dictadura- no le fue consultado.

Aquella nota del comando militar generó profundo malestar en el gobierno de Lula, en las filas del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) -muchos de cuyos integrantes y actualmente en el gobierno salieron al exilio durante la dictadura- y en el congreso, así como entre grupos de derechos humanos que consideraron como exagerado el lenguaje usado por el ejército.

Lula convocó a una reunión de emergencia entre Viegas y el comando del ejército y entonces se divulgó una segunda nota militar en la que se expresa el pesar por la muerte del periodista Herzog.

El ministro poco después dijo que daba por cerrado el caso y declinó en varias ocasiones referirse a las versiones sobre su renuncia.

El ex embajador en Rusia, además, ya había tenido algunos impasses con el sector militar por una disputa a mediados de año sobre aumentos de salarios en las filas, de más de 300.000 integrantes de las fuerzas armadas activos y retirados.

Fuente: AP

Te puede interesar