Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Editorial I

Valores y antivalores en la TV

Opinión

En muchas oportunidades, hemos dicho que la sociedad no debe mantener una actitud pasiva frente a los medios de comunicación social, sino que debe acostumbrarse a evaluarlos y examinarlos con espíritu crítico. Quien pasa varias horas del día frente a un televisor, por ejemplo, corre el riesgo de quedar prisionero de una concepción del mundo virtual o ilusoria y hasta puede llegar a perder el sentido vivencial pleno de la realidad o del mundo. Por eso es importante que mantengamos en todo momento una conciencia viva frente a los mensajes que nos entregan los medios y que podamos elaborarlos e interpretarlos en su correcta dimensión y en su justa medida.

Se suele pensar que las personas adultas tienen mayor capacidad para sustraerse a la influencia dominante del televisor. Y se supone que los adolescentes y los jóvenes son, en cambio, los que sucumben más fácilmente a su atracción. Sin embargo, una encuesta realizada recientemente entre jóvenes de 13 a 17 años contradice esa presunción, pues revela que el 75 por ciento de los adolescentes opina que la televisión abierta es "mala" o "regular". Y no sólo eso: opina también que los modelos de vida exhibidos o propuestos por los canales de aire son frecuentemente "negativos" y "de muy poco valor humano".

Esta reveladora encuesta fue realizada por encargo de la Asociación Contenidos, Medios y Sociedad, entidad civil que dirige Pedro Simoncini, y su ejecución estuvo a cargo del Centro Cultural Albor, que orienta el psicólogo Julio César Labaké. Realizada en la ciudad de Buenos Aires sobre la base de entrevistas a 587 alumnos de establecimientos educativos estatales y a 440 alumnos de colegios privados confesionales y no confesionales, la investigación fue presentada en el seno de la Academia Nacional de Educación y -como se dijo- permitió arribar a la conclusión de que el 75% de los adolescentes y jóvenes tienen una opinión fuertemente negativa sobre la televisión.

Cuando los encuestadores intentaron lograr una mayor precisión sobre las motivaciones que determinan ese juicio tan adverso respecto de la TV se obtuvieron algunos datos que es importante tomar en cuenta.

Por ejemplo, el 29% de los entrevistados consideró, como principal reproche, que el material difundido por la TV "no es educativo ni realista". El 27% está convencido de que en el lenguaje de la TV predominan las imágenes "obscenas y agresivas". Un 28% considera reprobable que "se muestren indebidamente programas y publicidades que no deberían emitirse fuera del horario de protección al menor". Finalmente, sólo el 16% opinó que "lo mostrado por la TV es en general aceptable".

¿Cuáles son los principales "antivalores" que presenta la televisión según la opinión de los adolescentes? Para el 33,94%, el elemento más dañino que prodiga la TV es la violencia. Para el 23,49%, lo más negativo es "la ausencia de verdad". El 22,22% considera que lo más pernicioso en la televisión es "la falta de respeto al prójimo". Por último, el 20,35% opina que lo más condenable es "el elevado caudal de pornografía visual y auditiva" que se muestra por la pantalla.

Entre los programas de la televisión que los adolescentes consideran más sanos y valiosos para la buena formación de los niños se cuentan algunos tan celebrados por la generalidad como "El Show del Chavo", "Piñón fijo" o "Floricienta". En el otro extremo, entre los programas que los adolescentes consideran más negativos y perniciosos, figuraron en la encuesta producciones como "Los Roldán", "La Peluquería" o "Intrusos".

Conviene destacar el sentido común, el buen criterio y la adecuada sensibilidad crítica que revelan, en general, estos juicios. No es común que los niños juzguen a la televisión desde el punto de vista de sus propios niveles de madurez emocional y que se pronuncien respecto de los programas tomando como eje referencial el tema de los valores y los contenidos de orden moral. El haber logrado que los niños y jóvenes emitieran esa clase de opiniones constituye un mérito que se les debe reconocer a los encuestadores.

La encuesta sirvió también para investigar cuáles son los valores humanos que, a juicio de los adolescentes, contribuyen a mejorar la vida humana y cuáles de ellos aparecen reflejados con mayor asiduidad en las pantallas de televisión. Los valores que los jóvenes identificaron como los más reconocibles fueron los siguientes: la solidaridad, invocada por el 25,92% de los encuestados; la amistad y el respeto, mencionados por el 27,20%, y la sinceridad, señalada por el 12,75 por ciento. Pero lo más llamativo fue que el 33% manifestó que no había podido descubrir ningún valor en las pantallas de la televisión local. .

TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015