Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Consejos para padres

Qué hacer cuando el bebe no duerme

Suplemento Salud

Según expertos de la Clínica Mayo

ROCHESTER, Estados Unidos.- Son las 2 de la mañana y usted oye llorar a su hijo recién nacido. Comienza a preguntarse, ¿debo levantarme?

Los patrones de sueño de los niños pequeños son tema de discusiones y hasta de acalorado debate. Cuándo, dónde, durante cuánto tiempo y con qué frecuencia, son todas cuestiones importantes. Sin embargo, se vuelven complicadas si se tiene en cuenta que cada bebe es único, con su propia personalidad y con rasgos particulares, muchos de los cuales afectan los patrones de sueño.

Buenos hábitos

Durante las primeras semanas de vida, los bebes pasan un total de 16 a 20 horas al día durmiendo o dormitando, principalmente en períodos que duran unas pocas horas cada uno. No se alarme si el sueño de su recién nacido no sigue un patrón constante o si varía de un día al otro. Esos patrones se volverán más estables a medida que su sistema nervioso madure y su reloj interno se desarrolle.

Al principio, los bebes tienen dificultad en distinguir la diferencia entre la noche y el día lo que les dificulta dormir toda la noche. A medida que crezcan, comenzarán a reconocer la diferencia de horarios y dejarán el sueño para las horas nocturnas.

¿Cómo ayudar a su bebe a desarrollar buenos hábitos de sueño? En general, los bebes aprenden bien a dormirse solos. Los problemas provienen de asociaciones con el sueño y es ahí donde usted puede participar. Existen algunos factores que ayudan a establecer una rutina exitosa a la hora de ir a la cama.

1. Ponga a su bebe en la cama cuando esté despierto, pero con sueño. De esa manera él asociará la cama con el proceso de quedarse dormido.

2. Cuando se despierte durante la noche, devuélvalo a la cama y tranquilícelo con suavidad. Cuando necesita ser alimentado o cambiado durante la noche, deje las luces bajas, hable con voz suave y muévase con lentitud para que advierta que es hora de dormir y no de jugar. Esto ayudará a su niño a distinguir la noche del día. Un ruido suave y monótono, de fondo, como el de un ventilador o humificador, y hasta un disco con sonido de olas puede calmarlo y disminuir la posibilidad de que el bebe se altere con otros ruidos de la casa.

3. Intente que su hijo no duerma largas siestas durante el día. Dormir demasiado durante el día le puede provocar insomnio a la hora de ir a la cama o despertarse con frecuencia durante la noche. Cuando es un recién nacido, puede dormir siestas esporádicas durante el día. A las ocho semanas, sin embargo, comenzará a hacerlo de forma regular, y dormir un total de cinco horas durante el día. Al año de edad, el promedio de horas de siesta es de alrededor de dos horas y media.

4. Aliente a su bebe a que se duerma sin chupete. A pesar de que lo ayuda a quedarse dormido, puede también ser el responsable de que se despierte de golpe cuando se le sale de la boca.

5. Trate de no responder inmediatamente al primer llanto o protesta de su pequeño. Al igual que los adultos, los bebes tardan unos minutos hasta encontrar una posición confortable, para calmarse y caer dormidos. Sin embargo contrariamente a usted, uno de los pocos

No se alarme si el sueño de su hijo recién nacido no sigue un patrón constante, se volverá más estable a medida que su reloj interno se desarrolle de los pocos mecanismos para reconfortarse que tiene el bebe es llorar. No debe sorprender algún llanto mientras se queda dormido.

6. Trate de dormir en una habitación separada del niño. En las primeras semanas, muchos padres encuentran más práctico que el niño duerma en su cuarto. Pero en un determinado momento puede empezar a ser perjudicial la presencia continua del niño. Aun cuando no estén despiertos o llorando, hacen muchos ruiditos que pueden despertarlo. Intente que el niño duerma en otro cuarto, tanto padres como bebe dormirán mejor.

Durante los primeros meses probablemente pueda advertir si tiene un búho nocturno o un pajarito tempranero. Esta es otra área en que el bebe impondrá su personalidad exclusiva. Aun cuando su bebe y usted sean opuestos, cree rutinas y horarios que respeten las preferencias del niño.

Recuerde que cada bebe es diferente; no se sienta presionado o con prisa para que duerma toda la noche. Comprender sus horarios y su manera de comunicarse lleva tiempo. Los buenos hábitos para dormir deberían ser un objetivo por el que hay que trabajar, no un tema que cree culpa innecesaria. .

Traducción: María Elena Rey
TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalElecciones 2015Elecciones en Brasil