Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

No hay cuerpo, pero sí un acusado de asesinato

Para un juez, la joven está muerta

Viernes 04 de febrero de 2005

LA RIOJA.- Annagreth Würgler, la joven turista suiza desaparecida hace cinco meses en zonas aledañas al Parque Nacional de Talampaya, habría sido asesinada luego de una agresión sexual.

Así lo entendió el juez a cargo de la instrucción, Walter Moreno, en el auto de procesamiento en el cual dictó la prisión preventiva de César Cuevas, propietario de una hostería de Pagancillo.

Según fuentes judiciales, para el juez de instrucción Moreno, aunque aún no apareció el cuerpo, Cuevas es el presunto homicida de la turista suiza que desapareció en la localidad de Pagancillo el 29 de agosto pasado cuando intentaba llegar en bicicleta al Parque Nacional Talampaya.

"Es altamente probable que Würgler fue asesinada en la localidad de Pagancillo, entre las últimas horas del 29 y las primeras del 30 de agosto de 2004, aprovechándose de la situación en que ésta se encontraba, sola, desconocida para los lugareños", explicó el magistrado, según las fuentes consultadas, en su resolución.

El juez cree que "mediante engaño -la turista suiza- fue puesta por el victimario en situación de despojarla de cualquier tipo de oposición para defenderse de una posible agresión. Fue convencida que dejara el predio destinado al camping para que tuviera una mejor estada".

También señaló que "el móvil de la muerte fue seguramente para encubrir una agresión sexual sufrida, puesto que, dejándola con vida, pondría en conocimiento el hecho con la consiguiente revelación del autor".

El cuerpo de Würgler aún no apareció. El lunes pasado y ante la presunción de un homicidio, Moreno procesó a Cuevas y dejó en libertad a Miguel Narvaez, chofer del hotelero, tras dictarle la falta de mérito.

Los abogados defensores de Cuevas, José Omar Vega Aciar y Soledad Varas, presentaron un recurso de apelación en contra del auto de procesamiento que dictó el juez Moreno.

Discrepancias

Según los letrados, existen "profundas discrepancias" jurídicas con el magistrado y solicitaron que revoque el auto de procesamiento y resuelva el sobreseimiento y la inmediata libertad de Cuevas.

"No hay participación de Cuevas en el hecho investigado, ya que no hay nexo causal ni cuerpo del delito y tampoco hay indicio revelador dirigido a la incriminación", dijeron los abogados.

Para el letrado Vega Aciar su cliente "no está preso, sino cautivo" de la Justicia y que el juez Moreno "está imaginando" la culpabilidad de su defendido.

Te puede interesar