Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Mercado aerocomercial

Llegan las aerolíneas de bajo costo

Turismo

¿Vuelos Buenos Aires-Montevideo al precio de un remise de la Capital a Ezeiza? No todavía. Pero está entre los planes de las nuevas compañías low cost en el país

Por   | LA NACION

Volar de Buenos Aires a Montevideo podría llegar a ser más barato que tomar un taxi del centro porteño a Ezeiza.

No es una fantasía. La joven aerolínea uruguaya Uair, que comenzó a operar el año último, asegura que podría ofrecer pasajes para esa ruta a tan sólo 10 dólares, pero todavía no lo hace debido a regulaciones oficiales que impiden que el precio baje a tal nivel.

De todos modos, la actual tarifa de Uair para su vuelo diario (a partir de marzo serían dos) entre estas capitales no es mucho más cara ni menos sorprendente: 29 dólares; poco más que la suma de las tasas de aeropuerto de las dos ciudades.

Es que Uair es una de las empresas que intenta reproducir en la región el fenómeno que en Europa, Asia y Estados Unidos algunos llaman La revolución de las bajo costo. Es decir, la irrupción en el mercado de compañías como la irlandesa Ryanair, la norteamericana Southwest y la asiática AirAsia, que desde fines de la década del noventa ganan aire mediante el concepto low cost-low fare (bajo costo-baja tarifa).

Para ofrecer precios muy por debajo de los de las líneas aéreas tradicionales, la mayoría de estas empresas repite ciertas claves (ver cuadro aparte), como el uso de un único modelo de avión, rutas cortas y aeropuertos alternativos y más baratos, la reducción de intermediarios comerciales gracias a la venta por Internet y (acaso una de las más temidas por el pasajero) la suspensión del catering gratuito.

Así, en medio de la globalizada crisis de la aeronavegación, estos nuevos y ágiles jugadores ganaron terreno con ofertas increíbles. Por ejemplo, vuelos de Ryanair (cuyo slogan La aerolínea de los precios bajos es casi tímido) entre Londres y París por 10 dólares...

Actualmente, tres aerolíneas extranjeras aplican en la Argentina sus particulares versiones del modelo bajo costo: la mencionada Uair (Uruguay), la brasileña Gol y la española Air Madrid.

Un Gol tarifario

La primera en llamar la atención (y en generar cierta polémica en el mercado, tal como ha sucedido con los casos similares del Primer Mundo) fue la brasileña Gol. El mes último promocionó pasajes Buenos Aires-Navegantes (muy cerca de Camboriú) por 30 dólares, la mitad de lo que la competencia cobra normalmente.

Aunque se trataba de una promoción limitada por el lanzamiento de la aerolínea, que comenzó a volar a la Argentina en diciembre último, el vicepresidente de marketing y servicios de Gol, Tarcisio Gargioni, asegura que seguirán brindando el precio más bajo del mercado. "Desde que comenzamos, hace cuatro años, trabajamos con el concepto low cost -dice- y nos ha dado resultados muy positivos. En Brasil ya tenemos el 25% del share, con un detalle interesante: el 10% de nuestros pasajeros vuela por primera vez en avión. Lo que significa que hemos abierto un nuevo mercado."

A eso mismo apunta la mencionada Uair. "Queremos ser la opción más económica -define Antonio Rama, su presidente-. Estamos en condiciones de ofrecer pasajes Buenos Aires-Montevideo a 10 dólares, pero las administraciones aeroportuarias establecen una banda de precios y no podemos bajar de ahí, por ahora."

Air Madrid, a España

Desde mayo último, Air Madrid conecta la capital española con ocho ciudades de América latina. Y por estos días publicita pasajes a 399 dólares (más impuestos) para ir y volver de la tierra del tango a la del pasodoble. Un precio limitado a algo más de la mitad de los asientos de los aviones y que no se mantendrá más allá del 10 de abril, cuando la tarifa mínima, todavía competitiva, suba a 669 dólares.

"En una industria difícilmente rentable no hay otra clave que bajar el costo operativo lo más posible. Digamos que servir caviar no se ajusta a la situación actual", resume Carlos Trelles, director para la Argentina de Air Madrid, que desde el sábado hará dos vuelos semanales a Barajas y prevé agregar dos más a partir de junio.

Si bien entre las compañías de este tipo uno de los caminos para bajar costos suele ser la venta por Internet (el 80 % de las ventas de Gol son por este medio), Trelles asegura que Air Madrid, en esta primera etapa, "tendrá una estructura similar a la de una compañía tradicional y comercializará sus pasajes sólo por medio de agencias".

Como sea, quien se acomode en una butaca de Air Madrid para las doce horas de vuelo, mejor que no tenga demasiado hambre o, en todo caso, que cuente con unos 20 euros para un menú completo con vino. Porque en lo que sí se ajusta la empresa al manual low cost es en el reemplazo de la comida gratuita por opciones que se pagan aparte, tal como un perfume del Duty Free.

De todos modos, la cuenta es simple: se ahorra en el pasaje bastante más de lo que se gasta en comida. La gran diferencia parece estar en la venta directa y las promociones. Algo que preocupa a las agencias de turismo. "Lo fundamental es que estas compañías no generen una guerra de tarifas y que respeten la línea de comercialización, con las agencias y las correspondientes comisiones", advierte Tomás Ryan, presidente de la Asociación Argentina de Agencias de Viajes y Turismo.

Diez claves para las mejores tarifas

Aunque no representa un decálogo universal, estos son los puntos gracias a los que las aerolíneas de bajo costo suelen bajar sus precios.

1. Los aviones

Flotas de naves de menor consumo y un solo tipo, para simplificar las operaciones.

2. Las rutas

Puntuales, cortas y de alto tránsito, sin conexiones.

3. Los aeropuertos

De ser posible, aterrizan en pistas alternativas, más económicas (usualmente también más lejos de las ciudades).

4. Las horas de vuelo

Más tiempo en el aire y menos de estacionamiento, para pagar menos en los aeropuertos.

5. Las ventas

Agresiva comercialización de pasajes por Internet, sin intermediarios y con menor costo en infraestructura y personal.

6. Los pasajes

Tickets electrónicos, sin papel.

7. La comida

Eliminación del catering gratuito a bordo e incorporación del servicio de pago opcional.

8. La publicidad

Pocos avisos, pero altamente efectivos.

9. Las ofertas

Precios muy tentadores, pero asientos limitados.

10. ¿Los subsidios?

Existen en Europa denuncias de que ciertas aerolíneas reciben subsidios de las pequeñas ciudades a las que vuelan. .

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente