Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Caso Belsunce: condenan a un médico a dos años de prisión

Carlos March está acusado de haber insertado datos falsos en el certificado de defunción de la víctima; absuelven a un empleado de la funeraria

Jueves 10 de marzo de 2005 • 21:00

La Justicia porteña condenó a dos años de prisión en suspenso a un médico y absolvió al gerente de una funeraria, en una causa por la falsificación del certificado de defunción de María Marta García Belsunce, asesinada en octubre de 2002.

El tribunal oral en lo criminal número 2 de esta capital condenó a dos años de cárcel al médico Juan Carlos March por el delito de falsedad ideológica y le impuso una inhabilitación de cuatro años para ejercer la profesión.

En tanto, absolvió a Oscar Sierco, gerente de la funeraria Casa Sierra, quien había llegado al juicio oral acusado por el mismo delito.

El tribunal dará a conocer los fundamentos del fallo el 16 de marzo próximo.

En tanto, el Tribunal Oral número dos rechazó un pedido de la defensa de uno de los acusados de falsificar el certificado de defunción de María Marta García Belsunce, para que se le otorgara la probation .

Los jueces Mónica Atucha, Fernando Larraín y Hugo Boano respondieron negativamente al planteo de Miguel Angel Pierri, el abogado de Oscar Sierco, por lo que la primera audiencia del juicio oral continúa su curso.

Los dos imputados, el propio Sierco y el médico Juan Carlos March, se negaron a declarar ante el tribunal, por lo que fueron leídas en la sala de audiencias las declaraciones que prestaron durante la instrucción en diciembre de 2002.

March, de 72 años, y Sierco, de 63, expresaron en sus indagatorias de 2002 que eran ajenos a la confección de ese certificado y el médico incluso dijo que nunca había visto el cadáver de la dirigente de Missing Children, ni conocía el country El Carmel, donde se produjeron los hechos.

En la causa también está imputado el cuñado de María Marta García Belsunce, Guillermo Bartoli, quien habría gestionado el certificado de defunción, pero en lo que a él respecta el juicio está suspendido a la espera de que se resuelva su situación en los tribunales de San Isidro, donde tramita el expediente principal por el asesinato.

No obstante, el tribunal accedió, a pedido de la defensa de Sierco, a incorporar por lectura la declaración indagatoria que prestó Bartoli en 2002.

El tribunal y el fiscal Alejando Alagia escucharon el testimonio del ex director del Registro Nacional de la Personas Félix Pelliza, quien denunció las irregularidades que, cuando estalló el escándalo por la muerte de la socióloga, detectó en el certificado de defunción.

Pelliza ratificó que la partida de defunción estuvo confeccionada de manera tal que se evitar la autopsia al cuerpo, y además consignaba un domicilio en la Capital Federal como escenario de la muerte, en lugar de El Carmel.

"Era obvio que se habían alterado todos los datos", sostuvo Pelliza.

Otro testigo, Michael Taylor -amigo de los García Belsunce-, relató la secuencia cuando acompañó a Bártoli a gestionar los servicios fúnebres para la socióloga.

Taylor narró que ante la empresa Casa Sierra explicaron que María Marta García Belsunce había muerto en "un accidente doméstico", porque "eso era lo que creía la familia hasta ese momento".

Taylor nunca vio al médico March en el country, adonde debió haber concurrido para certificar la muerte y firmar el documento correspondiente.

Fuentes: Télam y DyN

Te puede interesar