Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El poder de los weblogs

Son sitios de Internet que han ganado poderío en los últimos tiempos. La renuncia de prestigiosos periodistas norteamericanos a raíz de denuncias publicadas en sus páginas provoca interrogantes: ¿se trata de una nueva forma de periodismo? ¿Con qué límites éticos se maneja?

Domingo 13 de marzo de 2005
SEGUIR
LA NACION

NUEVA YORK.– El concepto es elemental. Arme una página web con un programa muy simple. Actualícela regularmente con breves reflexiones personales, comentarios piolas, noticias de las que se haya enterado, fotos, recetas de cocina... Conecte todo con otras páginas web relacionadas, y listo, ya tiene su weblog o "blog".

Posiblemente esto no suene como la receta para "el fin del periodismo tradicional", como suele señalarse en los titulares.

Sin embargo, el poder de los blogs (o al menos de los periodísticos) quedó en los últimos cinco meses en evidencia de manera abrumadora y destruyó en ese breve período dos de las carreras más prominentes de los medios norteamericanos; incluso salpicó al presidente Bush.

En septiembre de 2004, los bloggers mostraron en sus páginas las escandalosas fallas en una investigación de una de las figuras más prestigiosas de la TV norteamericana, Dan Rather, en uno de los programas más tradicionales del medio, 60 minutos. Rather cuestionaba el pasado en la Guardia Nacional del presidente Bush sobre la base de unos documentos que los bloggers demostraron que eran falsos. Al hacerse público, Rather debió dejar 60 minutos y anunció que abandonaría la conducción del noticiero de la cadena CBS.

Luego, un corresponsal de la Casa Blanca, Jeff Gannon, cuyo nombre real es James Guckert, consiguió que el presidente de Estados Unidos lo designara para hacerle una pregunta durante una de las ruedas de prensa de Bush. Gannon formuló una de esas interrogaciones fáciles que todo político quiere recibir para desviar la atención de temas difíciles. Pero su presencia desencadenó una serie de preguntas al periodista sobre Talon News, medio para el que trabaja, de tendencia ultraconservadora, y sus vinculaciones con la Casa Blanca.

Fueron los blogs de centro- izquierda los que se encargaron de buscar las respuestas que provocaron la dimisión de Gannon como corresponsal de Û

Talon News en la Casa Blanca, que se enfrenta a acusaciones de que Gannon fue colocado por el gobierno para hacerle preguntas fáciles al presidente.

Pero los blogs republicanos son los que han reído último, por otro escándalo: después de semanas de intensa presión en Internet, Eason Jordan, el jefe de noticias de la CNN, renunció acosado por la comunidad web. La controversia comenzó cuando Jordan, en el foro Económico Mundial de Davos, dijo creer que soldados norteamericanos habían apuntado deliberadamente a periodistas y matado a 12 de ellos en Irak. Tanto al ser cuestionado por los presentes en la sala como después, en un mensaje difundido por la CNN junto con su renuncia, declaró: "Nunca tuve la intención de dar a entender que las fuerzas armadas norteamericanas actuaran de mala fe cuando accidentalmente mataron periodistas".

Pero era demasiado tarde. Si bien ningún medio tradicional hizo referencia a los dichos de Jordan –según algunos bloggers, para proteger el propio gremio; según los periodistas presentes, porque era un encuentro off the record–, un blogger que estaba en la sala los transcribió en su página web. El efecto fue que la CNN recibió miles de quejas en su sitio y que otros tantos bloggers, sobre todo republicanos, hicieran circular la noticia, sosteniendo que el jefe de noticias de la CNN injurió a las tropas.

La renuncia de Jordan fue inevitable y llevó a muchos a cuestionarse por primera vez cuál es el futuro de la relación de los bloggers con el periodismo tradicional. ¿Es un nuevo periodismo que viene a controlar y reemplazar al tradicional? ¿Con qué límites éticos se maneja?

Respecto de si el blogging es una nueva forma de periodismo, las opiniones no podrían ser más diversas. Para Dale Peskin, codirector del Media Center que editó Nosotros, el medio, un libro explicativo del fenómeno blog, el blogging es una forma muy vieja de periodismo. "Muchos consideran que el diarista británico del siglo XVII Samuel Pepys fue, en realidad, el primer blogger –explica–. La tecnología de la información y su llegada a todos los sectores han convertido al blogging en una forma seria y aceptada de periodismo. Muchos medios tradicionales dependen de los bloggers y los citan para sus investigaciones. Los bloggers han sacado a la luz miles de noticia diarias."

Rachel Blood, blogger, conferencista y autora del Manual para el blogger (destacado por la librería virtual Amazon como "el mejor libro de tecnología de 2002"), está en desacuerdo. "El blogging ciertamente no es una nueva forma de periodismo. El weblog es una forma y no un contenido, es como una revista o un libro. Cualquier cosa puede ir en su interior. A veces va rellena de periodismo, a veces de recetas de cocina", señala.

Para Blood, entre los más interesantes están los sitios de "bloggers que trabajan de periodistas". "Lo más interesante es ver la relación que se está desarrollando entre weblogs y periodismo tradicional, y que va a tomar un tiempo hasta que se establezca. Desafortunadamente hoy la mayor parte de los weblogs políticos se parece más a los programas donde cualquiera llama para opinar que a otra forma de comunicación seria."

Blood descree que los blogs sean una amenaza para los medios tradicionales: "Son un complemento. Aún la forma de periodismo a la que los weblogs más se parecen, las páginas de opinión de los diarios, no están amenazadas. Siempre va a existir un lugar para quienes escriben profesionalmente. Pero, con suerte, este nuevo cuerpo de escritores y lectores va a motivar a los periodistas tradicionales a presentar una visión más contextualizada y completa de las noticias para diferenciarse. Los lectores van a decir: "Voy a la blogosfera a leer reacciones; voy a los medios tradicionales para tener la historia completa".

Para John Naughton, columnista del diario británico The Guardian sobre temas de tecnología y director del programa para periodistas de la Universidad de Cambridge, la verdad se encuentra en un punto medio. "Son una amenaza porque los medios tradicionales ya no pueden pretender ser el único conducto para la información; y no son una amenaza porque el trabajo del periodista serio requiere de entrenamiento y la mayor parte de los bloggers no tiene ninguno."

"Hay que tomar una visión ecológica del asunto –sostiene Naughton–. El blogging es una nueva especie en el ecosistema. Se alimenta de los medios tradicionales, pero a la vez contribuye con ellos cada vez más a medida que los medios tradicionales le prestan más atención. Hay una relación simbiótica entre el blogging y los viejos medios."

Un ejemplo claro sería el caso de Dan Rather. Si bien fueron los bloggers los que descubrieron que los memos que la CBS puso en el aire eran falsos, fueron los medios tradicionales los que luego investigaron para convertir las acusaciones en una historia con credibilidad. "Los bloggers apuntaron el camino, pero el público sólo estaba dispuesto a aceptar que la historia era verdadera una vez que apareció publicada en la prensa tradicional", subraya Blood.

Fue también la combinación de la acción de los bloggers y los medios tradicionales la que recientemente bajó al líder de la mayoría en el Senado norteamericano Trent Lott.

Pero los periodistas tradicionales y los bloggers no están en pie de igualdad. Cuando un periodista comete un error grave, se supone que lo sancionan o lo echan del trabajo. Hay ciertos códigos, como el off the record, que en el caso de Davos los periodistas respetaron y los bloggers no. ¿Quién controla entonces que se manejen con algún tipo de ética?

"Las organizaciones de noticias tradicionales a veces encuentran que sus reporteros han cometido errores o fabricado las historias, pero cuando eso pasa se toman medidas para evitar que vuelva a pasar. Pero en la blogosfera, los lectores tienen que hacerlo por sí solos, echando de su pantalla a cualquiera que una y otra vez abuse de su confianza", sostiene Blood.

"Los bloggers son un muestrario de lo que es la humanidad industrializada –suspira Nughton–. Algunos son honestos y concienzudos. Otros, vagos e ignorantes. Otros más, fantasiosos o mentirosos. Pero estamos hablando de un enorme mercado de ideas. Lo que termina pasando es que los bloggers confiables consiguen una enorme audiencia y los deshonestos no. Hay una importante diferencia de metáforas. En los medios tradicionales, el modelo es editar primero, publicar después. En el blogging es publicar primero, editar después. Sólo que la edición y corrección se hacen a través de los lectores que filtran lo que no es confiable."

Una cuestión aparte es que a estos bloggers nadie les paga. Según los estimados, hay unos 10 millones de blogs en este momento. De éstos no más de 50 a 100 mil se actualizan regularmente, pero eso quiere decir que hay al menos 50 mil individuos publicando sus textos diariamente o cada dos días. Si no hay un sueldo a fin de mes, ¿qué los motiva para tanto trabajo? "Casi todo ser humano tiene algún elemento de creatividad, pero hasta que llegó la Web no había forma de expresarlo que no fuese puramente personal y no publicable. La Web permitió que los pensamientos de cualquiera fueran publicados sin atravesar los tradicionales filtros de quienes controlan el acceso a la prensa escrita o al estudio de grabación", sostiene Naughton, cuyo blog es www.skillbytes.co.uk/memex.

El 11 de febrero, Naughton escribió: "Una periodista argentina, a quien conozco y aprecio, me entrevistó sobre el fenómeno del blogging. Aquí, como constancia, está la transcripción exacta de lo que dije". Así que quien firma estas lìneas cometió cualquier error al transcribir sus pensamientos (se debieron acortar las declaraciones) ahora es muy fácil ponerla en aprietos…

Los mejores

El canal de TV alemán Deutsche Welle organizó el primer concurso anual de blogs internacionales en diciembre último, con un jurado compuesto por especialistas en tecnología. Estos son algunos de los ganadores:

Español: www.periodistas21.com Escrito por el periodista español Juan Valera, está dedicado a periodismo y medios. Se puede leer allí las noticias de última hora antes de que sean publicadas en los medios clásicos.

Inglés: www.lessig.org/blogLawrence Lessing es profesor de Derecho en la Universidad de Stanford. Utiliza su weblog como plataforma para temas relacionados con los medios y publica sus opiniones sobre cuestiones políticas y sociales.

Alemán: www.medienrauschen.de Se trata de un blog grupal, que publica y comenta diariamente noticias del mundo de los medios. Cuenta con 15 autores de diferentes áreas: periodistas, científicos, estudiantes y publicistas.

Arabe. www.moodless.net Un kuwaití de 25 años da rienda suelta a sus pensamientos críticos. Este weblog presenta informaciones políticas, además de poemas y textos literarios, que en parte han sido escritos por bloggeros invitados. El sitio impulsa a sus lectores a pensar sobre los problemas del mundo árabe y a participar en un diálogo intercultural.

Te puede interesar