Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Heridas que no esperan

A diferencia de lo que suele creerse, la cirugía plástica también se ocupa de urgencias. Un especialista explica cómo y por qué los cortes y las quemaduras requieren atención especializada

Domingo 20 de marzo de 2005

Más del 98% son lesiones de resolución ambulatoria, y el concepto es reparar en agudo, en el momento. Luego hay un seguimiento de control, muy cercano. El paciente y sus familiares deben dejar sus preocupaciones con nosotros, y nosotros hacernos cargo de su contención", afirma el doctor Carlos E. van Thienen, director de la Clínica de Cirugía Plástica & Reparadora, que acaba de crear una guardia especializada en heridas, cortes y quemaduras donde, desde el primer momento, la atención es realizada por un especialista, "en un lugar donde se concentran los quirófanos, la internación y la guardia".

El especialista asegura que, si bien habitualmente en las guardias generales se atienden estas urgencias con un sistema de derivación hacia la cirugía reparadora, esta metodología suele generar demoras en la atención y atenta contra la recuperación del paciente.

"En cirugía plástica también hay urgencias", resume Van Thienen.

–¿Cómo se define una urgencia?

–La urgencia es toda situación en la que la resolución de un problema requiere del factor tiempo como prioridad, pero es importante saber que, excepto en las emergencias (cuando el tiempo es apremiante para preservar la vida), en las otras situaciones, educando, podemos establecer prioridades. Y, con conocimiento, disminuir la intensidad de la angustia que genera lo inesperado.

–¿Cuál es la diferencia entre cirugía plástica y cirugía estética?

–La cirugía plástica tiene como misión restaurar las formas, reparar la función y mejorar la apariencia de aquellas partes del cuerpo que han sido dañadas. En el caso de la cirugía estética, el foco está orientado a mejorar la apariencia en pacientes sanos cuyo deseo es verse mejor.

–Y en cirugía estética, ¿hay urgencias?

–Por supuesto, y están relacionadas con el posoperatorio y sus eventuales complicaciones. Como en toda cirugía, la posibilidad de sangrado o infección están presentes y, de ocurrir, se transforma en una urgencia. Pero si se trabaja de manera sistematizada, los índices de complicaciones son bajos.

–¿Quiénes son los encargados de tratar a estos pacientes?

–Son los cirujanos plásticos, reparadores, los entrenados en tratar heridas. Conocen la piel y sus relaciones con las demás estructuras, con la función, los pliegues. Los encargados de reparar formas, volúmenes y la función. Esa es nuestra misión.

En casa

En los cortes, heridas o quemaduras hay tres medidas simples:

1. Mantener la calma y transmitirla al accidentado. Todo se va a resolver.

2. Lavar con abundante agua corriente. Si se trata de una quemadura, el agua fría debe actuar el tiempo suficiente como para generar alivio y, además, bajar la temperatura de la zona afectada.

3. Si sangra, tomar un género limpio (pañuelo, servilleta, tisú, toalla) y comprimir. La gravedad la determinará el especialista.

Datos

www.clinicavanthienen.com

www.plasticsurgery.org

Te puede interesar