Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Se puso en marcha una nueva señal informativa en la TV paga

América 24 llega hasta las 23

Espectáculos

Acaba de sumarse al mapa de señales informativas que ocupa un lugar central en el ancho mundo de la TV paga el canal América 24, título que debería leerse de un modo más simbólico que literal.

Es que por más esfuerzo que se haya puesto desde el comienzo por dotar a este proyecto de un apreciable despliegue técnico y humano, salta a la vista que para el canal la verdadera jornada sólo comienza a las 7 y culmina a las 23, siempre de lunes a viernes.

Lejos de la continuidad que podría imaginarse en un canal de noticias cuyo título habla explícitamente de las 24 horas, los sábados y domingos desfila por la pantalla una variopinta programación integrada por ciclos dedicados a divulgar actualidad política, información económica o quehaceres institucionales que ocupan los distintos segmentos horarios, como si se tratara de lotes cuya ocupación fue previamente acordada.

Tanto esta profusión de espacios (con títulos como "Agronoticias", "Café financiero", "Magazine de negocios", "Dominó", "La salud del nuevo milenio", "Del arco político" y "Actualidad impositiva", entre otros) como la aparición diaria de los pastores de la Iglesia Universal del Reino de Dios y su "Pare de sufrir" al cierre de cada jornada quedan como resabios de la antigua programación, cuando la señal se identificaba como CVN.

Resta por ver qué pasará en América 24 cuando algún hecho extraordinario de la actualidad obligue a prolongar las coberturas en vivo o avanzar sobre el fin de semana. Todavía algo así no ocurrió y la flamante señal se limita hasta aquí a lo visto, insistimos, sólo de lunes a viernes, de 7 a 23. Además, las repeticiones de madrugada incluyen algún "préstamo" de América, como "Crónicas picantes".

A diferencia de lo que ocurre en otros canales de la TV paga dedicados a tiempo completo a la información, como Todo Noticias, América 24 no procura dar un sello propio y distinto desde la imagen a sus diferentes envíos; por el contrario, todos ellos se subordinan aquí a un denominador común, como si sus conductores fueran distintas postas de un mismo equipo en una carrera de atletismo.

Así, la rotación de conductores se produce casi siempre en el mismo estudio y detrás del mismo escritorio, con alguna excepción (Chiche Gelblung, a la noche) que responde más a cuestiones formales que de fondo. Así, el escenario es invariable sin importar el tenor de la cuestión tratada en un momento determinado. Puede ser una información policial, un hecho deportivo, un comentario del mundo del espectáculo, un apunte sobre la economía o una entrevista de interés para la mujer, pero en la pantalla todo sigue igual.

Imagen sin alteraciones

Tampoco se altera, a lo largo de la extensa jornada, el diseño de la pantalla, cuya parte superior corresponde al conductor de turno y la inferior a una serie de franjas informativas en las que se leen títulos de última hora (los deportivos, en caracteres más pequeños). La hora y el estado del tiempo aparecen en el ángulo inferior derecho y la imagen central del programa puede reducirse todavía más cuando aparece la placa amarilla de último momento, que ocupa toda la mitad derecha de la pantalla.

La idea de continuidad que parece prevalecer en América 24, sólo interrumpida en parte cuando aparecen conductores de personalidad definida siempre dispuestos a ir más allá de cualquier estructura, como Viale y Gelblung, tiene que ver tanto con un perfil único en la pantalla como con la prioridad que tienen determinadas cuestiones informativas. En este sentido, las noticias sobre hechos de la ciudad, temas policiales y cuestiones relacionadas con el consumo y los servicios ocupan un lugar más importante que el análisis político o los debates periodísticos sobre la actualidad.

En el resto, el acento está puesto en el seguimiento de los temas del día con un perfil mucho más informativo que analítico, desde las 7 (con Guillermo Andino en un segmento de ribetes clásicos para ese horario), y sigue en los noticieros de las 12 y las 20. En el medio, parece algo excesivo el tiempo otorgado a los "resúmenes" deportivos y del espectáculo (una hora diaria, repartida entre el mediodía y el atardecer), en tanto los "magazines" de la tarde lucen condicionados por la escasa flexibilidad que ofrece un dispositivo escenográfico que no parece pensado para aquéllos y sí para los noticieros. Otro inconveniente es la riesgosa frontera que se establece entre la nota de servicio y la publicidad lisa y llana, cuando junto con la imagen de alguna entrevistada sobre temas de interés femenino en el espacio de Dolores Cahen D´Anvers aparece al pie su número de teléfono.

Finalmente, América 24 entrega, por un lado, otra ratificación del perfil habitual de Mauro Viale, con su estilo impactante para abordar la actualidad e interpelar sin demasiadas sutilezas a los protagonistas de hechos policiales resonantes, y, por el otro, una vuelta de tuerca respecto de lo que Gelblung nos había acostumbrado a ver en sus espacios de Canal 9. Ahora, el segmento final de la programación diaria de América 24 muestra a un Gelblung más cercano al estilo acuñado en las últimas temporadas por Larry King, como si el ex conductor de "Memoria" estuviera más dispuesto a explotar su veta más extravagante e histriónica en el noticiero del mediodía por América y dejara para la noche un espacio más reposado e introspectivo para abordar sin demasiado ruido y con algo más de sustancia temas de interés general. .

TEMAS DE HOYActividad económicaCaso García BelsunceRoberto Gómez BolañosInseguridadCristina Kirchner