Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Monumento a la viandada

Lunes 28 de marzo de 2005

A 15 kilómetros de Colón, en Entre Ríos, por el pueblo de Liebig flota el recuerdo de un pasado de grandeza del que hoy sólo quedan sueños no cumplidos.

Fundado a fines del siglo XIX, el lugar albergó a un saladero; luego, la fábrica fue comprada por capitales ingleses que fundaron la central argentina de la Liebig´s Extract of Meat and Company, bautizada así en honor al químico alemán que inventó el extracto de carne.

El frigorífico exportó con mucho éxito este extracto y el enlatado conocido como corned beef o viandada. En 1910, la fábrica tenía 44 mil hectáreas en Entre Ríos, Corrientes y Misiones, y ocupaba a unos 3500 obreros. Y durante las guerras mundiales, la carne en conserva se exportaba directamente a Inglaterra en barcos que salían desde el puerto del pueblo, en la costa del río Uruguay.

Terminada la Segunda Guerra Mundial, Liebig comenzó su decadencia. Hoy sólo quedan algunas casas muy antiguas, un monumento al corned beef y el recuerdo de tiempos como 1925, cuando Eduardo VIII de Inglaterra, maravillado por la próspera industria promovida por su país, se alojó en la famosa Casa de Visitas, que nada tenía que envidiar a las casas de huéspedes más distinguidas de Gran Bretaña.

Mariano Lago

Para verVideos recomendados
Resumen marcha de los gremios

Resumen marcha de los gremios

La realidad virtual, en primera persona, por Guillermo Tomoyose

La realidad virtual, en primera persona, por Guillermo Tomoyose

Un libro en 1 minuto: Las cosas que perdimos en el fuego

Un libro en 1 minuto: Las cosas que perdimos en el fuego

Cristina Kirchner en comunicación telefónica con artistas

Cristina Kirchner en comunicación telefónica con artistas

Te puede interesar