Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fervor en el público rionegrino

Hubo algunas incomodidades para el traslado de gente entre las tres ciudades

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de abril de 2005

GENERAL ROCA, VILLA REGINA y CIPOLLETTI.- A medida que la 20» Fiesta Nacional del Teatro transcurre, el fervor de los rionegrinos se incrementa. Hasta el viernes, 8500 personas habían concurrido a ver los diferentes espectáculos en las tres ciudades. Aunque, lógicamente, hay que calcular que muchos de esos espectadores se repiten cada día. En los últimos días, obras como "Paula Gómez", "Fotogramas de los amantes", "La casa del campo", "Garabatos de ensayos", "Hermanitos", "Horacio, amigo de Hamlet" y "Cámara lenta", agregaron una función cada una; en tanto "La casa de Bernarda Alba", de Catamarca, agregó dos. Un éxito inusual para la zona.

Pero los hechos adelantan un análisis lógico sobre la efectividad del llamado "corredor cultural" para este tipo de eventos. Las tres ciudades, entre sí, están a 45 minutos por carretera. La distancia no es muy grande; por lo tanto, el corredor podría ser efectivo. Pero lo sería si la difusión entre las tres ciudades fuera la misma, si se nutrieran de la misma promoción y si el intercambio de los teatristas que trabajan en las tres ciudades fuera más fluido y menos complicado. Es lo que sucede. Porque, cabe aclarar, que hay una queja generalizada entre los artistas del evento y es que están prácticamente recluidos en sus sedes, sin poder asistir a ver los espectáculos y talleres de las demás, ya que no cuentan con un transporte que les facilite el traslado. A los mismos periodistas les resultó complicado poder llegar, salir o acceder a alguno de los espectáculos de Cipolletti, debido a una caprichosa "organización". Por un lado, el jueves, la pieza riojana "¿Lloverá?" empezó media hora tarde. Pero "Horacio, amigo de Hamlet", del elenco rosarino de Matías Martínez y Miguel Bosco, empezó con una puntualidad rigurosa que también dificulta el acceso de quienes viajan desde otra localidad, ya que los tiempos limitados y las distancias no siempre coinciden.

De todos modos, algunos artistas pudieron acceder a obras de otras ciudades pagándose los pasajes de su propio bolsillo.

La santafecina "Yesterdei, cosas que se pierden a la siesta" actuó anoche
La santafecina "Yesterdei, cosas que se pierden a la siesta" actuó anoche.

Como contracara de algunas puestas mediocres estrenadas durante la semana, durante el jueves y viernes, la fiesta sirvió para descubrir algunos talentos en la actuación. En varias propuestas sobresalieron algunas interpretaciones sobre las obras y las puestas. Es el caso de Liliana Rizzo, una interesante actriz porteña, radicada desde hace tiempo en Misiones, que representó a esta provincia con "Paula Gómez", una pieza demasiado común para su nivel interpretativo. A su vez, en el compacto y efectivo elenco riojano de "¿Lloverá?" sobresalieron las actuaciones de las actrices del elenco: Natalia Stanojevic, Carla Navarro, Alicia Elba Díaz, Ana Lía Martín y Faviola Manssur. El programa de mano no especifica qué papel interpretan cada una, pero Claribel, la protagonista, y su vieja tía fueron encarnadas por muy buenas intérpretes.

Por su parte, "La casa del campo", del grupo santafecino De las Artes, fue una sorpresa. Se basaron en "El tío Vania", de Antón Chejov, para hacer "La casa del campo, allegro pianissimo". Edgardo Dib trazó una puesta fuera de lo convencional trazando espacios escénicos entre el público, en una disposición cuadrangular. Pero lo más interesante de la puesta (a la que le sobran muchos minutos) son algunas actuaciones. Sobre todo la de Raúl Kreig, como el tío en cuestión, un actor exquisito de primer nivel.

A su vez, se escucharon buenos comentarios de la rosarina "Horacio, amigo de Hamlet", de Matías Martínez y Miguel Bosco; de "Menumorfosis", del grupo Danza Libre, que dirige María Verónica Romero, de Jujuy; y de "Fotogramas de los amantes", dirigida por Maximiliano Farber, con los jovencísimos Soledad Alastuey y Sebastián Chazarreta.

Al cierre de esta edición, la Fiesta Nacional todavía no había finalizado. El cierre tendrá varias propuestas, como "El líquido táctil", de Neuquén; "Yesterdei, cosas que se pierden a la siesta", de Santa Fe; "Garabatos de ensayo", de Tierra del Fuego; "Cuando los cerdos arrasan", de Entre Ríos; una función agregada de "Hermanitos", de Mendoza; "Mandrágora circo", de Chubut" y "No hay que llorar", de la provincia de Buenos Aires. Todas ellas seguidas de una gran fiesta en cada sede.

La hora de homenajear

Así como días pasados Lito Cruz recibió su merecido homenaje, esta vez fue el turno del dramaturgo Roberto Cossa y del ex diputado formoseño Ramón Francisco Jiménez por el impulso que le dio a la Ley Nacional del Teatro. Además de homenajear al Teatro del Pueblo, en su aniversario, Cossa expresó que, el correr del tiempo y la evolución lógica del teatro impone que hoy "el gran desafío sea la calidad estética".

Entretanto, el ex diputado Jiménez, que concurrió desde su provincia, a pesar de unos terribles y visibles dolores de ciática, trazó un paralelo con el 2 de abril y expresó que "desde las fronteras del país, con el teatro estamos haciendo soberanía nacional".

Asimismo, hubo gran asistencia a los seminarios deGuillermo Heras sobre "Los procesos de creación y producción escénica", a los diferentes talleres, y al ciclo de videos inéditos "Memoria viva de los teatros", de la Alianza Francesa.

Te puede interesar