Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Primer plano

Walter Quiroz: aquí y ahora

LA NACION revista

A los 32 años, el joven actor está dispuesto a disfrutar del presente, que lo tiene como protagonista de La muerte de Danton, la pieza teatral dirigida por Roberto Villanueva. La imaginación, dice, fue la ventana que su padre le abrió en la niñez y que hoy mantiene como un preciado tesoro

Por   | LA NACION

Miles de historias fueron las que su padre le contó antes de ir a dormir. Noche tras noche, el pequeño Walter descubría un mundo en el que todo era posible. A los personajes creados por su viejo se sumaron los héroes clásicos que le leía sentado al borde de la cama. "Luego los libros quedaron en mis manos y nunca pude dejarlos -asegura-. Fue mi padre el que nos abrió la ventana al mundo."

En la casa de San Fernando donde pasó su niñez, Walter y sus hermanos disfrutaban de la magia propuesta por don Quiroz, ese hombre capaz de navegar miles de ríos y crear un Italpark en el living de la casa. "Así era mi viejo, y esa búsqueda por ir más allá se la debo a él y a mi abuela, con quien compartí las tardes viendo cine nacional."

Era de esperar que aquellos días lo llevaran hoy a perder la cabeza función tras función en la puesta que Roberto Villanueva hace de La muerte de Danton. En la obra de George Büchner, que se presenta en el Centro Cultural de la Cooperación, Quiroz es Danton, el revolucionario francés. "Se trata de una experiencia única, por la que estoy muy agradecido -comenta-. Villanueva es como un padre, alguien que te hace creer y ver que la juventud es el estado natural del espíritu."

Como si se tratara de un lema de vida, Walter repite: "Lo que me interesa lo tomo; es cierto ,me di varios golpes, pero de eso se trata, de arriesgarse y de aprender. El sentido es ése; si no, cuál". Dispuesto a disfrutar del presente sin obsesionarse por el futuro, el actor, de 32 años, y que protagonizó recientemente Sin código en TV, jura que por nada volvería atrás: "No tengo problemas con mi pasado; al contrario; pero me fascina vivir el hoy, que no es más que el futuro del ayer".

Con el cine mantiene una intensa relación, la que lo llevó a participar en dos oportunidades del Festival de Cannes con El viaje, de Pino Solanas, y Corazón iluminado, de Héctor Babenco. Este año volverá al set de la mano del debutante Diego Sabanés. "Un cuento de Cortázar será la excusa", dice agradecido, y sin titubear saca de su mochila una libretita negra que lo acompaña siempre y en la que guarda sus impresiones, las mismas que encuadra en cada una de sus fotos y traza en sus dibujos. "Un presente único... que así disfruto." .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFARCElecciones 2015Torneo Primera División