Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Inspección mecánica a domicilio

Es un servicio que revisa el estado general del auto y da un informe detallado

Viernes 08 de abril de 2005

Adquirir un vehículo usado no es una tarea fácil, por eso es importante que además de un buen aspecto exterior tenga sus componentes en óptimas condiciones para evitar problemas futuros.

Hay empresas especializadas que ofrecen el servicio de inspección de autos usados a domicilio.

Un inspector mecánico va al lugar donde está el vehículo y, en presencia del comprador y el vendedor, controla los sistemas mecánicos, electrónicos y el estado general.

Entrega un informe detallado por escrito, advierte si hay problemas que requieran reparación urgente, la conveniencia para el comprador de asumir alguna reparación y señala la valorización de las reparaciones y los repuestos.

Este servicio tiene un costo de 100 pesos para autos comunes y 140 para vehículos de alta gama.

En general, las personas que quieren adquirir un auto usado están atentas a los costos posteriores que trae un vehículo sin la garantía de fábrica (como en el caso de los 0 km) y al tiempo que tarda una reparación, en el que no se puede disfrutar o usar el rodado. Debido a que los problemas más frecuentes que puede tener un auto de éstos no son captados por un cliente común, es necesario que un profesional revise el rodado y dé una opinión clara de las condiciones en que se encuentra.

Igualmente, hay talleres tradicionales que tienen el servicio de revisión vehicular para compra de usados (50 pesos) y para los socios del Automóvil Club Argentino, el control se hace sin costo alguno (tanto para compra como para venta de un auto) con el prototipo de control vehicular que incluye frenos, suspensión, electrónica, mecánica y otros factores.

Aunque la decisión final está en cada cliente, en estos casos hay que consultar a los profesionales para estar seguros de que el futuro auto propio va a ser seguro y económico.

Fuentes consultadas: Estudio CIA, (011) 4730-1006, www.estudiocia.com.ar ; ACA Palermo, Godoy Cruz 3111, (011) 4808-4692; Taller onza, Migueletes 2222, (011) 4782-8273.

Estadísticas: cuáles son los problemas más frecuentes

Los resultados de los análisis realizados permitió elaborar una estadística sobre la base de 2000 inspecciones de automóviles usados realizadas en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

El 62% de los vehículos inspeccionados no fue adquirido por los potenciales compradores debido al resultado de la inspección mecánica.

En el 88% de los casos no se adquirió el auto ya que el costo de reparación superaba el 10% del valor de venta del vehículo.

En el 98% de los casos en los que la compra no se concretó, los vehículos presentaban problemas en el motor y la caja de cambios; el 83% tenía daños serios en la carrocería y estructura (frecuentemente por secuelas de choques); el 31% tenía problemas en el tren delantero; un 12% presentaba deterioros en los neumáticos, y un 9% de los modelos inspeccionados tenía fallas de electrónica incluyendo componentes de seguridad como airbags, ABS, sistema de inyección y control de tracción.

Según los criterios técnicos y económicos (como existencia de choques, gravedad de daños, originalidad de los componentes, costo de reparación con relación al valor del auto y cantidad de kilómetros por año), un auto puede estar excelente, aceptable (autos OK) y regular o malo (autos rechazados).

Sobre 35 marcas inspeccionadas, el 62% de los autos fue rechazado y el 38% restante superó la inspección.

Patricia Osuna Gutiérrez

Te puede interesar