Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una nueva droga se suma al tratamiento del cáncer de ovario

Aumenta la respuesta a la quimioterapia

Sábado 09 de abril de 2005

Ayer, durante un encuentro científico en el que se presentaron los más recientes avances en el tratamiento del cáncer de ovario, fue anunciada la aprobación en la Argentina del uso de la gemcitavina para los casos en que esta enfermedad no responde a la quimioterapia habitual.

"Estudios recientes han demostrado que adicionar gemcitavina a la quimioterapia estándar aumenta el número de pacientes en las que los tumores se reducen, así como también incrementa el período en que la enfermedad se encuentra controlada o sin empeorar, que llamamos sobrevida libre de progresión", comentó a LA NACION el doctor Mauro Orlando, oncólogo a cargo del grupo de Cáncer de la Mujer de la farmacéutica Eli Lilly.

Los estudios que cita Orlando revelaron que, en comparación con la quimioterapia habitual, la adición de gemtavicina aumenta casi un 50% la tasa de respuesta. En la Argentina, esta droga que actúa inhibiendo la replicación de las células tumorales ya se emplea para el tratamiento de cánceres de páncreas, pulmón, vejiga y mama.

"Se estima que una de cada 70 mujeres padecerá cáncer de ovario en algún momento de su vida", señaló el doctor Reinaldo Chacón, jefe de oncología del Instituto Alexander Fleming. "Aunque en las que tienen antecedentes familiares de cáncer de ovario o de mama ese riesgo es más significativo, hasta alcanzar al 40% de esas mujeres", agregó.

Consultas tardías

"Actualmente, la cirugía sigue siendo el tratamiento principal del cáncer de ovario y la quimioterapia aumenta las chances de curación para aquellas mujeres en que la cirugía no es suficiente", apuntó el doctor Chacón. Pero la cirugía como tratamiento único sólo es posible para aquellos casos en donde el diagnóstico se produce en etapas tempranas de la enfermedad.

"Lo habitual es que alrededor del 70% de las pacientes que llegan a la consulta lo hacen ya en estadios avanzados -comentó la doctora Clara Vico, presidenta de la Sociedad Argentina de Cancerología y coordinadora de oncología del hospital Penna-. Por eso, la mayoría es tratada con cirugía y quimioterapia."

Aunque el cáncer de ovario es una afección que a veces escapa a las modernas técnicas diagnósticas, la doctora Vico insistió en la importancia de la consulta ginecológica en la mujer, tanto antes como después de la menopausia. En especial, completó el doctor Chacón, en los casos de mujeres con antecedentes familiares. "Se aconseja que comiencen a consultar diez años antes de la edad en que a sus familiares se les diagnosticó el cáncer, ya que la enfermedad suele aparecer más temprano en las hijas que en sus madres."

"En la actualidad, las mujeres con cáncer de ovario cuentan con distintas opciones terapéuticas dentro de la quimioterapia, lo que les permite extender la sobrevida posterior a la cirugía -concluyó Chacón-. Lo que uno trata de darle a la paciente es una buena calidad de vida y que aquellas que hoy no se curan puedan seguir viviendo hasta que aparezcan nuevos tratamientos que sí las puedan curar."

Coincidencias

El encuentro sobre avances en cáncer de ovario concluyó ayer con una sesión en la que 160 destacados oncólogos participaron de una encuesta -votación electrónica mediante- sobre el tratamiento del tumor de mama. "Pudimos observar que los criterios que se siguen en el país coinciden en gran medida con el tratamiento del cáncer de mama en Europa y Estados Unidos", comentó el doctor Reinaldo Chacón.

Sebastián A. Ríos

Te puede interesar