0

Cartas de lectores

Padrón único. Espías. Ingreso irrestricto. Boggiano. Carne de exportación. La unidad es posible. Comité olímpico. Banderas argentinas. Vargas Llosa. Los agradecimientos
0
12 de abril de 2005  

Padrón único

Señor Director:

"La intención del Gobierno de crear un padrón único nacional que incluya la afiliación partidaria de los ciudadanos es un atentado a la intimidad de los argentinos. Y peor aún la idea de difundir esa información en Internet.

"Las elecciones no se transparentan publicitando la afiliación política de los votantes. Por el contrario, el Gobierno debería recordar no sólo que el voto es secreto, sino también que la ley de protección de los datos personales considera que la información que se pretende incluir en el padrón proyectado es un dato sensible y que, como tal, merece especial protección y reserva.

"Incluyendo la afiliación política de los votantes en el padrón electoral no dejarán de votar los muertos, ni se terminará con el clientelismo político, del que sólo se benefician los dirigentes que nos gobiernan.

"Nuestros gobernantes deberían conocer las leyes vigentes antes de proyectar nuevas normas y, en tal sentido, cabe destacar que la ley 25.326 expresamente establece que sólo las organizaciones políticas pueden llevar un registro de sus miembros y que, eventualmente, esa información podría comunicarse a terceros si cada afiliado prestara previamente su consentimiento libre, expreso, escrito e informado."

Espías

Señor Director:

"Aleluya, la cubanización del país está en marcha y a partir de julio tendremos una nueva ley de radiodifusión, que vulnera en forma grosera derechos ciudadanos consagrados por la Constitución nacional.

"El espionaje, la grabación y el almacenaje de mails, chats y comunicaciones telefónicas constituye una intromisión inaceptable en la vida privada, con el agravante de que el sistema en cuestión puede ser utilizado con fines inconfesables.

"Si realmente semejante dislate representa el sentimiento de los legisladores que votaron favorablemente el proyecto, convertido en ley con las firmas del señor Presidente, del jefe de Gabinete, del ministro de Infraestructura y la SIDE, no cabe duda de que nuestra tan cacareada democracia está en peligro.

"Como de un tiempo a esta parte miramos más hacia la década de los 70 que al futuro, quizás a algún iluminado se le ocurra que lo más práctico sería prohibir el servicio de Internet, ya que en aquellos tiempos no existía, o en caso contrario limitar su uso sólo a unos pocos privilegiados, como en la Cuba de Castro.

"Por otra parte, antes de entrar en vigor esta controvertida ley y para demostrar su practicidad, se me ocurre que sería beneficioso y aleccionador descifrar todas las comunicaciones telefónicas, chats y mails de los legisladores y funcionarios responsables de su promulgación, para conocimiento de la opinión pública, no dudando de que los resultados podrían llegar a ser muy jugosos.

"Por último, si la nueva ley entrara en vigor, para su mayor efectividad sugiero se entregue a cada ciudadano una pulsera similar a las que portan los presos que salen bajo el régimen de libertad vigilada, ya que de tal manera se lograría no sólo espiar sus pensamientos sino también controlar sus movimientos."

Ingreso irrestricto

Señor Director:

"Discrepo con la carta del lector Adolfo Madala. El ingreso irrestricto de aspirantes a la Facultad de Medicina que se auspicia, sin selección previa de capacidades, no de apellidos, tendrá consecuencias aún más opuestas a las que dicho señor augura. En tal nefasto caso, no serán pacientes los que sobren, como él señala, sino muertos."

Boggiano

Señor Director:

"El doctor Antonio Boggiano es un hombre de bien. Trabajé a sus órdenes hace ya más de 20 años, cuando era camarista comercial, y pude comprobar su notable versación jurídica y su empeño por encontrar soluciones justas a los conflictos en que debía intervenir.

"Entiendo que prestigia a la Corte Suprema con su presencia y hago votos para que el juicio político que se le sigue no progrese."

Carne de exportación

Señor Director:

"Me he enterado de que funcionarios del Ministerio de Economía están evaluando incrementar la presión impositiva sobre el sector frigorífico exportador (como si ésta fuera poca), aumentando el porcentaje de derechos de exportación o retenciones. Piensan que con este tipo de medidas lograrán bajar los precios de la carne para el consumo local.

"El Poder Ejecutivo Nacional mostraría así, nuevamente, su baja voluntad de atacar los problemas de la inflación y la recaudación fiscal, implementando soluciones fáciles y poco creativas, que premian al evasor y castigan al cumplidor, espantan inversiones y hacen pagar a quienes menos tienen. Un aumento en la presión impositiva para este sector, sumado a los tradicionales «tumores» con los que ya pelea el mismo (doble estándar sanitario, altísimo nivel de evasión fiscal, sanitaria y previsional, distribuciones de cuotas poco transparentes, virtual imposibilidad de exportar cueros sin procesar), asestarían un golpe muy duro al sector, con caída del empleo y paralización de proyectos de inversión en momentos en que se enfrenta al mejor panorama mundial a mediano plazo de las últimas décadas.

"Al enorme atraso con que, en términos institucionales, la industria de la carne argentina corre detrás de sus competidores como Uruguay, Brasil, Australia y Nueva Zelanda, se le suma un nuevo palo en la rueda: con medidas y señales como las mencionadas no se estimula el empleo, la inversión y la generación de divisas.

"Ojalá este aumento no ocurra. Confío en que nuestras autoridades tomarán cartas en el asunto y eliminarán todo tipo de impuestos distorsivos para todas las industrias, buscarán y encarcelarán a evasores y crearán un contexto institucional que favorezca la inversión y el empleo, premiando al que cumple y castigando al que no. Si esto no es así, tendríamos razones para creer que en las mismas autoridades se encuentra el deseo de no castigar al evasor. ¿O no será ya este tipo de comportamiento un problema definitivamente arraigado en la cultura argentina y no tanto un problema del PEN?"

La unidad es posible

Señor Director:

"Las exequias de Juan Pablo II han resultado para mí un acontecimiento asombroso porque la de por sí multitudinaria convocatoria devino en un concierto inaudito de voluntades donde estuvieron congregadas diversas nacionalidades, religiones y personalidades políticas de distintos posicionamientos.

"¿Qué fue lo que motorizó este agrupamiento tan heterogéneo? La respuesta está en el testamento del difunto Papa, donde él muestra su lucha cotidiana por estar siempre unido a Dios y a su Santísima Madre.

"Así creo que el mensaje que el Pontífice nos dejó a cada una y a cada uno es: «La unidad es posible, es un milagro y es obra de Tata Dios»."

Comité olímpico

Señor Director:

"Ante distintas publicaciones en diversos matutinos referidas a mi elección como presidente del Comité Olímpico Argentino en 1977, ruego a usted publicar la siguiente aclaración:

"El suscripto no fue designado presidente del Comité Olímpico Argentino por la Junta Militar, ni por el gobierno de Jorge R. Videla, sino por elección democrática de los delegados de las distintas federaciones nacionales que participaron, en ese momento, en la sesión especial correspondiente, según consta en el acta respectiva del 12 de mayo de 1977, sucediendo al ingeniero Pablo Cagnasso, que había cumplido la totalidad de su mandato y presidió la sesión especial.

"Por otra parte, el suscripto había sido representante olímpico de pentatlón moderno en 1948 y esgrimista destacado, así como también dirigente deportivo, presidente de la Federación Argentina de Esgrima, 1970-1974, y de la Confederación Sudamericana del mismo deporte, ingresando al Comité Olímpico Argentino en 1973 y en la mesa directiva desde 1975. Además, el Comité Olímpico Internacional no reconoce designaciones ni intervenciones de ninguna naturaleza en los comités olímpicos nacionales, los presidentes sólo pueden acceder por elección democrática.

"En la misma forma fui reelegido en seis oportunidades más: 1981, 1985, 1989, 1993, 1997 y 2001.

"En la actualidad soy presidente del Comité Olímpico Argentino, presidente honorario de la Organización Deportiva Sudamericana (Odesur); primer vicepresidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa) y miembro del Comité Olímpico Internacional (COI), desde 1990."

Banderas argentinas

Señor Director:

"En una carta publicada por el señor Gunther Spur, plantea interrogantes sobre el uso de la bandera argentina.

"Es un tema apasionante que merecería mucho más que las quince líneas o 1500 caracteres que ustedes autorizan para publicar.

"Porque me hace recordar cuántas veces nuestro símbolo (finalmente unificado, pues antes existía una bandera de guerra y la común) fue bastardeado agregando o modificándolo.

"Rosas cambió el color a rojo federal, Perón le agregó un escudo partidario, después crearon la bandera de la provincia de Buenos Aires (creo que fue ganadora de un concurso); no quiero calificarla.

"Pero el señor Gunther Spur tiene razón: aprendamos de los americanos del Norte, que adornan cualquier evento con sus propios colores, porque somos argentinos siempre y en cualquier parte, no solamente para las fiestas."

Vargas Llosa

Señor Director:

"En la extensa e informada nota «Los compañeritos», sobre Jean-Paul Sartre, del 9 del actual, advierto que Vargas Llosa ha olvidado mencionar el rechazo del premio Nobel por parte del autor de «Huis Clos». Pienso que se trata de un hecho cuestionable o no, pero importante en la trayectoria de Sartre.

"Lamento no conocer el juicio que esa actitud le merece a Vargas Llosa y no puedo dejar de preguntarme el motivo de esa omisión."

Los agradecimientos

Señor Director:

"Si consultamos la lista diaria de Cartas a LA NACION podremos comprobar que muchas de ellas son de agradecimiento a médicos, enfermeras y auxiliares de nuestros hospitales. Casi sin excepción estas cartas refieren, además del alto nivel de profesionalidad, al trato cálido y humano que de ellos han recibido pacientes y familiares de los mismos.

"Si además tenemos en cuenta la precariedad de los equipos y elementos con los que deben luchar día a día, y el hecho de que presten ese excelente servicio sin discriminar el nivel económico de los pacientes, creo que deberíamos rendirles un merecido homenaje, en especial en una particular etapa de la humanidad, donde los valores humanos se colocan marcadamente atrás de los económicos."

A los lectores

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar ; fax: 4319-4509; dirección: Bouchard 557, 5º piso, Capital. CP: C 1106 ABG

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios