Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Denunciaron a otro alumno por estar armado

Volvió la violencia escolar a Patagones

Información general

Tiene 12 años y amenazó a sus compañeros; es el colegio donde hizo la primaria el asesino de tres chicos

Por   | LA NACION

En Carmen de Patagones, donde hace casi siete meses un chico de 15 años mató a tres compañeros dentro de un aula, otro adolescente, esta vez de 12 años, ingresó armado en un club y en una escuela primaria, donde amenazó a varios compañeros.

El episodio, que reavivó los fantasmas de la tragedia ocurrida en septiembre último, se inició el lunes por la tarde, alrededor de las 16, cuando el adolescente llegó al gimnasio del Club Atenas, donde hace dos semanas había comenzado a practicar basquet.

Según la denuncia policial realizada al día siguiente del hecho por el presidente del club, Edgardo Riveros, el menor exhibió una pistola calibre 32 de caño largo a otros chicos en el baño del complejo deportivo. "Miren lo que tengo", les habría dicho, según relató Riveros a LA NACION.

Padres alarmados

El presidente del Club Atenas dijo estar "sumamente preocupado por lo ocurrido", por lo que presentó la denuncia ante las autoridades policiales luego de que varios padres de chicos de once años llegaron al club sumamente alarmados por lo que les habían contado sus hijos.

Según los relatos de testigos, luego del episodio en el club, el chico se dirigió a la Escuela de Enseñanza General Básica (EGB) N° 14 Mariano Zambonini, donde cursa sexto grado en el turno mañana.

Se trata del establecimiento donde cursó sus estudios primarios el joven que hace casi siete meses mató a tres de sus compañeros de nivel medio.

En ese momento, se encontró con otros dos compañeros que, al declarar ante la policía, dijeron haber sido amenazados por el chico armado quien los habría instado a acompañarlo a practicar tiro.

"Refirieron que el chico tenía un arma y que la utilizaba para disparar a un blanco detrás del cementerio, además de amenazarlos si no lo acompañaban", se indicó en un informe -al que accedió LA NACION- elaborado a raíz de lo sucedido por la Secretaría de Inspección escolar de Carmen de Patagones.

A estas alturas, las versiones se tornan confusas. Según el relato de algunos de los padres de los alumnos del establecimiento educativo, el menor habría apuntado con el arma desde la calle a chicos de octavo y noveno año que, en ese momento, estaban en el recreo.

En un descuido, uno de los dos acompañantes huyó. El otro siguió con el chico armado y, juntos, saltaron el paredón e ingresaron en el patio.

Allí, fueron sorprendidos por la preceptora Marcela Oliva, que les preguntó qué hacían y que observó que uno de los menores portaba un elemento que le pareció similar a un arma. El chico le dijo que tenía una pistola con balines y salió corriendo. Inmediatamente, las autoridades escolares dispusieron una requisa de la escuela, pero no lograron dar con el chico ni con el arma.

Lo suspendieron

La directora de la escuela, Mónica Cavero, suspendió preventivamente al menor, que no podrá concurrir, en principio, por tres días al colegio donde algunos padres ya amenazaron con dejar de enviar a sus hijos a clases hasta que aquél sea separado del curso.

Según fuentes de la Dirección General de Cultura y Educación, el menor que ingresó armado en la escuela Mariano Zambonini había presentado con anterioridad problemas de conducta y estaba siendo asistido por el gabinete psicopedagógico del establecimiento.

Pese a que ninguno de los denunciantes informó que se hubieran efectuado disparos, fuentes de la investigación indicaron que el arma habría sido percutada dos veces, pero que los proyectiles quedaron alojados en el caño, que se hallaba defectuoso. El gran interrogante es dónde fue disparada.

El caso es investigado por la titular del Tribunal de Menores N° 1 de Bahía Blanca, Alicia Ramallo, quien caratuló el sumario como "tenencia de arma" y dispuso asistencia psicológica para el menor.

Según trascendió de fuentes cercanas a la pesquisa, cuando fue interrogado por la policía el preadolescente habría dicho que encontró el arma mientras buscaba dinero para ir a un locutorio y que sólo se trató de "una travesura".

También habría dicho que la llevaba porque, antes del episodio, había sido intimidado por otros chicos.

En tanto, el menor quedó bajo la tutela familiar de una abuela con la que vive.

La mujer aseguró a la policía que ella era la propietaria del revólver que el chico llevó a la escuela. Fue la propia abuela quien lo desarmó y que pidió a dos vecinos que entregaran la pistola a las autoridades policiales.

Antecedentes

Casos en la Argentina

  • El 2 de octubre de 2001, en La Matanza, un adolescente de 14 años resultó gravemente herido luego de que un compañero le disparó a la cabeza con una pistola calibre 22, en una escuela de Ciudad Evita. El hecho ocurrió en la Escuela Nº 168.
  • En Melchor Romero, el 23 de mayo de 2001, un adolescente de 15 años mató a otro a puñaladas a metros de la escuela EGB N° 39. Diego Mirasso, de 19 años. El supuesto homicida, que se entregó, ya había protagonizado episodios de violencia.
  • En la ciudad bonaerense de Olavarría, el 11 de diciembre de 2000, un estudiante de 15 años mató a puñaladas a una profesora de física porque lo había aplazado en un examen.

Audiencia

  • LA PLATA.- Los padres de las víctimas de la masacre escolar de Carmen de Patagones serán recibidos el 2 de mayo próximo por el presidente Néstor Kirchner. La audiencia, a la que podrían concurrir algunos de los compañeros de las víctimas, tiene por objeto la entrega de un subsidio para la construcción de una sala de terapia intensiva para el hospital municipal Pedro Ecay de Carmen de Patagones.

El recuerdo de la tragedia anterior

El 28 de septiembre último, un alumno del 1º B de la Escuela Media Nº 2 Islas Malvinas de Carmen de Patagones ingresó en el aula armado y en ocho segundos ejecutó disparos con el arma que había quitado a su padre. Terminó con la vida de Evangelina Miranda, de Sandra Núñez y de Federico Ponce e hirió a otros cinco compañeros.

La policía lo detuvo minutos después y lo trasladó hasta Bahía Blanca, donde la jueza Alicia Georgina Ramallo se hizo cargo de la investigación. Cientos de habitantes acompañaron a los familiares de las víctimas hasta el cementerio. Los días siguientes no fueron mejores. Hubo vigilias en los hospitales, secuelas psicológicas, profesionales de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense que intentaron colaborar para normalizar las clases y cuestionamientos de los padres a las autoridades.

El adolescente que desató la tragedia fue alojado en un instituto de menores (su identidad no fue revelada) y su familia abandonó Patagones. El padre fue suspendido en sus funciones en la Gendarmería Nacional. El mejor amigo del chico también dejó la ciudad.

Sólo cinco adolescentes de los 22 del curso asistieron el primer día de clases del actual ciclo lectivo. El 15 del actual, los padres de ocho estudiantes entablaron demandas millonarias contra los Estados nacional y provincial. Aún no se conoce el resultado del sumario iniciado por la Dirección General de Cultura y Educación para determinar las responsabilidades entre las autoridades y los docentes de la escuela, que ya está en manos de Oporto. .

TEMAS DE HOYCaso García BelsunceRiver PlateBoca JuniorsImpuesto a las Ganancias