Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Vivir en emergencia es una costumbre en los últimos años

Economía

La Argentina vive en estado de emergencia permanente. No se trata de una ficción política o económica, sino de datos objetivos de la realidad: en los últimos diez años el país declaró 19 normas de emergencia, 4 de las cuales aún están vigentes. Según un informe del Grupo Sophia, en los últimos 10 años se emitieron decretos o leyes de emergencia económica, financiera, pública, administrativa, ocupacional, habitacional, alimentaria, sanitaria, fitosanitaria, pesquera, ferroviaria, social, educacional, energética, productiva, crediticia, de abastecimiento, del servicio de transporte y del mercado asegurador.

Hoy están vigentes cuatro leyes de emergencia (económica, ocupacional, habitacional y sanitaria) que a fines de este año el Gobierno intentará prorrogar en el Congreso por otro año.

El estudio, coordinado por Pablo Bourlot, sostiene que desde 1983 se registra una creciente tendencia al uso de instrumentos legislativos de excepción, alternativos a los medios ordinarios, apelando a razones de emergencia o urgencia para su justificación. Además, destaca que "tan frecuente fue su utilización que la figura de emergencia se institucionalizó en la reforma constitucional de 1994, incorporando su uso como alternativa válida para legislar".

En el estudio se analizaron la emergencia ocupacional y la económico-financiera. Detalla que muchas veces se aplicó la emergencia por decreto o por facultades legislativas delegadas al Ejecutivo de manera muy discutible o con "criterios de cuestionable racionalidad":

  • Hasta 2002 no se había declarado la emergencia ocupacional en las provincias de Córdoba, La Pampa, La Rioja, San Luis y Santiago del Estero, pese a que allí la desocupación superaba el 15%. Pero en 1992 se declaró la emergencia en Chaco, Corrientes, Santa Cruz y Mendoza, cuya tasa promedio era del 5%.
  • El trabajo señala que de los últimos 15 años 9 se vivieron bajo emergencia económica. Sin embargo, no todos esos años fueron iguales. El informe sostiene que no se justifica la declaración de emergencia este año cuando la situación es diferente de la crisis de 2002 y el PBI crecerá un 23% respecto de 2001, los depósitos bancarios se incrementaron un 80%, la desocupación se redujo del 20 al 13,6% y se duplicaron las reservas del BCRA.

El tema genera controversia entre oficialistas y opositores. Desde el PJ, el diputado Oscar Lamberto, que hoy tiene una posición crítica del Gobierno, justificó la existencia de una ley de emergencia "hasta tanto no se resuelva el problema del canje de la deuda, la pesificación asimétrica y los reclamos de los bancos".

Por su parte, el senador Rodolfo Terragno (UCR-independiente) destacó que en 2002 y 2004 votó en contra de la ley de emergencia porque "no admito la teoría según la cual el Congreso puede funcionar cuando no hay problemas en el país, y si no, hay que suspender, acotar o reducir sus funciones. Esto es herencia cultural de las dictaduras".

El diputado Jorge Vanossi (Compromiso para el Cambio) cree que "en todos los casos debe regir la regla de la razonabilidad elaborada por la Corte, según la cual siempre debe mediar un grado de proporcionalidad entre el medio elegido y el fin perseguido. Esto quiere decir que las reparaciones parciales a los daños causados por las leyes de emergencia no son impedimento para que luego se provea una reparación integral".

El diputado Alberto Natale (Demócrata Progresista) dijo que las leyes de emergencia "sólo sirvieron para dar más poder al Ejecutivo". De hecho, el trabajo del Grupo Sophia sostiene que el exceso de decretos y leyes que declararon la emergencia demuestra una creciente tendencia al "hiperpresidencialismo". .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015Torneo Primera División