Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La ciencia es más fácil si se aprende jugando

Lanzan una línea didáctica para chicos de más de 8 años

Lunes 02 de mayo de 2005

Extraer el ADN de una persona, una planta o un animal no es sólo cosa de grandes. Hoy los chicos también pueden hacerlo con uno de los juegos de Ciencias para Todos.

Silvia González y su esposo, Carlos Noseda, crearon la empresa el año pasado con el objetivo de despertar el interés de los niños por las ciencias. González había estado buscando un negocio para volver al circuito laboral, del cual se había alejado para estar con sus tres hijos.

Como le gustaba trabajar para los chicos, empezó a investigar el mercado del juguete. Descubrió que no había una propuesta didáctica para los niños de más de ocho años, y Ciencias para Todos empezó a tomar forma. "Está pensado para chicos de ocho años en adelante, pero no ponemos un límite porque no lo hay. Toda la familia termina jugando, y sabemos que muchos padres compran el juego porque les divierte a ellos", dijo González.

El matrimonio montó una fábrica de juguetes en su casa, donde aún hoy arman parte de la producción y abundan los tubos de ensayo, cables, cajas y resistencias. Noseda empezó a diseñar los juegos y sacó a relucir sus habilidades de ingeniero.

González, con sus conocimientos de contadora, se hizo cargo de la investigación de mercado, el balance de costos y la compra de materiales. "Fuimos investigando y pensando qué tipo de juegos les podrían interesar. En julio tuvimos listas tres propuestas: Atrapa tu ADN, Kit de electrónica y Kit de motor eléctrico", señaló la contadora.

"Con el primer juego quisimos que los chicos conocieran la naturaleza de otra forma. Y con los otros dos buscamos despertar en ellos el interés por el manejo seguro de conexiones y materiales eléctricos", agregó. De acuerdo con González, desde el principio se buscó que lo juegos fueran seguros y confiables. Para lograr su objetivo, los emprendedores apostaron a los materiales nobles y certificaron todos los productos en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

El paso siguiente fue el armado de una red comercial. El matrimonio empezó a dialogar con vendedores y jugueterías de Belgrano. Consiguieron ingresar en algunas, pero fue la Feria del Juguete la que les abrió la puerta a los canales de venta.

"La Cámara Argentina del Juguete nos ayudó dándonos un lugar en la muestra. Ahí tuvimos nuestra oportunidad", reconoció González.

En poco tiempo, el dúo colocó sus juegos en más de 80 comercios del país y consiguió una facturación mensual de 10.000 pesos. Así montó un equipo compuesto por 5 talleres, 3 armadores y 3 vendedores.

Actualmente, la empresa está preparando dos nuevos juegos para presentar a mitad de año.

El primero será una especie de estación meteorológica con la que los chicos podrán hacer tornados y rayos en sus casas. "Van a poder descubrir jugando los fenómenos meteorológicos -enfatizó González-. Y también van a poder hacer pronósticos con las herramientas que les vamos a dar. Nosotros siempre buscamos asesoramiento con fundaciones e instituciones. En este caso nos ayudó el Servicio Meteorológico Nacional." El otro juego que lanzará la compañía estará centrado en los colores. Según la emprendedora, los niños podrán descomponer las luces, hacer sus arco iris y conocer la combinación de pigmentos.

Ciencias para Todos estableció los primeros contactos con compradores de México y España. Aún no concretó exportaciones pero, según González, el plan es exportar el 30% de la producción en 2006.

Kits para armar

Cables, cajas, resistencias y tubos de ensayo son objetos comunes en el taller de Silvia González y su marido, Carlo Noseda. La facturación mensual es de $ 10.000.

Mercedes García Bartelt emprendedores@lanacion.com.ar

Te puede interesar