Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Cabaret en dos idiomas

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 04 de mayo de 2005
0

"El rebenque show". Con Rodolfo Prantte, Griselda Siciliani, Manuel Attwell, Siliva Giusto, Mariana Chaud y Juan Minujín. Vestuario: Jimena Bueno. Luces: Gonzalo Córdova. Coreografía: Silvia Giusto. Dirección: Vivi Tellas. Duración: 50 minutos. En el Faena Hotel+Universe, Martha Salloti 445.

Todo muy fashion, todo muy glam y todo muy sensual en un entorno de mesitas rojas, copas, humo de cigarros y atmósfera de trasnoche. Un combo tentador. En cierto modo, ése es el contenido y continente de "El rebenque show", la nueva propuesta cabaretera de la directora Vivi Tellas que se acaba de estrenar en el Faena Hotel+Universe, de Puerto Madero.

Pero a veces los datos aislados pueden dar una idea equivocada de cómo es la cosa. Por empezar, El Cabaret que el mediático Faena inauguró hace poco en su hotel promete más de lo que realmente es. Al show de la siempre creativa Vivi Tellas le pasa algo similar.

El viejo y entrañable cabaret en manos de una directora de vanguardia
El viejo y entrañable cabaret en manos de una directora de vanguardia.

Uno podría afirmar que "El rebenque show" padece los límites de los espectáculos para turistas extranjeros. Esos shows, en general bastante decadentes, que navegan en barcos suntuosos, milongas for export u hoteles plagados de estrellitas que necesitan resolver el ocio de sus huéspedes.

Un tipo de propuesta que, en estas costas, requiere algo de tango, un poco de erotismo (porque se trata de un cabaret) y una buena pizca de show internacional hablado en dos idiomas para que unos y otros, locales y visitantes, se queden contentos. Es ese marco el que Vivi Tellas no logra resolver de una forma creativa. El resultado final es un "caja" que repite fórmulas de un tipo de espectáculos ya gastado y que despliega una visión del erotismo que circula por los lugares comunes.

Pero como es Vivi Tellas, la creadora del proyecto Biodrama y la misma que hace algunos años dirigió una personal versión de "La casa de Bernarda Alba", en el Teatro San Martín, agrega su cuota. Su marca, básicamente, aparece con la selección de un elenco que sí está al nivel de su producción artística.

El todo y las partes

Para este cabaret, la creadora convocó a Rodolfo Prantte, Griselda Siciliani, Manuel Attwell, Silvia Giusto, Mariana Chaud y Juan Minujín. O sea, un elenco de primer nivel, que sabe apoderarse de un escenario de mínimas dimensiones, que sabe manejar el código de este tipo de propuesta que propone un vínculo cercano con el público y que sabe hacer lo suyo con profesionalismo y talento.

A Juan Minujín, el mismo que impuso su marca en varios trabajos de El Descueve, le toca hacer de una especie de maestro de ceremonias que, cosas del formato, debe hablar en castellano e inglés. Y si bien no está a la altura de otros trabajos en los que participó, se apodera de la situación con convicción.

Mariana Chaud saca a relucir su humor en un monólogo desopilante (uno de los números más logrados). Al mismo nivel están los bailarines Rodolfo Prantte y Manuel Attwell (este último ya había desplegado su virtuosismo como bailarín invitado en "Watt"). El staff se completa con las solventes Griselda Siciliani y Silvia Giusto, esta última también encargada de la coreografía de "El rebenque show". En los trabajos escénicos de cada uno de ellos, en la dirección actoral de Tellas y en el vestuario radican los aspectos más salientes de esta nueva propuesta.

Así son las cosas en "El rebenque show". Un montaje que seguramente será apreciado de distinta forma entre los huéspedes del hotel que, de paso, ven este show con una copa en la mano; o los que van hasta al hotel con la intención de apreciar qué propone una directora perteneciente a la vanguardia escénica con el viejo y entrañable formato del cabaret.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas