Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

NUEVO: desarrollo multimedia bajo la plaza

Cibercafé, salas de cine y teatro no convencional proyectados por MRA y Asociados

Miércoles 18 de mayo de 2005

Dos hitos de la arquitectura moderna, el Centro Cultural y el Teatro General San Martín, volverán a ser ejes de la vida cultural de Buenos Aires a fines de 2007, cuando concluyan las obras de ampliación y restauración cuya etapa gruesa de construcción se licitará en pocos días para comenzar a fines de este año. El proyecto impacta no sólo por la suma de dinero aportada por el Banco Interamericano de Desarrollo (72 millones de pesos para el Centro Cultural, y 28 millones para el Teatro, aproximadamente), sino porque el Gobierno de la Ciudad Autónoma adopta un papel activo en la puesta en valor de un bien patrimonial. La obra también se destacará al destinar cerca de 27.500 m2 para nuevos usos (un Centro de Desarrollo Multimedia subterráneo, salas de radio y TV de la ciudad), con el diseño característico del Estudio Mario Roberto Alvarez y Asociados, asimismo autor de los edificios originales de la esquina de Sarmiento y Paraná, y de la Avda. Corrientes 1530.

El Centro Cultural, que recientemente cumplió 35 años de existencia, tiene una torre de 11 pisos, un volumen que guarda la Sala AB, marcando el acceso sobre los seis subsuelos de estacionamientos, y una plaza seca en la esquina de Sarmiento y Paraná. Miguel Rivanera, del estudio de Mario Roberto Alvarez y Asociados, describe: "El plan de obras contempla tres etapas: la primera incluirá la habilitación de parte de los subsuelos sin uso bajo la plaza (8500 m2 de espacio, que compartía con las 260 cocheras) para la creación de un Centro de Desarrollo en Multimedia. El primer subsuelo estará dedicado a los medios audiovisuales (islas de edición, y estudios de radio y televisión), una videoteca y boleterías. El segundo y tercero, a una sala de teatro no convencional, con camarines, cabina de control y depósitos. En el quinto, dos salas de cine de última generación para casi 100 personas. En el sexto habrá salas de máquinas y mantenimiento".

El acceso se producirá de manera independiente en la plaza seca, mediante escaleras mecánicas que conectarán todos los niveles con una gran estructura vidriada que permitirá iluminar naturalmente el espacio subterráneo. Asimismo, desde el primer subsuelo de la torre y de la fotogalería que une el Centro Cultural con el Teatro se podrá acceder a un cibercafé en el entresuelo, donde estaban las cocheras.

La segunda etapa afectará a la Sala AB con su reparación y colocación de vías de escape exteriores, y su adecuación para realizar conferencias, recitales, congresos, teatro o cine (pantalla de cine, escenarios y gradas móviles, parrilla de luces completa, etcétera). La tercera etapa comprenderá la remodelación de las salas D, E, F y G; un área administrativa en los pisos 2º y 3º; y sumará nuevas áreas (espacio multimedia infantil, estudios de radio y televisión, en el 4º piso; aulas para cursos y sala de esparcimiento en el 5º; estudios de TV para la ciudad en los pisos 6º y 7º; se construirán dos estudios para el futuro canal de la ciudad y áreas técnicas, y estudios renovados de Radio Ciudad desde el 8º al 11º.

Integración entre arquitectura y artes plásticas

Los edificios del Centro Cultural y el Teatro forman un conjunto articulado por medio de la fotogalería, y cumplen funciones totalmente independientes. "Por la complejidad de las funciones futuras, la policromía formal, las depuradas líneas estilísticas, el peculiar lenguaje de su piel y su resolución constructiva, la intervención del conjunto tendrá un criterio preservacionista", explica el arquitecto Alvaro Arrese, a cargo de la Dirección General de Infraestructura de la Secretaría de Cultura del GCBA, organismo que impulsa y dirigirá la construcción en el Centro Cultural, y agrega que "la obra será tan compleja que hubo que realizar un master plan para combinar la realización de todas las operaciones con los edificios en actividad".

Como el teatro es un ejemplo de integración entre arquitectura y artes plásticas, en forma complementaria por murales, esculturas, pinturas y mobiliario, en cada intervención se deberá tener un especial cuidado. Según los arquitectos Bettina Kropf y Alberto Alvarez, también de la Dgisc-GCBA, el plan prevé 20 obras de las que ya se realizaron 6, y las 14 restantes se estructuraron en dos etapas, y su comienzo se prevé a partir del mes próximo". El piso 6º fue reparado en 2002 (con aportes del empresario Eduardo Costantini) y convertido en el Centro de Documentación Teatral, y también se terminó el arreglo de las filtraciones y los ascensores para el público.

Dentro de los trabajos previstos a futuro se incluyen tareas de renovación de infraestructura y de servicios, ampliaciones, restauraciones y actualización tecnológica. En ambos edificios, por ejemplo, se reemplazarán las carpinterías de chapa doblada que dan al exterior por otras de acero inoxidable pintado, y se repararán las cubiertas del techo. En el Teatro, en cambio, se restaurarán los halles, se renovarán revestimientos, ramales eléctricos, instalaciones sanitarias, ascensores, aire acondicionado, aislaciones acústicas, y se hará una nueva sala de dimers y transformadores. Pero se comenzará por la renovación de las salas Cunill Cabanellas (se preservará el mural y se agregará escenario, parrilla de luces, gradas y camarines), Martín Coronado y Casacuberta, la ampliación de la sala de ensayos del Ballet y la refuncionalización de las oficinas del 4º al 10º (en el 4º habrá un auditorio tipo café literario), sobre la base de la experiencia del piso 6º, que ya cuenta con piso técnico y flotante, cielos rasos, tabiquería y tecnología actualizada.

En definitiva, cuando se terminen las obras del complejo cultural San Martín, no sólo se recuperará un hito de la arquitectura sino también una parte muy importante de la vida de la ciudad y su cultura.

Fernando G. Caniza

Te puede interesar