Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Gestión de Bunge en EE. UU. por Yabrán

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 11 de junio de 1997

El vocero del empresario postal Alfredo Yabrán, Wenceslao Bunge, mantuvo en Washington reuniones con representantes del gobierno de Clinton para sondear la impresión que provoca en la Casa Blanca la incidencia de la política en la Justicia argentina.

El viaje relámpago de Bunge y las reuniones reservadas que mantuvo en la capital norteamericana apuntaron a establecer en qué medida el caso Cabezas influyó en la imagen de su jefe en los círculos de decisión del país del Norte.

Mientras tanto, en Dolores, una fotografía digitalizada extraída del video de la fiesta de cumpleaños de Oscar Andreani, último lugar donde fue visto con vida el fotógrafo José Luis Cabezas, reforzaría las sospechas sobre el ex titular del destacamento de Valeria del Mar Sergio Camaratta, que se encuentra detenido y procesado como partícipe primario en el crimen del reportero.

La foto muestra a Camaratta en pleno festejo del cumpleaños de Andreani, a las 5.30, a pesar de que ante el juez José Luis Macchi declaró que ingresó en la dependencia policial a las 5 con el propósito de descansar. Eso consta en el libro de guardia.

El comisario mayor Víctor Fogelman, a cargo de la investigación, dijo a La Nacion que existe, además, una filmación realizada en la estancia Dos Montes en la que aparecen el dueño, Daniel Cibert, acompañado del cronista de Noticias Gabriel Michi y del fotógrafo asesinado.

Veloz sondeo de Bunge en los EE.UU.

WASHINGTON.- Wenceslao Bunge, vocero del empresario telepostal Alfredo Yabrán, mantuvo reuniones en esta ciudad con miembros del gobierno norteamericano, con consultores políticos y con académicos, según pudo establecer ayer La Nación .

Esto sucedió anteayer. Acaso aprovechando el feriado nacional, el vocero de Alfredo Yabrán habría tanteado de incógnito en esos encuentros la impresión que provoca aquí la incidencia de la política en la justicia argentina.

Pero, según trascendió, el motivo más importante de la gestión relámpago de Bunge no habría sido ése, sino medir hasta qué punto el caso Cabezas influyó en la imagen de su jefe en los Estados Unidos.

En la ronda de reuniones, convocadas con absoluta reserva, se habría barajado la hipótesis de que, al margen del proceso judicial por el cruel asesinato del fotógrafo de Noticias, existiría una suerte de embestida del gobernador Eduardo Duhalde en desmedro del presidente Carlos Menem y, por extensión, de Yabrán.

Matices políticos

De esta teoría impregnada de matices políticos sería partidario Bunge, al parecer, ya que convertiría en chivo expiatorio al empresario en ámbitos en los cuales todavía tienen cierto predicamento las denuncias sobre mafias y corrupción que hizo el ex ministro Domingo Cavallo.

En sus reuniones, Bunge dejó copias de la declaración testimonial de Yabrán en el juicio y un memorándum, leído ayer por una fuente a La Nación , que dice que "el asesinato de Cabezas se produjo en forma paradójica en una zona (Pinamar) en donde tiene grandes inversiones".

Malas impresiones

En algún caso, Wenceslao Bunge también dejó sobre el escritorio un libro de aparición reciente en la Argentina que promete en su tapa inquietantes revelaciones de la policía de la provincia de Buenos Aires: "La Bonaerense", de los periodistas Carlos Dutil y Ricardo Ragendorfer.

Concepto que, a grandes rasgos, ratificaría la mala impresión de la policía de las provincias en general, no de la bonaerense en particular, que expresó el Departamento de Estados en sus más recientes informes sobre derechos humanos y sobre narcotráfico.

Un video compromete a Camaratta

Mientras la filmación de la fiesta de Andreani muestra al ex oficial a las 5.30, la comisaría registró su ingreso a las 5.

DOLORES.- Una foto digitalizada extraída del video que se filmó durante la fiesta de cumpleaños del empresario Oscar Andreani, el 25 de enero último, reforzaría las sospechas que recaen sobre el ex titular del destacamento de Valeria del Mar, Sergio Camaratta, quien se encuentra procesado como partícipe primario en el asesinato de José Luis Cabezas.

En efecto, en la toma, registrada a las 5.30, aparece el ex oficial de policía en el interior de la residencia cuando en los libros de la dependencia en la que prestaba servicios figura su ingreso a las 5, con el propósito de descansar.

La novedad fue confirmada a La Nación por el comisario mayor Víctor Fogelman, jefe de los investigadores encargados de esclarecer el homicidio de Cabezas, quien, además, adelantó que existe una filmación realizada en la estancia Dos Montes en la que aparecen el propietario del establecimiento, Daniel Cibert, acompañado por el periodista Gabriel Michi y el reportero gráfico ultimado el 25 de enero pasado. Esta película habría sido tomada el mismo día en que Cabezas le confesó al dueño de casa que tenía miedo porque estaba investigando a Alfredo Yabrán y su posible vinculación con el narcotráfico.

Declaran Michi y D`Amico

Precisamente hoy, a las 10, Michi y el director de la revista Noticias, Héctor D`Amico, declararán ante el juez José Luis Macchi y los instructores policiales, respectivamente.

Asimismo, ayer se confirmó también que luego de las declaraciones de Cibert y un ex convicto que acusó al empresario, al jefe de su custodia personal, Gregorio Ríos, y al ex informante policial Carlos Alberto Redruello, de estar involucrados en el crimen del fotógrafo y de integrar una banda de narcotraficantes que operaba en la costa atlántica, Macchi giró dichos testimonio al juez federal de Dolores, Miguel Rossi, para que se inicien las investigaciones.

En cuanto a la imagen en la que aparece Camaratta, un allegado a la investigación dijo que "pone en evidencia que el ex policía mintió cuando aseguró que se había ido a dormir a las 5, como quedó registrado en el libro del destacamento de Valeria del Mar".

"Este hombre, que todavía aparece como agarrado de los pelos en el caso -añadió la fuente- deberá explicar esa discrepancia y no dudamos que, más allá de la justificación a la que apele, se profundizarán las sospechas que se tienen de que no fue ajeno a la muerte de José Luis".

En el caso del video de Dos Montes, se supo que fue grabado durante la visita de los periodistas del semanario al establecimiento y que en el mismo aparecen además de los nombrados precedentemente, otros huéspedes de los Cibert. Marcelo Ramón Gómez es el ex convicto que involucró a Yabrán, Ríos y Redruello, alias "El catamarqueño", en el asesinato de Cabezas, a la vez que los acusó de integrar una banda de narcotraficantes que operaba en los balnearios de la costa atlántica.

Un trabajo para Ríos

Este hombre declaró por segunda vez ante el juez Macchi, hace una semana, ocasión en la que explicó que cuando él y Redruello se encontraban detenidos en el penal de Bahía Blanca, a mediados del año último, un individuo que visitaba al "Catamarqueño" les dijo que tenía un trabajo con Ríos, por el cual "debían hacer desaparecer a una persona que estaba molestando a Yabrán y a la policía".

Gómez Balaguer aseguró que el mismo jefe de la custodia del notorio hombre de negocios le mostró una fotografía de Cabezas mientras le decía: "A este tipo hay que hacerlo desaparecer porque está molestando a la gente de arriba".

No obstante, un allegado a Macchi adelantó a La Nación que el magistrado tomó con suma cautela los dichos del testigo, si bien ordenó que el testimonio fuera puesto en manos del juez federal de esta ciudad, Miguel Rossi, y del fiscal Jorge Ismael Mola para que se inicie el expediente.

Gómez Balaguer le dijo al juez que estuvo preso con Redruello en la cárcel de Bahía Blanca. Durante esa estadía asistió a la visita que Yabrán le hizo al "Catamarqueño", a mediados noviembre. Afirmó que conoció al empresario, Redruello y Ríos hace siete u ocho años y que el último le ofreció "hacer de mula para trasladar cocaína desde Bolivia a la Argentina", tarea que aceptó.

Gómez Balaguer explicó que a principios de octubre de 1996, Ríos y José Martínez Espinelli, a quien identificó como socio de Yabrán, le encomendaron "hacer desaparecer al fotógrafo".

En ese conclave, remarcó el testigo, se convino en que Redruello se infiltraría en la banda de Margarita Di Tullio, la que según afirmó, "competía en el negocio de la droga con Yabrán y los nombrados".

Por Oscar E. Balmaceda

Sobreactuación

Edi Zunino, periodista de la revista Noticias, manifestó que "gente del juzgado" de Dolores que investiga el salvaje asesinato del fotógrafo José Luis Cabezas estaría "sobreactuando" los testimonios del estanciero Daniel Cibert para "recuperar el tiempo perdido" y reorientar la causa hacia el empresario Alfredo Yabrán.

"Prefiero pensar así antes de creer que se está preparando una nueva maniobra para mostrar a José Luis, ya no como extorsionando a "Pepita` (Margarita Di Tullio) sino a Alfredo Yabrán", agregó.

Te puede interesar