Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Scioli: "Menem sabe que lo seguiré apoyando"

Domingo 15 de junio de 1997

Frente a lo que será su estreno formal en la política, el precandidato a diputado nacional Daniel Scioli, que hoy se medirá en los comicios internos del PJ porteño con Miguel Angel Toma, tiene la "conciencia tranquila" de haber puesto todo para ganar.

Acostumbrado a dar batalla, el hijo político del presidente Menem aseguró en una entrevista con La Nación, que si hoy no se impone en la puja interna no abandonará su incipiente carrera política.

"El Presidente sabe que no arrugo", dijo Scioli a pocas horas de la elección interna que definirá la lista de los diputados nacionales del PJ porteño con vistas a octubre.

-¿Por qué respaldó a Duhalde?

-Algunos quisieron enfrentarme con el gobernador bonaerense, pero si hoy gano o pierdo es con Toma, no con Duhalde.

-¿La elección interna se convirtió en una puja entre menemistas y duhaldistas?

-Un sector pretendió plantear un enfrentamiento Menem-Duhalde que no existe. No comprenden que el PJ tiene que estar unido, porque las divisiones internas incentivan a la oposición. Además no se dan cuenta que el Presidente y el gobernador, hace mucho tiempo, tiran de la misma soga.

-Pero a usted lo apadrina Menem y la lista de Toma está integrada por duhaldistas...

-Insisto, los que piensan de esa forma dividen al PJ y esto no nos conviene electoralmente, menos en un distrito tradicionalmente adverso como es la Capital. Quiero que el PJ porteño se agrande.

-¿Lo desgastó su primer paso en la política?

-Nada fue fácil en mi vida porque nada se consigue sin esfuerzo. Todo lo que conseguí siempre fue con voluntad, de lo fácil desconfío.

-¿El apoyo del Presidente le complicó la puja interna?

-Menem quiere lo mejor para el país y para el PJ, desde ese lugar hice todo lo que pude para sumar y ganarle al tradicional aparato del PJ porteño, que fueron los responsables del deterioro electoral.

-¿Qué hará si hoy pierde?

-Voy a seguir apoyando a Menem como lo hice siempre. Vine al PJ para quedarme, es una decisión de vida.

-¿Y la política?

-Soy joven para la política y tengo mucho por delante. Menem sabe de mi compromiso, de mi voluntad y de mi capacidad, pero también sabe que no arrugo y que nunca aflojé. Los deportistas estamos preparados para todo, aunque reconozco que nunca tuve tantas ganas de ganar algo como esta elección.

(Entrevistas de Paola Juárez)

Una puja electoral con doble lectura

Dos proyectos políticos se enfrentan.

El justicialismo de la Capital Federal elegirá hoy a sus candidatos a diputados nacionales por el distrito porteño con vista a las elecciones legislativas de octubre, en lo que será una pulseada entre el hijo político del Presidente, Daniel Scioli, y el duhaldista Miguel Angel Toma.

A pesar de que tanto Menem como Eduardo Duhalde intentaron tomar distancia de los comicios porteños, el sello de ambos se reconoce en las dos listas con mayor peso en la elección.

Puertas adentro reinó el optimismo en las filas de Toma, aunque los dirigentes no quisieron confundirlo con triunfalismo. Sin embargo, según pudo saber La Nación, convocaron a las 20.30 en la sede partidaria porteña para los festejos.

La confianza de la lista duhaldista se explica por el respaldo del "sistema". Esta estructura tradicional en el PJ porteño está integrada por el Frente de Unidad (FUP) de Eduardo Rollano, el ruckaufismo (Fernando Maurette), el duhaldismo (Roberto Digón), y el sindicalismo (62 Organizaciones).

En tanto, Scioli tiene el apoyo del menemismo porteño que le dieron la agrupación de Carlos Corach (los libertadores) y el sector del sindicalista Roberto García (17 de Noviembre) y confía en dar una sorpresa.

El oficialismo porteño intentará captar el voto independiente; esto será clave, ya que Scioli, por su incipiente carrera política, no tiene buena llegada en la militancia.

Los duhaldistas, seguros de su estructura partidaria, dudaron que los independientes superen los 10 mil votos (en la última puja interna participaron 8 mil). "Es el Día del Padre y es un fin de semana es largo. Pero esto no cambiará los porcentajes", se consolaron con encuestas favorables a Toma en la mano.

Mal que le pese a Menem y a Duhalde, después de las 18 será difícil despegar al triunfador y al perdedor de su principal referente.

El senador Eduardo Bauzá, secretario general del Partido Justicialista, invitó a Toma, si es que gana, a que salude al presidente Menem. Fracasó.

Idas y vueltas

Aunque algunos quieren quitar el sesgo menemista y duhaldista de la elección, basta recordar que tras el asesinato de José Luis Cabezas, Menem anunció la candidatura de Scioli por sugerencia de la presidenta del PJ porteño, Claudia Bello.

La reacción del sistema no tardó en llegar. Se formó un bloque, liderado por el tándem Toma-Digón, que decidió desafiar los deseos de Menem.

Esta resistencia provocó la intervención del PJ porteño, a cargo del gobernador de La Pampa, Rubén Marín, y la postergación de la elecciones internas, que estaban previstas para el 18 de mayo último.

Ahora Toma o Scioli, depende de los resultados, tendrán que convalidar sendos respaldos con un buen papel en las elecciones de octubre.

El PJ porteño no se recuperó de la última aplastante derrota. De las 13 bancas que están en juego, obtener dos escaños será un casi un triunfo.

Paola Juárez

Toma: "Duhalde es nuestra esperanza"

A pocas horas de los comicios internos del PJ porteño que se realizarán hoy, Miguel Angel Toma, precandidato a diputado nacional, aseguró que hará campaña con Eduardo Duhalde y que pondrá coto a la "cultura menemista".

Hace doce años que es diputado, pero la adrenalina ante una puja interna todavía corre por sus venas. Toma sabe que en política dos más dos nunca es cuatro, sin embargo en una entrevista con La Nación, se mostró ganador y no dudó en tomar distancia del Presidente.

-¿La intervención del PJ porteño lo perjudicó?

-(Irónico) Todas las decisiones de la intervención que impulsó Menem beneficiaron al oficialismo.

-¿Esto lo desgastó?

-Fue la puja interna con más desgaste físico y psicológico; hubo que contrarrestar los enormes recursos de los que dispuso la lista oficialista que encabeza el precandidato de Menem (por Scioli).

-¿Por qué cree que Scioli salió a respaldar a Duhalde?

-No sé lo que pretendió, pero fue una actitud oportunista.

-Pero existe la lista menemista y otra duhaldista que usted encabeza...

-Esto ocurrió más allá de la voluntad de los actos y se instaló en el distrito la puja nacional. Lo importante es la autonomía frente a la manipulación del oficialismo.

-Que su lista se identifique con Duhalde, ¿lo fortaleció?

-Duhalde representa la expectativa y la esperanza de recuperar la preocupación por lo social sin que esto signifique un regreso en el plano económico. Si nuestra lista se identificó con eso, fue positivo.

-¿Podrá reflotar la última y aplastante derrota del PJ?

-En la Capital, en general los votos que obtiene el PJ son equivalentes a la imagen positiva o negativa del Gobierno. Nuestra ventaja es que decidimos ponerle límites a los desbordes que condicionan o imponen candidatos en el distrito.

-Entonces, ¿le conviene tomar distancia del Gobierno?

-Es una cuestión de coherencia; uno no puede ser leal a los principios y no ponerle límites a los desbordes.

-¿Hará campaña con Duhalde?

-La realidad de la zona Sur de la Capital es parecida a la de gran parte del conurbano; este es un buen punto de partida para hacer un campaña con el gobernador.

-¿Será también un punto de partida para enfrentar a Menem?

-Le vamos a poner límites a la "cultura menemista" en el distrito porteño.

Romero analiza la situación de Nazario

Retorno: el gobernador de Salta anticipó su vuelta de Estados Unidos para atender las denuncias de tortura contra el funcionario.

SALTA.- El gobernador Juan Carlos Romero retornó ayer de su viaje a Estados Unidos y de inmediato comenzó a analizar la situación creada por las acusaciones formuladas contra su secretario de Seguridad, comandante (R) Sergio Raúl Nazario, de haber integrado un grupo de tareas durante el último régimen militar.

Por su parte, el diputado provincial Hugo Masaglia (PJ-Capital) reclamó públicamente la renuncia de Nazario, denunciado por el ex gendarme Omar Torres y el ex senador provincial justicialista Julio Aguirre de haber sido uno de los torturadores en el campo de detención clandestino de Vesubio.

Un pasado oscuro

Masaglia, conocido por sus posturas frontales ante situaciones conflictivas, consideró que Nazario, más allá de la veracidad de los cargos señalados, estaba causando daño al justicialismo y que tendría que dar un paso al costado.

Aguirre, en tanto, confirmó a La Nación que puso en conocimiento del gobernador sus acusaciones en una conversación telefónica. El ex senador peronista, quien ocupó además una vicepresidencia en el Senado en la década del 80, afirmó que "no correspende que se le dé a Nazario una salida honorable de renuncia", sino que en su opinión debería ser destituido del cargo.

Romero ayer mantuvo una larga reunión con el ministro de Gobierno, Miguel Angel Torino, quien ya tendría algunas respuestas a los pedidos de informes sobre los antecedentes de Nazario a Gendarmería Nacional y otros organismos sobre los que se mantuvo una hermética reserva.

Amplia repercusión

En tanto, los semanarios que se publican entre el viernes y el sábado en esta capital destinaron amplios espacios a la denuncia recogida por La Nación y a sus repercusiones, anticipando algunos la separación de Nazario, decisión sujeta al entorno de Romero.

Por su parte, el cuestionado secretario de Seguridad continúa en el cargo y, además, asumió la conducción de la emergencia meteorológica, declarada luego que fuertes ráfagas de viento que afectaran el Valle de Lerma entre la noche del jueves y la madrugada del viernes último con daños materiales ,pero no víctimas.

El regreso del gobernador se habría anticipado por el caso Nazario y, pese a los importantes resultados que tuvo su visita por Estados Unidos, no se hizo ninguna convocatoria a los medios de prensa para informar sobre las novedades acontecidas.

Se atribuyó la reserva del regreso a la necesidad de tomarse su tiempo antes de enfrentar los interrogantes periodísticos.

Carlos F. Pastrana

Te puede interesar