Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Una firma de tecnología tomará personal para producir software

EDS contratará 500 nuevos profesionales para atender la demanda del exterior

Viernes 03 de junio de 2005

En 1999, EDS empezó sus operaciones en la Argentina con 400 personas; hoy ya son 1600 y para este año tienen previsto incorporar a 500 nuevos profesionales. La clave del crecimiento es la fuerte demanda del exterior. El negocio se divide en dos: el Business Process Outsourcing (BPO), que es el centro de contactos con sus clientes, y el Solution Center, que desarrolla software y soluciones a la medida de cada empresa.

Para Sandra Yachelini, presidenta y gerente general de EDS en la Argentina y Chile, su negocio es de escala. "Ganar clientes de afuera ayuda para apalancar costos; la actividad externa financia proyectos locales." El año pasado, la filial local (que suma la operación de la Argentina y Chile) facturó 40 millones de dólares. Los ingresos mundiales suman US$ 20.700 millones por año.

EDS se dedica a brindar servicios de tecnología de la información y tercerización de procesos de negocios en áreas de manufactura, servicios financieros, salud, comunicaciones, energía y transporte a las industrias de consumo masivo.

Sandra Yachelini, CEO de EDS en la Argentina y Chile, y Martín Ruiz
Sandra Yachelini, CEO de EDS en la Argentina y Chile, y Martín Ruiz. Foto: Mariana Araujo

La filial local acaba de ser etiquetada como best shore, una categoría interna otorgada a sólo 12 de los 95 centros de servicios mundiales de EDS, posicionándose como la primera filial de la región latinoamericana en obtener tal calificación para atender desde la Argentina cualquiera de los negocios de EDS en el mundo.

Dijo Yachelini, nacida en Rosario, ingeniera, casada y madre de una hija: "Esta distinción no fue sólo gracias a la devaluación. Somos confiables a nivel mundial por la infraestructura que tiene el país, por la calidad de nuestros recursos humanos y por la gestión local".

El BPO agrupa a 450 personas, la inmensa mayoría de ellas estudiantes universitarios que promedian su carrera. "El 70 por ciento de lo que hacemos es prestar servicios al exterior. Atendemos desde demandas de consumidores de productos masivos hasta temas complejos técnicamente. Seguimos siendo muy competitivos, y aunque hay gran demanda de personas que sepan inglés, el portugués también está creciendo mucho", dijo su responsable, Inés Baqué, quien precisó que en promedio los sueldos rondan entre 700 y 1300 pesos mensuales.

Búsquedas

El 10 por ciento de las búsquedas laborales de EDS para este año está relacionada con el call center. El restante 90 por ciento tiene que ver con programadores que manejen los lenguajes más demandados: Java y Cobol DB2, entre ellos, según describe Martín Ruiz, a cargo del Centro de Soluciones, donde se desarrollan software y aplicaciones para determinados procesos, como puede ser una liquidación de sueldos, el control de una línea de producción, el manejo de stocks para la industria del comercio minorista.

-¿Hay suficientes recursos humanos capacitados en tecnología? Las empresas se quejan de que no los encuentran...

-(Ruiz) La crisis interrumpió el proceso de formación de los recursos humanos. Antes las multinacionales formaban su propia gente, la capacitaban y le daban una carrera. Con la crisis, eso se dejó de hacer y ahora hay que volver a formar recursos humanos. Pero en la Argentina hay excelentes universidades; nosotros tenemos convenios con muchas. Lo que es cierto es que hubo un reacomodamiento en el nivel de salarios, debido precisamente a esa carencia. Antes un analista cobraba 2500 pesos, y ahora están entre 3500 y 4000 para empezar a hablar.

-¿Hay posibilidades para la industria argentina de software?

-(Ruiz) Hay una gran oportunidad para que el país se diferencie. Israel es especialista en seguridad informática, Irlanda, en desarrollo de software de gestión; Filipinas en call centers. La Argentina debería serlo en soluciones para el negocio agroindustrial.

-¿Las empresas locales vuelven a invertir en tecnología?

-(Yachelini) El mercado local se está moviendo. La principal demanda está asociada a los servicios que acompañan el cambio de hardware (infraestructura). Las empresas, que con la crisis habían demorado la compra de nuevos equipos, ahora están invirtiendo nuevamente.

-Además de la economía de escala, ¿hay otros beneficios derivados de la venta al exterior?

-(Ruiz) Por supuesto: la estandarización de los sistemas de desarrollo locales permite el testeo y el control de la calidad, se llega a la maduración de un producto más industrializado. La producción de software es como la producción de una línea de autos. Es más fácil producir en serie. La madurez cuesta dinero, pero después abarata costos.

-¿Qué busca una empresa que quiere tercerizar sus sistemas?

-(Yachelini) Depende de cada economía. En Chile, por ejemplo, las empresas buscan procesos y mejores prácticas para ser globales más rápido, porque están en una etapa de expansión. En la Argentina buscan recursos entrenados en metodologías que no tienen entre sus propios recursos.

Alianza mundial

EDS presentó a nivel local la Agility Alliance, junto con varios "pesos pesados" de la industria:Cisco, Dell, EMC, Sun Microsystem, Xerox, SAP, Oracle y Siebel. La asociación promete "dramáticas" rebajas en los costos que pagan las empresas por el manejo de sus sistemas, y ofrece un servicio por el cual los clientes pagarán un abono fijo y luego un cargo variable por la cantidad de información y los datos procesados.

Por Josefina Giglio De la Redacción de LA NACION

Te puede interesar